Convivencia lingüística en Catalunya

El Ministerio del Interior investigará el acoso a la familia de Canet que pidió el 25% de clases en castellano

El 'conseller' Cambray critica que el TSJC obligue directamente a los centros a aplicar la cuota lingüística

Marlaska dice las amenazas a la convivencia en Catalunya serán investigadas.

2
Se lee en minutos

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha dicho este jueves que toda amenaza a la convivencia en Catalunya se investigará y ha pedido tener confianza en las fuerzas de seguridad y el poder judicial. "Las cuestiones son claras: toda posible amenaza en acontecimientos graves para la convivencia, más cuando estamos hablando en esos términos, será investigada en su caso, y tengamos confianza en la investigación tanto de las fuerzas de seguridad como del poder judicial", ha indicado el ministro a su llegada a un Consejo de titulares europeos de Interior. "Lo importante es garantizar la convivencia en términos de seguridad para el conjunto de ciudadanos", ha añadido.

La asociación Hablamos español ha presentado una denuncia ante la Fiscalía Superior de Justicia de Catalunya contra los autores de diversos mensajes de Twitter dirigidos a la familia que consiguió que un juez les reconociera el derecho a un 25% de enseñanza en castellano en la escuela. Entre los mensajes publicados destaca, según los denunciantes, "uno de la cuenta de Twitter de un varón, al parecer, exprofesor del Grado de Turismo de la UAB: 'Me apunto a apedrear la casa de este niño. Que se vayan fuera de Cataluña. No queremos supremacistas castellanos que nos odian'".

El conseller, en Turó del Drac

Por su parte, el conseller de Educación de la Generalitat, Josep Gonzàlez-Cambray, ha criticado que el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) obligue directamente a las direcciones de los centros educativos a aplicar un 25% de castellano en los casos que así resuelva, y, así, "impida" que sea su departamento quien gestione la respuesta a dichas sentencias. Lo ha dicho este jueves en declaraciones a periodistas tras reunirse con la dirección de la escuela Turó del Drac de Canet de Mar (Barcelona), que recibió una medida cautelar en este sentido la semana pasada tras la denuncia de una familia de P5.

Gonzàlez-Cambray lamenta que un juez tome decisiones pedagógicas al hilo del caso de la escuela de Canet. En la foto, González-Cambray con la alcaldesa de Canet de Mar, Blanca Arbell, a su salida de la escuela Turó del Drac. / FOTO Y VÍDEO: ACN / JORDI PUJOLAR

Gonzàlez-Cambray ha explicado que ha querido dar asesoramiento, acompañamiento y atención a la dirección de dicho centro para que tenga "todas las herramientas para ver cómo aplica estas medidas cautelares".

Precisamente, el centro en cuestión ha aparecido con pintadas este jueves, coincidiendo con la visita de Gonzàlez-Cambray.

Illa, contra las amenazas

Noticias relacionadas

El líder del PSC, Salvador Illa, también se ha pronunciado sobre la situación en el colegio de Canet. Lo ha hecho para condenar "sin matices" las amenazas que ha recibido la familia, y para subrayar que "las resoluciones judiciales deben cumplirse", y que "defender el catalán atacando al castellano es un grave error".

Illa también ha recordado en TVE que el PSC -un partido que apostó desde el principio por la inmersión lingüística- defiende "un sistema en el que el catalán sea la lengua vehicular y se garatice que el alumnado, al finalizar la educación obligatoria, domine ambas lenguas". "No se debe politizar la lengua ni la educación. Quien esté por inflamar, nos encontrará enfrente", ha añadido el líder socialista.