Reconocimiento nacional

Los 'comuns' piden buscar una "formula imaginativa" para el encaje de Catalunya

  • El portavoz morado David Cid se ofrece a mediar para acelerar los traspasos en la Comisión Bilateral

Los ’comuns’ piden buscar una fórmula imaginativa de reconocimiento nacional. Así lo explica David Cid, el portavoz de En Comu Podem en el Parlamento. / EFE / MARTA PÉRES / VÍDEO: EFE

3
Se lee en minutos
EFE

El portavoz de En Comú Podem en el Parlament, David Cid, ha asegurado que una de la claves para desbloquear el conflicto catalán en la mesa de diálogo pasará por buscar una "fórmula imaginativa" de "reconocimiento de Catalunya como nación dentro de un Estado plurinacional". En una entrevista con Efe, Cid ha explicado que la líder de los 'comuns' en el Parlament, Jéssica Albiach, y la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, consensuarán la hoja de ruta de Unidas Podemos de cara a la mesa de diálogo, unos ejes entre los que prevé que figure una reforma de la financiación autonómica para que "como mínimo" sea proporcional a la población de cada territorio.

"Estamos trabajando en las propuestas que queremos llevar a la mesa, propuestas como profundizar en la desjudicialización de la política, blindar las competencias autonómicas o mejorar el autogobierno y el sistema de financiación", ha apuntado. Según Cid, "seguramente" lo que requerirá más trabajo será "explorar de qué forma imaginativa se puede encauzar" el "reconocimiento nacional de Catalunya".

"No quiero entrar en fórmulas, pero hay diferentes niveles, desde leyes orgánicas que no pasan por el tamiz del Constitucional" hasta "modificaciones de la Constitución si hubiera mayorías", ha dicho Cid, para quien "más allá de la fórmula lo importante es aceptar y entender que España es un Estado plurinacional y Catalunya, una nación".

Entre los elementos que los comunes quieren trasladar a la mesa de diálogo está que "el conjunto de las comunidades autónomas como mínimo reciban lo que les corresponde según su población" y así, si Catalunya tiene alrededor del 16,5 % de la población española, reciba también ese porcentaje. Cid considera "defendible y comprensible" por parte de todas las comunidades recibir el equivalente a su población: "Las comunidades autónomas son las que sustentan el Estado del bienestar", ya que se hacen cargo de competencias como salud, educación o dependencia, ha recordado.

Reforma del delito de sedición

También ha querido poner "en valor" el trabajo que están haciendo los comunes y, en particular, Jaume Asens, en Madrid, para impulsar la reforma del Código Penal sobre el delito de sedición, así como el hecho que el Gobierno haya concedido los indultos. Si el PSOE hubiera gobernado no con Unidas Podemos sino apoyado por Ciudadanos, a su entender, no se habrían conseguido los indultos para los presos del procés.

Por otro lado, Cid ha destacado los traspasos perfilados el lunes en la reunión de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat. "Se trata de cumplir la ley. No tiene sentido que no se cumplan los acuerdos", ha comentado sobre los traspasos pendientes. Los comunes han hecho llegar a la consellera de la Presidencia, Laura Vilagrà, su "predisposición" a trabajar juntos para que "los traspasos lleguen a buen puerto".

También se ofrecen a preparar con el resto de grupos las reuniones de la Comisión Bilateral, aunque según Cid eso es "difícil" si esos encuentros previos apenas duran media hora. "Pero igualmente nosotros iremos adonde se nos invite a compartir nuestras propuestas, porque no compartimos la política de sillas vacías", ha señalado en referencia a la ausencia de Pere Aragonès en la Conferencia de Presidentes autonómicos.

Noticias relacionadas

Cid ha lamentado que Aragonès no haya escuchado sus peticiones de una mesa catalana previa a la mesa de diálogo con el Estado, y lo ha achacado a que el 'president' tiene ya bastante trabajo buscando ese consenso dentro del Govern, dadas las diferencias entre ERC y JxCat. "Desgraciadamente, como la situación de Aragonès es tan complicada dentro de su Govern, creo que él no quiere la mesa catalana de diálogo", ha explicado.

Sobre las discrepancias entre independentistas, ha lamentado que "no haya semana sin que algún dirigente de Junts critique la mesa" de diálogo, circunstancia ante la que ERC aparece, como en otros asuntos, "resignada".