Visto para sentencia

El abogado del PP considera "impostada" la confesión de Bárcenas, al que culpa de la caja b

  • Santos carga contra las acusaciones contra las que pide al tribunal que actúe por forzar "un histórico juicio a la financiación" del partido

  • Los acusados renuncian a la última palabra y el juicio queda visto para sentencia, después de que el abogado del PP pidiera su absolución

Luis Bárcenas.

Luis Bárcenas. / SEÑAL AUDIENCIA NACIONAL

Se lee en minutos

El juicio con el que la Audiencia Nacional determinará si el PP pagó en negro la reforma de su sede central quedó este miércoles visto para sentencia, después de que el abogado del partido, el exfiscal Jesús Santos, pidiera al tribunal su absolución y cargara contra la confesión de su extesorero Luis Bárcenas, que considera "impostada", y contra las acusaciones populares, respecto de las que dijo que les "no puede salir gratis" que hayan actuado con temeridad y al margen de la legalidad para "forzar un juicio histórico a la financiación" del PP con hechos ajenos al procedimiento.

Santos puso en duda tanto la colaboración que Bárcenas anunció la víspera del juicio como la declaración que prestó en 2013 ante el juez instructor, en la que detalló el sistema de financiación ilegal del PP que declaró acreditado la sentencia de la primera época de la Gürtel. Según el letrado, se trató de "una cortina de humo", porque coincidió con la comisión rogatoria que le atribuyó 48 millones de euros en Suiza. Así se hablaba del PP cuando "es el verdadero protagonista" del caso, explicó. Sostuvo que de los apuntes de Bárcenas solo se ha probado "el 3%" y aseguró que abusó de la confianza del partido y de su superior en la tesorería, el fallecido Álvaro Lapuerta.

"Que no les salga gratis"

El abogado del PP, al que se reclama el dinero que presuntamente defraudó a Hacienda al pagar en negro las obras, ha sido el último abogado en intervenir justo antes de que todos los acusados renunciaran a ejercer su derecho a la última palabra, después de casi treinta jornadas en las que la fiscalía, la Abogacía del Estado y las cuatro acusaciones populares han defendido la veracidad de los apuntes del extesorero.

Mientras defendía la labor del fiscal Anticorrupción Antonio Romeral, que no acusa al PP, Santos se mostró tan crítico con el papel de estas últimas que hasta reclamó al tribunal que actuara contra ellas por haber acusado con "temeridad" y sin apego a la legalidad. Pidió al tribunal que ese afán por extender la sospecha de corrupción en el PP más allá de los hechos investigados en la causa "no les salga gratis" y consideró el juicio de la caja b el "paradigma" de por qué los partidos no deberían ejercer la acusación popular, como proponen los últimos intentos de modificar la ley de enjuiciamiento criminal de gobiernos tanto del PP como del PSOE.

Incluso declaró su "perplejidad" y "estupor" al recordar que el abogado de Observatori Desc, Gonzalo Boye, dedicó cuatro minutos de los 18 de su informe de conclusiones a criticar que altos cargos del PP, como el expresidente del Gobierno José María Aznar o la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal, declararan con mascarilla pese a encontrarse solos en sus respectivos domicilios.

Noticias relacionadas

Bárcenas, que se enfrenta a una petición fiscal de cinco años de cárcel que las acusaciones elevan a la veintena, renunció por escrito a la última palabra, mientras que sus compañeros de banquillo lo hicieron en persona o por videoconferencia. El presidente del tribunal, Juan Antonio Mora, declaró el juicio visto para sentencia y agradeció cómo se habían desarrollado las sesiones a la vez que lamentaba no poder despedirse de las partes dando la mano debido al covid.