Reunión de la ejecutiva con Sánchez en Barcelona

El PSOE avanza su comité federal para activar la salida de Díaz si se enroca

  • La dirección cita al máximo órgano de poder del PSOE para el 3 de julio para acelerar el relevo al frente del partido en Andalucía por si Díaz no dimite ya

  • La fecha prevista del comité era el 17 de julio. Con el adelanto de dos semanas, la cúpula de Sánchez gana margen de maniobra

  • Ferraz señala por tanto una fecha tope a Díaz para marcharse por su pie, el 3 de julio, y si no pondrá en marcha la maquinaria para sustituirla

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, y la responsable de Igualdad del PSOE y vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, este 21 de junio durante la reunión de la ejecutiva federal del partido en Ferraz. 

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, y la responsable de Igualdad del PSOE y vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, este 21 de junio durante la reunión de la ejecutiva federal del partido en Ferraz.  / PSOE / EVA ERCOLANESE

7
Se lee en minutos
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

Los mensajes que está recibiendo Susana Díaz por tierra, mar y aire para que dimita y se vaya son múltiples. Pero ella de momento permanece como secretaria general del PSOE de Andalucía (y sin renunciar al escaño), aunque en su entorno ya anticipaban la pasada semana que no opondría resistencia si el ganador de las primarias, Juan Espadas, se lo pedía. Él no se lo reclamó de manera directa en su entrevista del pasado viernes, pero la presión de su equipo y de Ferraz para que la expresidenta de la Junta se marche ya no cede. Y la prueba es la decisión que adoptó este lunes la ejecutiva federal del PSOE, reunida de manera semipresencial en Ferraz y sin la presencia del líder, Pedro Sánchez, que protagonizó a mediodía su acto en el Liceu en Barcelona para defender los indultos a los líderes del 1-O, que mañana martes aprobará el Consejo de Ministros.

La dirección socialista acordó adelantar la fecha del comité federal. La cita del máximo órgano de poder del PSOE se celebrará el sábado 3 de julio, y no el 17, como estaba previsto. Son dos semanas tan solo, pero ese margen de 15 días permite a la cúpula de Sánchez poder activar un resorte poderoso: la aceleración de los plazos del congreso del PSOE-A, para así poder forzar la caída de Díaz en caso de que ella se encastille, tal y como confirmaron fuentes del cuartel general socialista a este diario.

Esa alternativa, adelantada este lunes por la SER, se complementa con la voluntad de Ferraz, y de Espadas, de que no se imponga una gestora al PSOE-A desde Madrid. Tras la traumática salida de Sánchez en 2016 y el posterior 39º Congreso, de 2017, se endureció la fórmula para forzar una dirección provisional. Esta ahora ya solo es posible cuando dimite el secretario general -cosa que no ha sucedido- o cuando se producen causas de indisciplina en un territorio (artículo 14.2 de los estatutos).

El comité del 3 de julio convocará oficialmente el 40º Congreso Federal del PSOE para el 15, 16 y 17 de octubre en València

Pero nombrar una gestora 'manu militari' en una federación tan grande como la andaluza, la mayor del partido, ahondaría la fractura interna provocada por las últimas primarias y, sobre todo, "victimizaría" a Díaz, creen en el equipo del alcalde de Sevilla. Por eso Ferraz dejó a Espadas administrar los tiempos y organizar una transición más tranquila.

Pero ha pasado una semana desde las urnas y Díaz sigue en su cargo. De ahí que Ferraz quiera tener un asidero disponible en caso de que ella no se retire. Eso se lo permite el adelanto del comité federal al 3 de julio. El máximo órgano convocará el 40º Congreso Federal para el 15, 16 y 17 de octubre en València. Pero además podría activar el calendario del cónclave andaluz. Una salida sería adelantar ya la elección del secretario general. Espadas ganó las primarias para ser el candidato socialista a la Junta, pero no dispone del poder orgánico.

Congreso en dos tiempos

Díaz sí dejó claro, el pasado 13 de junio, que no se presentaría al congreso, y el alcalde avanzó lo obvio, que él sí lo hará. De esta manera, según reconocen fuentes de Ferraz a este diario, si se pusieran en marcha los trámites para el congreso del PSOE-A, se abriría un proceso de primarias internas para que los militantes elijan nuevo líder. Sería una mera formalidad, ya que lo esperable es que solo concurra Espadas y se cierre por tanto este mecanismo con su designación sin necesidad de abrir las urnas otra vez. Con esta vía, el regidor hispalense obtendría ya, en julio, las llaves de la federación, en sustitución de Díaz. El cónclave puro y duro, en el que los delegados votasen los nuevos órganos de dirección del PSOE-A, podría celebrarse en el tiempo previsto, antes de final de año y después del 40º Congreso Federal. Es decir, que durante unos meses Espadas sería secretario general sin una cúpula a su lado, pero para Ferraz es un mal menor.

Con la maniobra, se podría elegir ya como líder del PSOE-A a Espadas y dejar para su tiempo la votación de los órganos de dirección

Ni Ferraz ni el equipo de Espadas quieren que Díaz mantenga las riendas de la federación, para que no controle el proceso hasta el cónclave federal y regional. El secretario de Organización, José Luis Ábalos, la semana pasada, insistió una y otra vez en que los militantes habían elegido un solo liderazgo, el del alcalde de Sevilla. Fue en la misma comparecencia en la que afirmó que no había "ningún problema de orden interno" que obligara a forzar una gestora en Andalucía.

El número tres del partido, de hecho, participó este domingo en el acto de entronización de Espadas, en Sevilla. Un mitin al que no fue invitada la ejecutiva regional que lidera aún Díaz. Para la cúpula federal, no hay más referente en su federación más potente que el vencedor de las primarias, aunque los susanistas se quejan de los modos y de la voluntad real de integración. "No podemos hacer como que no hubiera pasado nada. La ejecutiva de ella está, 'de facto', deslegitimada", argumentan en Ferraz.

El sábado, la víspera del acto, Ábalos y su mano derecha, Santos Cerdán, se reunieron con Espadas para presionarle, para que a su vez él empuje a Díaz a irse. El mensaje que traslada la cúpula de Sánchez es que "se acabó", que ella no tiene más futuro y es un cadáver político: "Está sola. En otras ocasiones, quizá podía huir hacia delante, pero ahora ya no tiene escapada", tras su contundente derrota ante las bases del PSOE-A: su 38,76% frente al 55,05% de su rival. El primer edil sevillano es de talante "conciliador", rehúye de la precipitación, aunque es consciente de que ella no puede seguir. Ahora ya sabe que Ferraz no dará más margen que menos de dos semanas: el 3 de julio ella tiene que haber dimitido, y si no se procederá a su sustitución.

En la cúpula federal, la razón oficial del adelanto de comité es otra: que la ponencia marco para el 40º Congreso, que coordinan Hana Jalloul y Lina Gálvez, está ya "muy avanzada". El texto base, una vez visado por el comité federal del 3 de julio, se abrirá a las aportaciones de la militancia en todos los niveles de la organización, y serán recogidas en la memoria de enmiendas que, junto con la ponencia, se debatirá y votará en el cónclave.

El alcalde de Sevilla y ganador de las primarias del PSOE-A, Juan Espadas, junto al secretario de Organización del PSOE y ministro de Transportes, José Luis Ábalos, en el acto sobre municipalismo del pasado 20 de junio en la capital andaluza. 

/ EUROPA PRESS / EDUARDO BRIONES

La reubicación de Díaz y el relevo en el grupo

El argumento oficial es que los trabajos de la ponencia marco para el cónclave federal están ya muy avanzados

Este lunes se reunió la permanente de la ejecutiva del PSOE-A para aprobar "por unanimidad" la nueva dirección del grupo parlamentario en la Cámara autonómica que ya consensuaron el viernes la secretaria general y Espadas: Ángeles Férriz como nueva portavoz, en sustitución de Pepe Fiscal, y María Márquez (diputada por Huelva), Gerardo Sánchez (Granada) y Araceli Maese (Cádiz) como adjuntos. Como secretaria general del grupo se mantendrá la cordobesa Soledad Pérez, cuota de integración.

Noticias relacionadas

Díaz y Espadas tienen pendiente resolver los restantes flecos de la transición -como la recolocación de todas las piezas del grupo-, y la posible reubicación de la secretaria general en la Cámara alta, como senadora por designación autonómica. Si ella dimite por su propio pie, se abriría paso a una gestora, pero pactada, y no impuesta desde Ferraz.

Con la decisión de la dirección de Sánchez, se redobla la "estrategia de presión" sobre Díaz, como valoraban en el equipo de Espadas. Se le pone fecha máxima a su dimisión por voluntad propia, el 3 de julio. Si para entonces ella no se ha marchado, el comité podría adelantar los plazos para relevarla al frente del PSOE-A. "Cada día que pasa, es un desgaste para sí misma, demuestra una falta de generosidad para con el partido incomprensible", sentencia un dirigente del equipo del alcalde.