Críticas desde Albacete

Page, tras el anuncio de los indultos: "Mañana me va a doler todo el cuerpo"

  • El presidente castellanomanchego muestra nuevamente su desacuerdo con la medida anunciada por Sánchez en Barcelona

  • "Ojalá pueda empezar un curso en el ámbito político y de convivencia distinto", subraya el barón socialista

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en un acto en Albarracín (Teruel), el pasado 13 de mayo. 

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en un acto en Albarracín (Teruel), el pasado 13 de mayo.  / EFE / ANTONIO GARCÍA

1
Se lee en minutos
El Periódico

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, el barón socialista más distante de Ferraz, hizo este lunes una velada referencia a la decisión del Gobierno central de aprobar este mismo martes los indultos a los presos del 'procés', asegurando que con movimiento, le va a doler "todo el cuerpo", mostrando así su desacuerdo. El Consejo de Ministros de este 22 de junio acordará finalmente la medida de gracia, a la que el dirigente regional siempre se opuso.

Así lo aseguró García-Page desde el acto de homenaje a la comunidad educativa celebrado este lunes en Albacete después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciara que el Consejo de Ministros aprobará este martes los indultos a los presos independentistas encarcelados por impulsar el 1-O en la conferencia 'Reencuentro: un proyecto de futuro para toda España', pronunciada en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona.

García-Page, que se presentó en el acto en Albacete con una mano vendada por un accidente doméstico, utilizó este extremo para bromear al respecto y vincular su estado a su desacuerdo con los indultos. Así, más allá del dolor de la mano, afirmó: "Mañana, lo que menos me va a doler, al menos a mí, es la mano. Me dolerá casi todo lo demás".

"Celebrar la unidad"

"Ojalá algunos entiendan cuál es el único camino posible", que no es el de "avanzar unos metros más en el camino imposible", dice

Noticias relacionadas

"Lo que hay que celebrar es la unidad, no la separación, ni la independencia", dijo en otro tramo de su discurso el líder del Ejecutivo autonómico. Ojalá "algunos entiendan cuál es el único camino posible, y que no entiendan lo contrario: que cada vez que se les levanta una barrera es para avanzar unos metros más en el camino imposible".

"Ojalá y que en todos los sitios se pudiera exhibir hoy en España las lecciones que nos ha dado la vida y la política, y mañana pueda empezar un curso en el ámbito político y de convivencia distinto", declaró el presidente de Castilla-La Mancha.