Votación

Europa decide sobre la inmunidad de Puigdemont, Comín y Ponsatí

El Parlamento Europeo vota este lunes sobre los privilegios de los eurodiputados independentistas

Carles Puigdemont, en 2019.

Carles Puigdemont, en 2019. / AFP

Se lee en minutos

El Periódico

El Parlamento Europeo (PE) votará este lunes si levanta la inmunidad a los eurodiputados independentistas catalanes de JxCAT Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, un año y dos meses después de que el Tribunal Supremo solicitara el suplicatorio a la Eurocámara. El pleno deberá decidir si ratifica la decisión que adoptó la comisión de Asuntos Jurídicos -encargada de tramitar los suplicatorios- de levantarles la inmunidad a los líderes independentistas por 15 votos favor, ocho en contra y dos abstenciones.

De confirmarse, perderían los privilegios que otorga la inmunidad parlamentaria y podrían activarse de nuevo las euroórdenes contra Puigdemont, Comín y Ponsatí, paralizadas desde que el año pasado asumieron su escaño como eurodiputados, que seguirán manteniendo de todas formas.

Dos de los principales grupos de la Eurocámara, el Partido Popular Europeo y los liberales de Renovar Europa, han anunciado que votarán a favor del suplicatorio, mientras que se espera que la gran mayoría de los socialdemócratas europeos -la segunda mayor facción del PE- también lo haga. En cambio, los Verdes -con 73 eurodiputados de un total de 750 y que se negaron a integrar a Puigdemont, Comín y Ponsatí en su grupo- han anunciado que votarán en contra del suplicatorio.

Argumentos

El Tribunal Supremo reclama a los tres líderes independentistas por un delito de sedición y además, a Puigdemont y Comín, por otro de malversación, con la intención de juzgarles por el caso del 1 de octubre de 2017. El informe que redactó el ponente del suplicatorio en la comisión de Asuntos Jurídicos, el conservador Angel Dzhambazki, señala que los hechos por los que se les quiere procesar tuvieron lugar antes de que adquirieran su condición de eurodiputados, pronunciándose así a favor de levantarles la inmunidad.

Los líderes independentistas, sin embargo, intentaron defenderse diciendo que el Supremo no es el órgano competente para pedir el suplicatorio, que las acusaciones contra ellos no están bien fundamentadas y que se trata de un caso de persecución política.

Aunque el resultado oficial de la votación no se dará a conocer hasta el martes, este lunes se pondrá fin a la que ha sido la principal batalla en la Eurocámara de Puigdemont, Comín y Ponsatí desde que asumieran su escaño, gracias a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en diciembre de 2019 que concedió al exvicepresidente catalán Oriol Junqueras la condición de eurodiputado.

Euroorden

El Supremo pidió el suplicatorio en enero de 2020, pero el proceso se ha retrasado porque las restricciones impuestas en la Eurocámara por la pandemia impidieron durante casi nueve meses celebrar las reuniones en la comisión de Asuntos Jurídicos con la confidencialidad que requieren los debates sobre el levantamiento de las inmunidades.

Si el pleno de la Eurocámara vota a favor del suplicatorio, Puigdemont, Comín y Ponsatí podrían interponer un recurso al TJUE contra esa decisión, pero ello no paralizaría la retirada del privilegio de la inmunidad y se podrían reactivar las euroórdenes.

Te puede interesar

Aunque, el futuro de las euroórdenes puede estar condicionado por la decisión que tomó la justicia belga en enero de este año de denegar la entrega a España del 'exconseller' Lluis Puig, alegando que el Tribunal Supremo no era el competente para pedir la extradición de los líderes independentistas.

Esa sentencia ha llevado al magistrado del Supremo Pablo Llarena a plantearse la opción de elevar una cuestión prejudicial al TJUE acerca de las posibilidades de petición y de las razones de denegación de una euroorden, con la finalidad de poder establecer criterios estables que conduzcan a la decisión de mantener, retirar o emitir nuevas órdenes de detención y entrega contra Puigdemont y los 'exconsellers'.