Será nombrado este martes por el Consejo de Ministros

Sánchez ficha a Antonio Hernando para la Moncloa y completa el círculo de la unidad

  • El exportavoz socialista es recuperado por el líder como director adjunto de su Gabinete, puesto que deja Llanos Castellanos para centrarse en Ferraz

  • El hoy presidente y el dirigente madrileño rompieron tras la debacle de 2016. Su fichaje es otra señal más del cierre de las heridas del pasado

  • También deja la Delegación del Gobierno de Castilla y León Javier Izquierdo para centrarse en la Secretaría de Acción Electoral de la ejecutiva

Pedro Sánchez, Óscar López y Antonio Hernando, el 23 de abril de 2010, en la fiesta de Villalar de los Comuneros. En aquel momento, López era el líder socialista en Castilla y León, y presentaba su proyecto para la comunidad, ’Puro cambio’. Los tres eran amigos y habían sido compañeros en Ferraz. El hoy presidente del Gobierno tiene a López como su jefe de Gabinete y a Hernando, como nuevo director adjunto de Gabinete.

Pedro Sánchez, Óscar López y Antonio Hernando, el 23 de abril de 2010, en la fiesta de Villalar de los Comuneros. En aquel momento, López era el líder socialista en Castilla y León, y presentaba su proyecto para la comunidad, ’Puro cambio’. Los tres eran amigos y habían sido compañeros en Ferraz. El hoy presidente del Gobierno tiene a López como su jefe de Gabinete y a Hernando, como nuevo director adjunto de Gabinete. / PSOE / INMA MESA

7
Se lee en minutos
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

El pasado verano, cuando Pedro Sánchez revolucionó el Gobierno, cambió el chasis del poder y fichó a Óscar López para dirigir su Gabinete en la Moncloa, en sustitución de Iván Redondo, corría un comentario, medio en broma, medio en serio. Faltaba apenas Antonio Hernando para completar el círculo. No sucedió entonces. Ahora sí. El presidente suma al exportavoz socialista en el Congreso para su proyecto y lo incorpora a su Gabinete. Justo como número dos de López.

El hueco lo ha abierto el rediseño de la ejecutiva, apoyado ayer domingo por el 94,94% de los delegados en el cierre del 40º Congreso Federal del PSOE. El secretario general eligió a Llanos Castellanos, exconsejera castellanomanchega, exdiputada autonómica en Madrid y expresidenta de Patrimonio Nacional, como secretaria de Justicia, Relaciones Institucionales y Función Pública de la nueva dirección socialista. Una de las áreas de mayor peso y para la que el líder quiere dedicación exclusiva. Esa convicción la dejaba fuera del Gobierno. Porque desde julio de 2021 ella era la directora adjunta de Gabinete. Es decir, la segunda de López en la Moncloa.

Antonio Hernando viene a ocupar ese espacio. Será, pues, el director adjunto de Gabinete, tal y como adelantó este lunes 'elDiario.es' y confirmó Sánchez en una entrevista en 'Hoy por hoy' (Cadena SER). De hecho, el Consejo de Ministros lo nombrará mañana martes. "Es un gran político y debemos tener a los mejores. Es reconocer las capacidades de cada uno", justificó el presidente. El líder socialista subrayó de Hernando que es un dirigente "con capacidad", como lo son, siguió, Patxi López —que sigue en su dirección—, Guillermo Fernández Vara, que asciende y tiene silla propia en la cúpula del partido, o como lo fueron los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. Sánchez se siente "muy orgulloso" de lo conseguido en estos seis años, con los "errores" que haya podido cometer, repitió, pues ha permitido el resurgir de la socialdemocracia.

"Es un gran político y debemos tener a los mejores. Es reconocer las capacidades de cada uno", justifica Sánchez en la SER

Sánchez, López y Hernando trabajaron juntos en Ferraz cuando Zapatero era secretario general. Eran los hombres de Pepe Blanco en el aparato federal. Aquella etapa les unió en lo político y en lo personal. Después, López se convirtió en el secretario de Organización de Alfredo Pérez Rubalcaba (2012-2014). Cuando este dimitió tras la debacle en las europeas de 2014, en las que eclosionó Podemos, Sánchez aterrizó en el liderazgo del PSOE y nombró a Hernando como su portavoz parlamentario.

Sale de Acento

Hernando, discípulo de Rubalcaba y hábil estratega y comunicador, fue quien pilotó las negociaciones de investidura tras las elecciones de diciembre de 2015. Cerró el acuerdo insuficiente con Ciudadanos pero no con Unidas Podemos (entonces, Unidos Podemos), y España se condujo a la repetición electoral el 26 de junio de 2016. El PSOE firmó el peor resultado de su historia. El líder mantuvo a su lado a Hernando y a Óscar López —entonces portavoz en el Senado—, pero el desastre de las vascas y gallegas de septiembre de ese año precipitó su final. El trágico comité federal del 1 de octubre provocó el divorcio de los tres dirigentes. Hernando fue revalidado como portavoz parlamentario por la gestora y López dirigió la campaña del exlendakari Patxi López en las primarias, doble gesto que los sanchistas interpretaron como una traición al defenestrado secretario general.

Hernando pilotó las fallidas negociaciones de investidura de 2016 y luego continuó como portavoz con la gestora. Dimitió cuando Sánchez venció en primarias

Pero Sánchez ganó la contienda interna de manera incontestable. El 21 de mayo, cuando las urnas de los militantes certificaron la victoria del madrileño, Hernando presentó su dimisión como portavoz y pasó a ser diputado raso. No repitió en las generales de 2019 y fue fichado por Blanco como director general de su consultora Acento Public Affairs. Es ahora cuando Sánchez lo repesca para su núcleo duro en la Moncloa. Una operación congruente con los movimientos impulsados el pasado verano, cuando remodeló su Ejecutivo y fichó a ministros sin importar su mochila orgánica (Isabel Rodríguez, Diana Morant o Pilar Alegría habían apoyado a Susana Díaz) y aupó a Óscar López como sustituto de Iván Redondo.

El secretario general del PSOE y hoy presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, felicita al entonces portavoz socialista, Antonio Hernando, tras una intervención en el Congreso, el 19 de febrero de 2015.

/ JUAN MANUEL PRATS

Si algo certificó el 40º Congreso Federal, cerrado ayer en València, fue la "unidad" de la familia socialista. Como no se había visto nunca antes, según advertían incluso los más veteranos y los que llevaban muchos cónclaves a sus espaldas, como el 'president' valenciano, Ximo Puig. Ahora, el círculo se cierra con la incorporación de Antonio Hernando, un dirigente imprescindible en la primera etapa de Sánchez en el poder y que ahora vuelve a los fogones. Su llegada supone la superación definitiva de la fractura hasta emocional y personal que supuso el comité federal de 2016 y aumenta ahora el peso político de la Moncloa y también la conexión con el partido. Los dos, López y Hernando son pata negra del PSOE. Como tuiteó este lunes la compañía, el nuevo director adjunto de Gabinete cesado el viernes de todos sus cargos en Acento, incluyendo el de administrador, y dejó de tener la condición de socio.

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la primera reunión de la nueva comisión ejecutiva federal del partido, este 18 de octubre de 2021 en Ferraz.

/ DAVID CASTRO

"Hay que renovar proyectos"

No solo Llanos Castellanos dejará su cargo en el Ejecutivo. También lo hará Javier Izquierdo. Él será cesado mañana martes, en el Consejo de Ministros, como delegado del Gobierno en Castilla y León. Se volcará en su nuevo cometido en la cúpula, en una cartera básica para afrontar esta etapa previa a los comicios de 2022 y 2023: la Secretaría de Estrategia y Acción Electoral. Por el momento, no hay previstos más relevos. Izquierdo será sustituido por la soriana Virginia Barcones, vicesecretaria general del PSOE de Castilla y León, que ya fue delegada del Gobierno en la comunidad, entre 2018 y 2019. Ella era ahora viceportavoz del partido en las Cortes regionales, pero ahora tendrá que abandonar su escaño.

Sánchez a sus compañeros, en la primera reunión de la dirección, que lleven a los territorios "el buen trabajo del Gobierno", y que comuniquen "bien" su labor

Este lunes, a las 9.30, se reunió por primera vez la nueva ejecutiva socialista, avalada este domingo por un 94,94% de los votos de los delegados. Tras ella, compareció el nuevo portavoz, el andaluz Felipe Sicilia. El dirigente elogió la labor de Hernando: hizo un "magnífico trabajo" durante su etapa en Ferraz y en el Congreso y la dirección está satisfecha con su vuelta a casa.

Sánchez también se refirió en la SER a los profundos cambios en la dirección. Salió de ella Carmen Calvo, secretaria de Igualdad y exvicepresidenta primera del Gobierno. "Ella sale y otros muchos. ¿Qué voy a decir de ella? Es una amiga, me acompañó en los momentos en los que poca gente dentro del partido creía en mí, pero hay que renovar proyectos, porque estamos viviendo una pandemia [...]. Hay semanas que valen por meses y meses que valen por años, y el nivel de exigencia que hemos tenido ha hecho necesario que en esta nueva etapa necesite de nuevos equipos y de renovación generacional en el Gobierno y en la ejecutiva". A todos los dirigentes salientes les expresó de nuevo su "gratitud".

Noticias relacionadas

El secretario general, en la primera cita de la nueva dirección, pidió a sus compañeros que lleven a los territorios "el buen trabajo del Gobierno", y que comuniquen "bien" su labor, y también que escuchen las demandas y las necesidades de los ciudadanos. En definitiva, que pisen calle.

Distintos miembros de la nueva dirección, consultados por este diario, insistieron en que la cita de este lunes fue puramente "protocolaria", para conocerse, comentar el 40º Congreso, hablar del reparto de despachos en la sede y la organización de la casa... "Nos puso deberes: patear el territorio, explicar el proyecto socialdemócrata a través de las políticas que está llevando acabo el Gobierno y trabajar cada uno desde nuestro ámbito en colaboración con los demás para encarar con éxito el nuevo ciclo electoral que tenemos por delante", indica una responsable.