Comparecencia en el Congreso

El PP pide a Sánchez que deje de escudarse en la guerra: "La inflación no es solo culpa de Putin"

Gamarra no desvela si los conservadores respaldarán el plan económico del Gobierno para mitigar el impacto económico y social de la guerra en Ucrania

Cuca Gamarra, este miércoles, en el debate del Congreso.

Cuca Gamarra, este miércoles, en el debate del Congreso. / EUROPA PRESS / EDUARDO PARRA

2
Se lee en minutos
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +

Cuca Gamarra, coordinadora general del PP y portavoz parlamentaria, se ha bajado de la tribuna del Congreso de los Diputados sin aclarar su voto al "plan nacional de respuesta a la guerra" del Gobierno, que ella ha rebautizado como "plan primavera", porque lo ve "claramente insuficiente". Los conservadores tendrán que votar el real decreto que incluye las medidas lanzadas por la Moncloa en las próximas semanas y será relevante ver la decisión que toma el nuevo líder del partido, Alberto Núñez Feijóo. Por ahora, Gamarra y él se han repartido los papeles. La primera mostró su "máxima disposición a hacerlo", mientras que él fue el duro y denunció que no lo veía, porque Pedro Sánchez no ha incluido una amplia rebaja de impuestos.

En el debate del Congreso de esta mañana para que el jefe del Ejecutivo rinda cuentas de las cumbres internacionales de la semana pasada y de su giro sobre el Sáhara, Gamarra ha señalado que la inflación ya era más elevada que la de los países europeos antes del inicio del conflicto en el este de Europa porque España, a su juicio, llegó a ese momento "con la economía más frágil y vulnerable de la Unión Europea". "La inflación no es solo culpa de [Vladimir] Putin. La política interna también influye", ha sostenido. Según la portavoz parlamentaria del PP la crisis ha sorprendido a España con el "peor Gobierno posible en el peor momento posible" y el país tendrá que esperar a la llegada de su partido al Gobierno para "arreglar" los "destrozos" de los socialistas.

La pandemia, el volcán

Noticias relacionadas

El PP lleva meses reclamando una bajada de impuestos generalizada para superar la crisis económica y social que ha agravado la invasión de Ucrania, pero Sánchez se resiste. De hecho, afea al jefe del Ejecutivo que él mismo dejara firmado que lo haría en la declaración final de la Conferencia de Presidentes que se celebró en La Palma y no haya cumplido.

Sánchez ha repetido estos días la ristra de infortunios que ha enlazado en la Moncloa (la pandemia, 'Filomena', el volcán, la guerra lanzada por Vladimir Putin) para pedir "unidad" a la oposición y, en concreto, al PP. Este miércoles de nuevo, ha vuelto: "¿Qué más tiene que ocurrir para responder unidos? Europa lo ha entendido; España debe entenderlo. Y el Gobierno se volcará en lograrlo". Para Gamarra, en cambio, le ha recordado su compromiso de La Palma para aprobar reformas fiscales y, parafraseándole, le ha devuelto la pregunta: "¿Qué más tiene que ocurrir para que usted cumpla su palabra?".