Sesión de control en el Parlament

Illa pide a Aragonès que dé un “paso al lado” y el republicano le recuerda su falta de apoyos

  • El presidenciable de ERC descarta "desertar del mandato de las urnas, en forma de mayoría independentista"

  • La oposición carga contra Vergès por "discriminar" a los agentes del CNP y la Guardia Civil en la vacunación

Pere Aragonès, en el Parlament.

Pere Aragonès, en el Parlament. / FERRAN NADEU

2
Se lee en minutos
Xabi Barrena
Xabi Barrena

Periodista

Especialista en información sobre el Govern de Catalunya, de ERC y en el seguimiento de la actualidad del Parlament.

Escribe desde Barcelona

ver +

Las sesiones de control al Govern volvieron al Parlament aún con el Executiu en funciones, a la espera de que se produzca una investidura efectiva. Y los dos principales partidos de la Cámara (PSC y ERC, ambos con 33 escaños) protagonizaron este miércoles un duelo basado, sobre todo, en demostrar la soledad del adversario.

Empezó Salvador Illa, que tras recordar los sucesivos fracasos de Pere Aragonès, en el doble debate de investidura de finales de marzo, requirió a los republicanos que dieran “un paso al lado” y apoyaran “la mayoría de izquierdas”, en referencia a un nuevo pacto tripartito entre ambas fuerzas y los ‘comuns’.

La réplica de Aragonès fue contundente, sirviéndose de una expresión del propio Illa (“la realidad es tozuda”) para devolverle la pelota: “Con los resultados del 14-F, usted no será ‘president’, porque hay una mayoría independentista en escaños y en votos. A usted, señor Illa, ¿quién le apoya?” espetó el republicano oponiendo, elípticamente, los 41 diputados que, como mucho, ampararían al socialista (PSC y ‘comuns’) a los 74 de ERC, JxCat y CUP.

Estrictamente sobre la propuesta del socialista de que ERC pase de optar a la presidencia a apoyar al propio Illa, el vicepresidente en funciones descartó de plano que su fuerza fuera a "desertar del mandato de las urnas".

Vacunación y cuerpos policiales

Antes del turno de Aragonès, la polémica se centró en Alba Vergès a cuenta de la no vacunación de los miembros del Cuerpo nacional de Policia y de la Guardia Civil. Tanto Lorena Roldán, del PP, como el representante de la extrema derecha, atacaron duramente a la ‘consellera’. La exlíder parlamentaria de Ciudadanos tildó de “bochornosa” la situación, en alusión a al disparidad de porcentajes de vacunación de los agentes de los Mossos respecto a policías nacionales y guardia civiles. El diputado de extrema derecha señaló que era una “vergüenza ese acto supino de sectarismo” y añadió que “hay que vigilarles muy cerca”, en referencia al Govern independentista. Roldán, asimismo tildó de “repugnante” un tuit del ‘expresident’ Carles Puigdemont sobre la cuestión.

Noticias relacionadas

Vergès eludió el fondo de la cuestión (la disparidad del índice de vacunación en función del cuerpo” y se limitó a señalar que el objetivo del Govern es “vacunar a toda la población de Catalunya”. Vergès también respondió que lo que era discriminatorio ra “apartar vacunas”, es decir, crear un circuito separado al del resto de la población,  para el Ejército español".

”Por otra parte, y tal y como estaba previsto tras comunicar ERC que iba a apoyar el cambio, Aurora Madaula fue elegida por el hemiciclo como secretaria segunda de la Mesa. Los 74 diputados independentistas dieron su voto a la posconvergente que releva a su correligionario Jaume Alonso Cuevillas, caído en desgracia después de que se abonara a las tesis de ERC de no emprender confrontaciones meramente simbólicas que puedan acarrear grandes penas. Es deicr, dicho de otro modo, no gastar pólvora en salvas.