Cita con las urnas

¿Por qué Ayuso arrasa? Claves y entresijos de la encuesta del GESOP sobre las elecciones en Madrid

¿Por qué Ayuso arrasa? Claves y entresijos de la encuesta del GESOP sobre las elecciones en Madrid
Se lee en minutos

Todas las encuestas apuntan en la misma dirección: el PP de Isabel Díaz Ayuso camina hacia la hegemonía en la Comunidad de Madrid apoyada en la extrema derecha de Vox. El sondeo preelectoral del GESOP para EL PERIÓDICO y los medios del grupo Prensa Ibérica refleja el gancho de la actual presidenta autonómica consigue para atraer a la mayor parte del electorado conservador, neutralizando las no pocas críticas a su gestión de la pandemia. Estos son algunos entresijos de la encuesta que ayudan a entender por qué, pese a todo, la 'lideresa' popular barrería en las urnas.

Electorado fiel y fuertes trasvases

El PP es la formación con mayor fidelidad de voto (85,6%) y, además, atrae a la mitad de los votantes de Ciudadanos (51,9%) y una cuarta parte del electorado de Vox (24,8%). Incluso es el partido por el que se decantarían dos de cada 10 abstencionistas (19,6%). A diferencia de otras convocatorias electorales, el porcentaje de indecisos es relativamente bajo (20,4%) a pocas horas del inicio de la campaña electoral.

Edades transversales

La intención de voto al PP, igual que al PSOE, crecen con la edad. Los electores de 60 años en adelante son quienes más apoyan a Ayuso (31,4%), diez puntos por encima de los votantes que tiene en la franja de 18 a 29 años (21,5%). La candidata del PP solo se ve superada por otra rival en esta porción más joven del electorado, en la que la más apoyada es Mónica García (Más Madrid).

La favorita de las derechas

Uno de cada tres madrileños prefiere a Ayuso como presidenta de la comunidad, y la distancia de la candidata del PP con el socialista Ángel Gabilondo es de 16 puntos. Ello se explica por el hecho de que la dirigente popular no solo encabeza las preferencias en su propio electorado (89,5%), sino que también consigue que los votantes de Vox y de Ciudadanos la prefieran a ella antes que a sus propios aspirantes. El 55,5% de los afines a Vox la señalan como favorita frente a Rocío Monasterio, que se queda en el 39,9%. Y el 58,3% de quienes votaron a Cs en 2019 apuestan por Ayuso antes que por Edmundo Bal (12,8%). Esta circunstancia se repite a la hora de poner notas a cada líder. Los votantes naranjas, incluso, aprueban a Ayuso (6,4) y suspenden a Bal (4,1).

Más apoyo entre los mayores

La gestión del covid divide las opiniones de los madrileños, pero aunque son más quienes la suspenden, las diferencias respecto a quienes la aprueban son muy cortas en todos los segmentos sociales. Por edades, los más críticos con la presidenta autonómica son los votantes de 45 a 59 años, que reprueban su gestión en un 49,3%, frente a un 31,2% que la aprueban. Los más benévolos con Ayuso son los electores de 60 y más años: el 40,6% aprueban su gestión de la pandemia y el 45,2%, la suspenden. Justo lo contrario sucede entre los más jóvenes (de 18 a 29 años): el 30,6% la avala y el 45,7% la censura.

Un discurso que cala hondo

La pregunta más curiosa del GESOP pide a los encuestados que atribuyan una causa a la grave incidencia del coronavirus en la Comunidad de Madrid. El resultado es que la mayoría apunta a motivos que no tienen que ver con la gestión de Ayuso, ya sea que Madrid es un núcleo urbano más poblado (36,9%) o el incivismo de la gente (11%), llegando en muchos casos a negar la propia premisa: según el 17,4%, la pandemia ha afectado de forma similar a otras zonas de España. Es decir, el discurso de Ayuso ha calado en buena parte del electorado y sus argumentos son claramente compartidos por los votantes de PP, Cs y Vox. Pero incluso uno de cada tres votantes de Más Madrid (33,1%), uno de cada cuatro del PSOE (25,3%) y casi la mitad de los abstencionistas (44%) achacan el impacto del covid en la región a la mayor población.

Alto apoyo entre los foráneos

Bucear en las tripas del sondeo permite descubrir que la opinión sobre la gestión de Ayuso es más benévola entre los ciudadanos nacidos fuera de Madrid que entre los madrileños natales, que son mucho más críticos. El apoyo a la labor de la presidenta de la comunidad alcanza el 46,5% entre los encuestados nacidos en el extranjero, el 40,2% entre los nacidos en el resto de España y el 32,6% entre quienes han nacido en Madrid. En consecuencia, el suspenso a la gestión de Ayuso es mayor entre los nacidos en la región (49%), seguidos de cerca por los nacidos en el extranjero (46,2%) y, más atrás, por los nacidos en otras autonomías (39,5%).

Noticias relacionadas

La división de la izquierda

Resulta innegable que el PP no solo se beneficia de absorber a uno de sus adversarios en el flanco derecho (Ciudadanos), sino también de la división en el otro lado del tablero. Una fractura en tres partes que, para más inri, también fragmenta a la izquierda alternativa al PSOE. Según la encuesta, la suma de Más Madrid y Unidas Podemos (22,3% de los votos y 33-34 escaños) casi igualaría con los socialistas (23% de los sufragios y 32-34 diputados). La diferencia es de apenas siete décimas, cuando en los comicios de 2019 fue nada menos que de siete puntos. Y los recelos mutuos se notan. Ángel Gabilondo es el candidato mejor valorado (una décima por encima de Ayuso) y aprueba, como Mónica García, entre los votantes de todas las formaciones de izquierdas. En cambio, Pablo Iglesias solo consigue aprobar entre los suyos. Siempre por detrás de Ayuso, García se sitúa en segunda posición en las preferencias para presidenta entre los menores de 45 años, mientras que Gabilondo se lleva la medalla de plata entre quienes superan esa edad.