EL JUICIO DEL 'PROCÉS'

Forcadell y Bassa no podrán salir de prisión

El juez de vigilancia penitenciaria revoca el tercer grado o semilibertad otorgado por la Generalitat

Carme Forcadell saliendo de la cárcel de Wad-Ras.

Carme Forcadell saliendo de la cárcel de Wad-Ras. / JORDI COTRINA

Se lee en minutos

La expresidenta del Parlament Carme Forcadell y la 'exconsellera' Dolors Bassa, condenadas por el 'procés', reingresarán este martes en la prisión, la primera en Wad-Ras (Barcelona) y la segunda en Puig de les Basses (Figueres), y no podrán salir de ella después de que el juez de vigilancia penitenciaria haya anulado el tercer grado penitenciario o de semilibertad que la Generalitat le otorgó en enero del 2021. El magistrado ha estimado de esta manera el recurso presentado por la Fiscalía de Barcelona, al igual que ocurrió el pasado 9 de marzo con el resto de dirigentes independentistas.

Horas antes de que comenzara la última campaña electoral en Catalunya, la Generalitat volvió a conceder el tercer grado penitenciario o la semilibertad que el Tribunal Supremo revocó a los líderes independentistas presos, por lo que pudieron salir a diario y de está manera intervenir en los actos electorales convocados por sus partidos. Esta decisión fue recurrida por la fiscalía por precipitada y los juzgados que se encargan de cada una de las cárceles donde los líderes soberanistas están cumpliendo la pena ha tumbado la decisión de las autoridades penitenciarias catalanas.

Te puede interesar

El auto del titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Catalunya, Jesús Ignacio Moncada, se remite en todo momento a la resolución de la Sala Segunda del Tribunal Supremo que el 4 de diciembre del 2020 ya revocó el tercer grado penitenciario para Bassa y Forcadell por la falta de justificación de una concesión "prematura" de la concesión de la semilibertad, teniendo en cuenta la ·"gravedad del delito" y "el límite de la pena impuesta". El alto tribunal argumentó también "la insuficiencia explicativa de la evolución y progresión del tratamiento seguido" por las dirigentes independentistas.

El juez de vigilancia sostiene que "la base informativa" del acuerdo de enero por el que se concedió el tercer grado a Forcadell y Bassa es similar, en tanto "a su alcance y contenido", al que adoptó el 14 de julio del 2020, cuando la Generalitat les permitió solo ir a dormir a la prisión. A su entender, no ha habido "especiales adicciones" entre esa fecha y el momento actual. La aceptación de los hechos y sus consecuencias, los niveles bajos d riesgos, normalidad familiar y ausencia de problemática psicológico, "no han sufrido alteración". Tampoco se ha modificado, incide, "el diseño de tratamiento fijado a efectos de reincidencia", al "mismo tiempo" que han mostrado "su insuficiencia en relación al alcance de la interiorización de los actos realizados y encaje en la figura legal correspondiente, así como a sus efectos en la convivencia social". Es decir, que nada ha cambiado en seis meses.