Intervención en el Parlament del diputado soberanista

Canadell (Junts) fija la independencia para esta legislatura y pide ya negociar activos y pasivos

  • Pone a Irlanda como modelo de política fiscal para un hipotético Estado catalán

El presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Joan Canadell.

El presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Joan Canadell. / Marta Pérez

1
Se lee en minutos
Fidel Masreal
Fidel Masreal

Periodista

ver +

En una intervención en el pleno del Parlament, el diputado de Junts per Catalunya (JxCat) y expresidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Joan Canadell, ha pronosticado que la independencia de Catalunya llegará "a dos, tres, cuatro años vista", por lo que ha emplazado al Govern a "preparar la negociación de activos y pasivos porque todos los procesos de independencia acaban en una negociación" de este tipo.

Canadell se ha felicitado de que el 'president' Pere Aragonès haya afirmado que "ha venido a culminar la independencia" por lo que ha afirmado que en JxCat están "contentos de acompañarlo" y "esto significa que a dos, tres, cuatro años tener un Estado independiente".

¿Fiscalidad como Irlanda?

Por ello ha emplazado al Govern a preparar "la negociación de activos y pasivos" con el Estado. En el pasivo, según el parlamentario, se debería incorporar el déficit fiscal acumulado y la deuda histórica en infraestructuras "y que el día que nos separemos nos tendrá que pagar". También ha emplazado al 'conseller' de Economía, Jaume Giró, a preparar un presupuesto catalán "alternativo" de una Catalunya sin déficit fiscal.

Noticias relacionadas

Canadell también ha invitado a pensar en qué impuestos tendría una Catalunya independiente y ha sugerido que podría actuar como Irlanda -acusado de competencia desleal, en la UE-, reduciendo el impuesto de sociedades dado que Irlanda lo ha practicado "y le ha ido muy bien".

En su intervención, el 'conseller' Giró ha eludido referirse ni a plazos para lograr la independencia, ni a la negociación de activos ni pasivos ni tampoco a la referencia a Irlanda como posible modelo de fiscalidad para una Catalunya independiente.