Mayoría absoluta

El Gobierno se asegura la reforma laboral con el 'sí' del PDECat y de UPN

Bel defiende que ve aspectos "positivos" en la norma y tacha de irresponsable no apoyarla por la inestabilidad que se generaría

El Ejecutivo ata el apoyo de 176 diputados frente a los 173 que votarán en contra, entre los que están los de ERC, PNV y EH Bildu

El portavoz del PDeCat en el Congreso, Ferran Bel

El portavoz del PDeCat en el Congreso, Ferran Bel / Javier Lizón / EFE

3
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

El PDECat y UPN votarán a favor de la reforma laboral. A escasas horas de que el Congreso debata el pacto alcanzado entre patronal y sindicatos, el Gobierno ha logrado atar los cuatro 'síes' posconvergentes y los dos navarros, afianzando 176 apoyos, frente a los 173 votos que tiene en contra. Mayoría absoluta, por tanto. El respaldo de ambas formaciones, que ya se esperaba en el Ejecutivo, permitirá la aprobación de la norma con el visto bueno de Ciudadanos y otros partidos minoritarios.

Prácticamente en el tiempo de descuento, los dos partidos se han decantado por apoyar la reforma laboral. Los primeros en pronunciarse esta tarde han sido los posconvergentes que, tras una reunión de su Ejecutiva, dejaban en manos de su grupo parlamentario la decisión final. "La propuesta que tenemos encima de la mesa es una propuesta que incorporaba nuestro programa electoral: modificar la reforma laboral del 2012 a partir del diálogo con los interlocutores sociales. (...) Esto es un elemento capital, significativo", ha dicho el portavoz del PDECat en el Congreso, Ferran Bel. Aunque ha afirmado que no está de acuerdo con toda la norma, ha señalado que ve "positivos" muchos de los aspectos que se modifican, como la prevalencia del convenio sectorial frente al de las empresas o la ultraactividad de los convenios.

Además, ha reivindicado que hay muchos otros aspectos de la reforma que aprobó el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012 que permanecerán vigentes y con los que están de acuerdo, como ya expresaron aquel año al respaldar la norma en el Congreso. "Aquella reforma del 2012 no ha sido tan perversa como algunos han intentado hacer creer a lo largo de los últimos años", ha apuntado. 

Sus razones

"La única formación que votó la anterior reforma laboral y votará la actual reforma laboral somos nosotros y el único diputado que votó y votará seré yo y me siento coherente, lo que no se puede comprender es la posición absolutamente demagógica del PP, irresponsable de un partido que pretende gobernar", ha aducido Bel.

En este sentido, ha denunciado que la no aprobación de la reforma laboral sería "un golpe mortal al diálogo social, sin precedentes"; una "inestabilidad absoluta en el mercado laboral en pleno proceso de recuperación económica"; y el "incumplimiento de los compromisos del conjunto del Estado español en el marco de la UE y consecuentemente paralizaría la entrega de fondos europeos". Tras argumentar concienzudamente el sentido de su voto, Bel ha apuntado que "confía" en que este jueves la reforma laboral salga adelante.

Responsabilidad

El presidente de UPN, Javier Esparza, también ha asegurado que dará su 'sí' a la reforma por "convencimiento" y por "responsabilidad de estado". "Lo cómodo era votar 'no'. Pero lo imprescindible para traer prosperidad es votar 'sí'", ha sentenciado en rueda de prensa, antes de señalar que "si esta reforma no se aprueba, pierde España". Un mensaje muy similar al que ha lanzado Bel. Además, en la misma línea, ha insistido en que la UE "puso como condición para que llegaran una parte de los fondos aprobar esta reforma y hacerlo de forma pactada con la patronal y los sindicatos", que han llegado a un acuerdo "de mínimos pero suficiente para mejorar la empleabilidad y la de nuestro mercado de trabajo", ha añadido.

Noticias relacionadas

"Sin el apoyo de UPN, no se aprobaría, y pondríamos en riesgo la llegada de los fondos de la Unión Europea, que nos tienen que servir para hacer frente a la recuperación económica, y tiraríamos por la borda un acuerdo histórico entre los sindicatos más representativos de este país y la patronal", ha concluído.

Los últimos apoyos

Tras más de un mes de negociaciones y con el rechazo de ERC, PNV y EH Bildu sobre la mesa, el Gobierno de coalición parece haber encontrado una mayoría alternativa. Ante las exigencias de los socios habituales del Ejecutivo, Ciudadanos, PDECat, Más País, UPN, Compromís, Teruel Existe, PRC, Coalición Canaria, y Nueva Canarias, darán su 'sí' al real decreto que aprobó el Consejo de Ministros el 28 de diciembre sin introducir ningún cambio.