La batalla partidista en la negociación del Govern

Jordi Sànchez amenaza a ERC con forzar elecciones

  • El dirigente del partido de Puigdemont no garantiza los votos a Aragonès y los condiciona al contenido del pacto ERC-Comuns

  • Acusa a los republicanos de no saber ganar y de tener un sector interno contrario a JxCat y rechaza toda autocrítica

Jordi Sànchez.

Jordi Sànchez. / EFE / Andreu Dalmau

Se lee en minutos
Fidel Masreal
Fidel Masreal

Periodista

ver +

El secretario general de Junts per Catalunya, Jordi Sànchez, ha amenazado a ERC con no apoyar la investidura de Pere Aragonès pese a que el propio Sànchez afirmó en una conferencia el 23 de marzo: "que nadie se equivoque, Jxcat no especulará ni jugará al cálculo de nuevas elecciones ni propondrá un candidato ni condicionará quien ha de ser el candidato de ERC". Hoy en cambio ha afirmado: "No se puede pretender ganar todo un Govern con 33 diputados".

En declaraciones a Catalunya Ràdio desde la cárcel de Lledoners, Sànchez ha advertido de que los votos de JxCat no seran "gratis" y dependerán de si ERC llega a un acuerdo con los 'comuns' que haga que este último partido accepte la independencia. En caso contrario, Junts no garantiza sus votos. Es más, el dirigente independentista ha acusado a Pere Aragonès de hacer un "giro brusco de volante" que "pone en riesgo" el trabajo negociador. "Es tan importante saber perder cómo ganar", ha añadido en un tono contundente en el que no ha garantizado el apoyo al candidato republicano, argumentando que ello depende de qué acuerdo se alcance con los 'comuns'. Sànchez ha explicado que explicó a ERC hace unas semanas: "Si cerráis un acuerdo de Govern con los 'comuns y nos presentáis el programa, las propuestas y el plan de trabajo, valoraremos evitar ir a nuevas elecciones, por nosotros no quedará. Pero ERC se ha de decidir si quiere hacer un acuerdo con los 'comuns' y renunciar al independentismo" o logra convencer a los 'comuns' en favor de la independencia.

Es decir, que Junts no garantiza en ningún caso los votos necesarios para Aragonès. Pero ha acusado de todo a ERC por poner la situación "a los pies de un abismo que nos puede llevar a nuevas elecciones, no es razonable una investidura con 33 diputados con la promesa de llegar más tarde a un acuerdo, no es razonable, en política ha de haber generosidad, capacidad de acuerdo, no puede haber giros súbitos".

Sànchez ha amenazado con divulgar los documentos negociadores y ha admitido que la falta de acuerdo con ERC tiene que ver con el Consell per la República y la coordinación o no entre los partidos independentistas en el Congreso. En todo momento el dirigente de Junts ha reclamado retomar las negociaciones. También ha reprochado a Esquerra condescendencia respecto al Gobierno del PSOE y Unidas Podemos.

Noticias relacionadas

Cuestionando el independentismo de ERC

Sànchez ha afirmado que habló con Aragonès este fin de semana pero ha replicado con contundencia las afirmaciones del candidato republicano esta mañana a TV-3 en las que ha dejado claro que no busca un pacto de Govern con Junts sino el apoyo de este partido a la investidura. "Probablemente el señor Aragonès se ha visto tutelado por una parte de su partido que no quería un Govern con JxCat", ha añadido y ha desafiado al dirigente de ERC a afirmar que quiere un acuerdo de Govern con los 'comuns. "Todo es legítimo pero se ha de hablar claro". De este modo Junts trata de cuestionar el independentismo de ERC: "Cual es la voluntad de trabajar por la independencia de ERC", se ha preguntado Sánchez.