Primer gesto de Albares

El Gobierno pide a Cuba respetar el derecho a manifestarse y acelerar las reformas

Unidas Podemos defiende que el país caribeño no es una dictadura

PP y Vox exigen al Ejecutivo de Sánchez una condena firme y pública

barcelona/jose manuel albares.jpg

barcelona/jose manuel albares.jpg

4
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Ni 24 horas después de prometer su cargo, el recién nombrado ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha tenido sobre la mesa su primer encargo: marcar posiciones respecto a la situación en Cuba. A través de un comunicado, el Gobierno ha exigido este martes a las autoridades del país caribeño que respeten respete el derecho fundamental de los ciudadanos a "manifestarse libre y pacíficamente" a raíz de las movilizaciones que se están produciendo en La Habana y otras ciudades contra el Ejecutivo de Miguel Díaz-Canel.

Tras varios días de movilizaciones en Cuba por la situación económica y el aumento de contagios de coronavirus, el departamento que dirige Albares mostró su preocupación por "las graves carestías a las que está haciendo frente" la población cubana, así como el "agravamiento de la pandemia en la isla". A este respecto, aseguraron que están estudiando "formas de ayuda para aliviar la situación".

"Cuba sufre una crisis en la que confluyen varios elementos entre los que destacan la crisis económica así como una caída del turismo derivada de la covid", detalla el comunicado de Exteriores, antes de solicitar al gabinete de Díaz-Canel la necesidades de "incrementar el ritmo de las reformas". En la misma línea, hace hincapié en que "España defiende el derecho fundamental a manifestarse libre y pacíficamente de todos los ciudadanos y pide a las autoridades cubanas que lo respeten".

Tras la reunión del Consejo de Ministros -la primera de este nuevo gabinete-, la también recién nombrada portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha recalcado que España, como país democrático, defiende la libertad de manifestarse de los ciudadanos y, además, aseguró que el Ejecutivo está siguiendo con "mucha preocupación" la situación de la corresponsal de ABC en este país, Camila Acosta, detenida por informar de las manifestaciones.

El otro culpable

El sector morado del Gobierno también ha reivindicado la necesidad de permitir el derecho a manifestarse. No obstante, Unidas Podemos ha rechazado que el régimen de Díaz-Canel sea una dictadura y ha señalado que el verdadero culpable de la situación en Cuba es Estados Unidos por su bloqueo impuesto al país caribeño. "Creo que actualmente el Gobierno cubano no considero que sea una dictadura, me reafirmo, y en todo caso la recomendación que hacía [Josep] Borrel: es importantísimo que cualquier país, en este caso, tenga la capacidad de manifestarse y eso es fundamental", ha sentenciado la coportavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Aina Vidal.

El portavoz nacional de Podemos, Pablo Fernández, ha reivindicado que la "mejor ayuda" que se puede ofrecer a Cuba es que se "levante el bloqueo que ejerce Estados Unidos", que impide que "lleguen alimentos y medicinas a la isla". "Es extraño que a la gente no le preocupe el bloqueo y sí que haya cubanos manifestándose", ha apuntado. En la misma línea, Izquierda Unida publicó el pasado lunes un mensaje en sus redes sociales en el que sostienen que "la libertad que necesita el pueblo cubano es liberarse de una vez y para siempre del bloqueo criminal e ilegal de EEUU, que dura ya más de 40 años".

Las palabras de los dirigentes de Unidas Podemos han permitido a los nuevos ministros socialistas comprobar cuáles son las dinámicas actuales en un Gobierno de coalición. Rodríguez, como portavoz del Ejecutivo, ha evitado responder sobre la posición de sus socios alegando que no está para interpretar el ideario de otros partidos. "No hay duda de cuál es la posición de España en relación a la defensa de los sistemas políticos democráticos", ha sentenciado, para evitar cualquier duda.

Reproches de la derecha

Noticias relacionadas

Las formaciones de la oposición han salido en bloque para criticar la "tibieza" del Gobierno y la posición de los morados. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha afeado al Ejecutivo de Sánchez que no condene a la dictadura cubana: "El silencio de Sánchez está indultando hoy a las dictaduras de Cuba y Venezuela". Además, ha pedido al jefe del Ejecutivo que tome "el mando del Gobierno y no deje que los ministros de Podemos ejecuten la política internacional".

En la misma línea, la portavoz parlamentaria de los populares, Cuca Gamarra, ha insistido en que el Gobierno tiene la "obligación" de "promover una respuesta unida de toda la Unión Europea y contundente por la libertad y por la democracia en cuba". En este sentido, el PP ha anunciado que registrará declaraciones instituciones en todos los ayuntamientos y parlamentos en las que exigirá al Gobierno cubano que cese la represión. El partido de Santiago Abascal, por su parte, ha registrado en el Congreso una proposición no de ley en la que insta al Ejecutivo a denunciar públicamente la represión de las manifestaciones y las limitaciones a la libertad de expresión y la puesta en marcha de gestiones diplomáticas para evitar dicha represión.