Novedad editorial

Junqueras canta Édith Piaf

  • El líder de ERC presenta su cuarto libro en prisión, en el que parafrasea a la cantante francesa y afirma que "no se arrepiente de nada"

El líder de ERC, Oriol Junqueras.

El líder de ERC, Oriol Junqueras.

2
Se lee en minutos
Xabi Barrena
Xabi Barrena

Periodista

Especialista en información sobre el Govern de Catalunya, de ERC y en el seguimiento de la actualidad del Parlament.

Escribe desde Barcelona

ver +

Oriol Junqueras presenta este sábado, en el Poblenou de Barcelona, posiblemente a tres días de serle concedido un indulto parcial, su cuarto y último libro escrito en cautiverio. Último, cronológicamente hablando, y último, seguramente, de su vida carcelaria. Una edición ecléctica que agrupa, bajo el título inequivoco de 'Contra l'adversitat', tres tipos de textos. Entremezclados a veces. Primero, unas crónicas costumbristas de la vida en las cárceles madrileñas, muy a lo Julio Camba (con perdón), en el que es difícil no sonreír ante alguna de las absurdidades que describe. Una serie de retazos de la vida de sus antepasados y, finalmente, una parte política, más centrada en los grandes aspectos (jóvenes, feminismo, ecologismo) y en el que no faltan algunos dardos contra el PSOE y el PSC.

Por el libro desfilan citas de grandes pensadores, grandes beisbolistas y grandes cantantes: "Tal y como cantaba Édith Piaf en una de sus canciones más conocidas, 'Je ne regrette rien', yo también puedo decir que no me arrepiento de nada", asevera. En 'Contra l'adversitat' aparece también el Junqueras más socarrón. El que lidia con el reglamento de la cárcel --primo hermano, parece, del que rige en el estamento militar que permite arrestar piscinas--, que, por ejemplo, prohíbe jugar al ajedrez de lunes a viernes. O le impide dar clases a los reclusos de filosofía y matemáticas, porque lo primero "invita a cuestionarse el orden establecido" y lo segundo "puede usarse para delinquir". En 2021.

Comunicaciones violadas

Es en estos textos donde afirma, sin tapujos, que las conversaciones con sus abogados, inviolables en toda democracia, son grabadas por sus carceleros. E incluso explica cómo burla el control de su correo ordinario mediante un alambicado sistema cuando precisa verdadera discreción epistolar.

De los retales familiares, destaca el convencimiento de Junqueras de que de casta le viene al galgo cuando rememora que dos de sus bisabuelos ya fueron acusados de rebelión, en 1909 y 1919. Y que su abuela presidió durante un año "muchos de los actos que se hacían en apoyo de la amnistía de los presos políticos, muchos miembros del Govern, condenados por el Tribunal Supremo". En 1935.

Asevera que "el PSOE es el instrumento más útil" para el aparato del Estado y que el PSC "rompió los principios democráticos"

De las reflexiones políticas, las más morbosas, obviamente, son las referencias al PSOE, cuyo líder, Pedro Sánchez, promueve ahora por tierra, mar y aire la necesidad de indultarle, a él y al resto de presos. El capítulo se llama 'Solo dialogan cuando se les obliga', que, curiosamente, fue uno de los soniquetes de la campaña de Gabriel Rufián para las generales de 2019.

Noticias relacionadas

"Tenemos que ser conscientes de que los aparatos del Estado (el 'deep state', los que encarcelan inocentes...) nos quieren desmoralizados y enfrentados entre nosotros (...). Por esta razón, el PSOE y el PSC repiten hasta la saciedad que el republicanismo ha fracasado", escribe antes de afirmar que los socialistas "rompieron los principios democráticos, aplaudieron los porrazos y el encarcelamiento injusto de muchos de nosotros".

Y finaliza con un: "En estos momentos, el instrumento más útil de este 'deep state' es el PSOE (...) porque puede aparentar una cierta voluntad de diálogo, que tranquiliza a la opinión pública internacional".