Violencia machista

Catalunya garantiza una respuesta inmediata ante los feminicidios

  • La Generalitat despliega una red de coordinación entre todas las administraciones con el uso de aplicaciones de mensajería

  • Un Servicio de Intervención en Crisis coordinará la atención al entorno de las víctimas y a las supervivientes

Tània Verge.

Tània Verge. / ACN / LAURA BUSQUETS

4
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad de Cs, PP, Vox y CUP

Escribe desde Barcelona

ver +

En los últimos tres años se han producido 45 feminicidios en Catalunya, 13 de ellos en lo que llevamos de 2021. Ante estos datos, la Generalitat se propone atajar esta lacra, asumiendo parte de "responsabilidad de los poderes públicos”, con el lanzamiento de un nuevo protocolo que implica a todas las administraciones catalanas para fijar los pasos a seguir de forma coordinada desde el momento en el que se activa la alerta por feminicidio.

La comisión nacional para una intervención coordinada contra la violencia machista ha aprobado este miércoles el documento, que ha avanzado El PERIÓDICO, para avanzar en la erradicación de la “violencia institucional” que impacta en este tipo de violencia machista.

El objetivo es unificar criterios y mejorar la coordinación entre administraciones para iniciar procesos de acompañamiento, investigación y sanción de “los asesinatos y homicidios de las mujeres por razón de género, las inducciones al suicidio y los suicidios como consecuencia de la presión y la violencia ejercida hacia la mujer”. Asimismo, se avanza una guía para la tentativa de feminicidio o los feminicidios vinculados, aquellos que tienen que ver con la muerte de una persona cercana a una mujer en situación de violencia machista para castigarla, como pueden ser los hijos –violencia vicaria- o las parejas o parientes; y se incluye el término feminicidio en la legislación catalana, pese a que no queda recogido así en el derecho penal, que castiga de forma agravada los homicidios sin usar esta expresión. 

Las actuaciones

Según el protocolo, fruto de un trabajo interdepartamental entre Igualtat, Justícia, Interior, Salut, Educació y Drets Socials; el abordaje del feminicidio se desarrolla en tres fases: la primera, de emergencia (las primeras 72 horas); la segunda, de intervención integral (después de las 72 horas); y la tercera, de balance, en un mes. 

En cuanto los Mossos d’Esquadra reciben y constatan una alerta por feminicidio, Interior lo comunica a la Conselleria de Igualdad y Feminismos a través de correo electrónico o de llamada directa. Entonces se crea un grupo operativo con un canal de Signal con las personas involucradas y otro canal de Teams específico para coordinar el operativo, con el visto bueno previo de la Judicatura y, si es necesario, de la fiscalía para que se ajuste al secreto que establece a ley de enjuiciamiento criminal.

Después se establece el contacto con los referentes locales –las direcciones territoriales- para disponer de información del caso y se ofrece la activación del Servicio de Intervención de Crisis para una atención psicológica para la superviviente o su entorno con personal especializado con un desplazamiento "inmediato" (menos de tres horas) o "urgente" (como máximo ocho horas) desde la alerta. El SIC puede ser activado a través de los Mossos d'Esquadra, de la delegación territorial del Departament de Igualtat o de la línea telefónica 900 900 120.

En el caso de que haya niños involucrados se acude a la DGAIA y, de haber personas dependientes, a Servicios Sociales. Si afecta al ámbito educativo, se pone en marcha una red de servicios para acompañar a los afectados y para formar a los profesores. Para todo ello, se dispone de una persona referente para los familiares para generar un vínculo de forma continuada. La Dirección General para la erradicación de las violencias machistas comunica después al Observatorio para la Igualdad de Género la ficha para actualizar datos y traslada a la línea telefónica el caso, por si recibe alertas sobre este asunto.

En cuanto a la comunicación institucional, en cuanto se confirma el caso, Igualtat lo hace público en las redes sociales expresando el pésame y recordando las herramientas que las mujeres tienen a su disposición. Y, posteriormente, se convoca un acto de rechazo a los hechos con un minuto de silencio en el municipio con representación de la Generalitat, preferiblemente a las 12 horas del mediodía o al día siguiente si no hay un margen de tres horas para convocarlo.

Atención integral

En una segunda fase, se impulsan las intervenciones centradas en los procesos de recuperación y reparación de las víctimas y su entorno, en la que se involucran todos los servicios del territorio, especialmente en el ente local en el que sucedieron los hechos. 

Noticias relacionadas

En este punto se establecen mecanismos para garantizar la atención psicológica, el asesoramiento y la orientación jurídica, el acompañamiento en las gestiones de repatriación del cadáver si se requiere, el seguimiento de los trámites para la personación del ayuntamiento y la Generalitat como acusación popular en el proceso penal o la petición de indemnizaciones económicas, como forma de reparación del daño causado. En cuanto a los profesionales que intervienen de forma directa, también tendrán a su disposición apoyo psicológico y cursos y formación.

La última fase consiste en una revisión de la aplicación del protocolo y en la convocatoria del grupo de trabajo de feminicidios para evaluar su impacto. Las tentativas de feminicidio siguen el mismo curso, pero se atiende especialmente al peligro que corre la mujer.