SUPLICATORIO

Puigdemont recurrirá la decisión si la Eurocámara le deja sin inmunidad

  • El 'expresident' asegura que, junto a Toni Comín y Clara Ponsatí, no dan la batalla por perdida y recurrirán ante el Tribunal de Justicia de la UE si pierden el proceso del suplicatorio

  • Los tres políticos catalanes denuncian la "presión descomunal" ejercida por los eurodiputados españoles para tratar de que acaben en la cárcel

  • Los informes aprobados por la comisión de asuntos jurídicos señalan que no hay pruebas de persecución política y de que la intención del proceso judicial sea dañar su actividad política

Carles Puigdemont en la rueda de prensa.

Carles Puigdemont en la rueda de prensa. / JOHN THYS /AFP

Se lee en minutos

A Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí no les ha sorprendido un ápice que la comisión de Asuntos Jurídicos recomendara este lunes al pleno del Parlamento Europeo el levantamiento de su inmunidad parlamentaria, en respuesta al suplicatorio del Tribunal Supremo. Ya se lo esperaban. Pero insisten en que, pese a los números -15 votos a a favor, 8 en contra y 2 abstenciones-, seguirán dando la batalla y recurrirán la decisión ante el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) si el revés se confirma durante la sesión plenaria que arrancará el 8 de marzo. “Era previsible pero no por eso deja de ser lamentable”, ha criticado el 'expresidente', que ha advertido también de que la decisión coloca al Parlamento Europeo ante un dilema.

“El Parlamento Europeo deberá decidir si acepta la presión española y permite la encarcelación de tres disidentes políticos que ganaron las elecciones en Catalunya. Si se acaba nuestra inmunidad la democracia europea habrá marcado un precedente muy negativo”, ha avisado durante una comparecencia en Bruselas en la que ha rechazado que la eventual retirada de la inmunidad sea el fracaso de su estrategia política, sino resultado de la presión ejercida por los partidos políticos españoles: "Sabemos que hay una estrategia política para que los estándares españoles arrastren al Parlamento Europeo".

Según Puigdemont, existe "un objetivo compartido desde el PSOE hasta el fascismo de Vox, sin fisuras", y ese objetivo es mandarlos a la cárcel. Es el mismo mensaje que han transmitido los dos 'exconsellers', que le acompañan que ven “ánimo de persecución política”. “Ha habido una presión descomunal que han ejercido los eurodiputados de los grandes partidos españoles sobre sus colegas del comité”, ha denunciado Comín. “Si el Parlamento Europeo levanta la inmunidad estará entrando en el juego de los intereses de España que tiene el objetivo de encarcelarnos por lo que representamos”, ha añadido quien fuera consejera de Educació del Govern.

"Sin evidencias" de persecución política

Los informes de recomendación, elaborados por el búlgaro Anjel Dhambazki y publicados este miércoles, subrayan que el caso no tiene relación con su posición como eurodiputados y que se refiere a hechos ocurridos en 2017 y a un proceso penal iniciado en 2018. "No se puede alegar que el proceso judicial se inició con la intención de entorpecer la futura actividad política de Carles Puigdemont como miembro del Parlamento Europeo" porque "en ese momento su condición de diputado del Parlamento Europeo era todavía hipotética y futura". El documento también niega que los tres eurodiputados sean objeto de persecución política. "El Parlamento no ha encontrado pruebas de fumus persecutionis" como "elementos factuales que indiquen que la intención subyacente del procedimiento judicial pueda ser dañar la actividad política de un miembro y, por tanto, del Parlamento Europeo".

Te puede interesar

Aunque ninguno de ellos da su inmunidad por perdida aseguran que la batalla no terminará si pierden la inmunidad. "Continuaremos siendo eurodiputados al día siguiente, cumpliendo nuestras obligaciones en la medida en que nos dejen y todavía quedará otra instancia", ha explicado Puigdemont. Esa instancia será el TJUE, ante el que presentarán recurso y pedirán medidas cautelares para mantener la inmunidad e impedir la reactivación de la euroorden. Entre los elementos a incluir en ese posible recurso han mencionado desde las supuestas "irregularidades" que denuncian ha sufrido en el proceso hasta el presunto "conflicto de interés" del presidente de la comisión de asuntos jurídicos, Adrián Vázquez, y la "sobrerepresentación" de eurodiputados españoles en este comité, en el que figuran cinco: dos del PP, dos del PSOE y uno de Cs.

"Son pruebas de que hay persecución política" y "es un material para nuestra batalla jurídica ante el Tribunal de Justicia de la UE", ha explicado Comín que ha criticado muy especialmente el hecho de que no se hayan traducido muchos de los documentos que su defensa ha presentado. En todo caso, incluso si el TJUE no escuchara sus alegaciones y se reactivara el procedimiento de extradición confían en que la petición seguirá el mismo camino que la del 'exconseller' Lluis Puig. "En efecto si nosotros a corto plazo perdemos la inmunidad vamos a comparecer ante la justicia belga como hemos hecho siempre. Hay un precedente muy relevante que es la sentencia que dictó la justicia belga sobre el 'conseller' Puig en la que dijo que no podía ser extraditado porque no había garantías en España", ha explicado Comín.