Reunión en el Parlament

Primer paso hacia un pacto de PSC, ERC y JxCat para renovar la CCMA

Los partidos mayoritarios inauguran los encuentros para llegar a un acuerdo antes de final de año

Vicent Sanchis, director de TV-3, y Núria Llorach, presidenta de la CCMA.

Vicent Sanchis, director de TV-3, y Núria Llorach, presidenta de la CCMA.

3
Se lee en minutos
Daniel G. Sastre
Daniel G. Sastre

Periodista

Especialista en política catalana y española

Escribe desde Barcelona

ver +

El PSC, ERC y JxCat han dado este miércoles un paso importante hacia el desbloqueo de los nombramientos de 112 altos cargos de la administración catalana pendientes de renovar desde hace varios años. Representantes de los tres partidos han mantenido una reunión en el Parlament, que se ha alargado durante más de una hora y que se ha desarrollado en un ambiente cordial, y que ha servido para iniciar el camino que puede llevar a un pacto para regenerar, por ejemplo, la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA). Fuentes de la negociación son moderadamente optimistas con respecto al objetivo de cerrar un acuerdo antes de final de año.

El encuentro es el primero que mantienen esos partidos para renovar instituciones muy emblemáticas del autogobierno catalán. Se ha hablado de los siete consejeros de la CCMA, de la que dependen medios públicos como TV-3 y Catalunya Ràdio, y cuyo consejo de gobierno, presidido por Núria Llorach, debía haberse renovado en 2016. Pero también del Síndic de Greuges, el defensor del pueblo catalán, cuyo inquilino, Rafael Ribó, tendría que haber sido sustituido en 2019. O de los seis miembros del Consell de l'Audiovisual de Catalunya, algunos con el mandato caducado desde 2015. También de la Sindicatura de Comptes (siete componentes) y del Consell de Garanties Estatutàries, que tiene a miembros pendientes de renovar desde hace seis años.

Las fuentes consultadas prevén que sean estos dos últimos entes los que presenten menos dificultades a la hora de llegar a un pacto, porque los perfiles de sus componentes son más técnicos. Precisamente es lo que quieren todos los partidos también para el nuevo Síndic de Greuges: que sea un nombre de consenso y más bien del ámbito académico. O que, al menos, no haya estado tan significado políticamente como Ribó, que estuvo al frente de ICV durante más de una década antes de acceder, hace más de 17 años, a su cargo actual.

Contra un cambio "cosmético"

Los socialistas llevan semanas insistiendo en que la renovación de estos organismos no puede ser "cosmética". Por ejemplo, en el caso de la CCMA, tratarán de impedir que se limiten a un simple cambio de nombres, y que se acompañe de una nueva hoja de ruta para TV-3 y para Catalunya Ràdio. El PSC ya presentó hace unos meses un plan propio para "sacar de la decadencia" a la televisión pública.

PSC, ERC y JxCat están condenados a entenderse si quieren cumplir con el mandato de renovar esas cinco instituciones, porque el Parlament debe validar a los nuevos miembros por una mayoría de dos tercios. Cualquier desacuerdo de uno de los tres grandes partidos bloquearía de nuevo la situación. Las formaciones se han comprometido a seguir reuniéndose en los próximos días, y a mantener la discreción en cuanto a los nombres propuestos.

Noticias relacionadas

Pero, además de esas cinco grandes instituciones, existen muchas otras cuyos integrantes dependen de una designación parlamentaria y que también llevan meses o años pendientes de renovación, y que suman más de un centenar de cargos. Fuentes de la negociación han asegurado que PSC, ERC y JxCat están de acuerdo en "cerrar todo el pack", aunque dan por hecho que en estos organismos menos emblemáticos se podría contar también con la participación de otras formaciones del Parlament.

En el encuentro de este miércoles han participado los dos portavoces del PSC en el Parlament, Raúl Moreno y Alícia Romero; el presidente del grupo y la portavoz de ERC, Josep Maria Jové y Marta Vilalta, y el presidente del grupo de JxCat y su portavoz, Albert Batet y Mònica Sales.