Debate de política general

El diálogo, el aeropuerto y los Juegos de Invierno rompen los dos grandes bloques del Parlament

Aragonès e Illa durante el debate de política general en el Parlament.

Aragonès e Illa durante el debate de política general en el Parlament. / Enric Fontcuberta (EFE)

3
Se lee en minutos
Fidel Masreal
Fidel Masreal

Periodista

ver +
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad de Cs, PP, Vox y CUP

Escribe desde Barcelona

ver +
Xabi Barrena
Xabi Barrena

Periodista

Especialista en información sobre el Govern de Catalunya, de ERC y en el seguimiento de la actualidad del Parlament.

Escribe desde Barcelona

ver +

La votación de las resoluciones que ponen fin al debate de política general y encarrilan los planes para este curso político evidenció este jueves alianzas más allá de los bloques. Los socios en el Govern se conjuraron en las propuestas que incumben a su plan de Govern, pero chocaron en iniciativas como la ampliación del aeropuerto y en la mesa de diálogo. PSC y Junts coincidieron en el blindaje del acuerdo inicial para la reforma del aeródromo, y los socialistas y republicanos se encontraron en asuntos como el deshielo entre gobiernos o la renovación de cargos. La triple derecha también se exhibió junta en el hemiciclo, sobre todo, en cuestiones como la defensa de la justicia.

Diálogo

El Parlament avaló la propuesta de los ‘comuns’ -con los votos favorables de ERC y el PSC con el 'no' de Junts y la CUP- que la mesa de diálogo entre el Estado y la Generalitat se ciña a delegaciones “de gobierno a gobierno”. Los socios sí pactaron su propuesta para solucionar el conflicto –referéndum y amnistía– instando al Estado a "poner fin a la represión", al tiempo que cuestionaron la justicia española y mostraron su confianza en la vía europea.

Referéndum

Los socios en el Govern lograron sacar adelante una propuesta de resolución que defiende que sólo un referéndum "acordado" con el Estado "puede sustituir el mandato político del 1-O" y que apuesta por la amnistía como solución al conflicto político. En el redactado, también quedó claro que el independentismo seguirá trabajando "con fortaleza" por "un nuevo embate democrático", pero sin fijar plazos. ERC y Junts, en cambio, hicieron decaer, con una abstención y un voto en contra, respectivamente, la propuesta de la CUP para la celebración de una consulta en esta legislatura.

Ampliación del aeropuerto

Una de las discrepancias más severas entre socios de Govern, que propició incluso que ERC hablara de “sociovergencia” y denunciara falta de lealtad, fue el texto pactado por Junts con el PSC a favor de la ampliación del aeropuerto. Un texto que pide recuperar el acuerdo entre la Generalitat y el Gobierno y atender al “máximo respeto a la biodiversidad”, pero no explicita la defensa íntegra del espacio protegido de La Ricarda y tampoco exige el traspaso de titularidad y gestión a la Generalitat, sino que se limita a “concretar” su participación. Curiosamente, también prosperó una resolución de Ciudadanos a favor de la ampliación. 

En cambio la propuesta de los ‘comuns’ que explicitaba el rechazo al “proyecto inicial” de AENA no prosperó, pese a que ERC se puso de su lado y Junts, en contra. La CUP exigía también la retirada del proyecto “en cualquiera de las derivadas que comparte planes de crecimiento de la aviación” pero solo los ‘comuns’ la respaldaron.

Juegos Olímpicos de Invierno

El PSC sacó adelante con el apoyo de Junts la propuesta para impulsar la candidatura de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Invierno para el 2030 "con el liderazgo de la Generalitat". El rechazo a la iniciativa expresado por la CUP de retirar la candidatura, no contó con apoyos suficientes, solo contó con el ‘sí’ de los ‘comuns’. Los morados propusieron un referéndum en todos los municipios y territorios que puedan ser sede o subsede olímpica y, pese a que contaron con ERC, no lograron sacar adelante la iniciativa.

Noticias relacionadas

Renovación de cargos

Junts, ERC y la CUP sí se pusieron de acuerdo en votar conjuntamente una propuesta para, antes de finalizar el año, “desbloquear” los nombramientos de las instituciones pendientes de renovación de sus cargos: el Síndic de Greuges, la Sindicatura de Comptes, los medios públicos de comunicación, el Consell de l’Audiovisual y el Consell de Garanties Estatutàries, así como de promocionar a mujeres para llegar “como mínimo” a una paridad del 50%. 

Sin distinciones al rey emérito

La CUP logró aprobar que el Govern retire las distinciones honoríficas al rey emérito Juan Carlos I de los edificios de la Generalitat, por entender que su actuación "es incompatible con la ética y la democracia". La propuesta contó con los votos favorables de ERC, JxCat, CUP y ‘comuns’ y los contrarios del resto de grupos.