PP, Vox y Cs

La derecha arremete contra Podemos por alentar los disturbios por Hasél

  • PP, Vox y Cs acusan a Echenique de apoyar los actos violentos y piden que se depuren responsabilidades

  • Calvo responde a sus socios que "ningún derecho se puede defender ni expresar con violencia"

  • Los morados evitan condenar los incidentes y denuncian la mala praxis de la policía ante un acto de participación política

Pablo Casado.

Pablo Casado. / JOSÉ LUIS ROCA

Se lee en minutos

La segunda noche de altercados violentos por la condena al rapero Pablo Hasél en Barcelona y Madrid han provocado la indignación de gran parte del arco parlamentario. En concreto, de las formaciones que ocupan la banda derecha. PP, Vox y Cs han criticado duramente los incidentes, pero, sobre todo, han arremetido contra Unidas Podemos y contra su portavoz parlamentario, Pablo Echenique, por alentar las protestas. Incluso, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha dejado un recado para sus socios: "Ningún derecho se puede defender ni expresar con violencia". 

"Todo mi apoyo a los jóvenes antifascistas que están pidiendo justicia y libertad de expresión en las calles. Ayer en Barcelona, hoy en la Puerta del Sol", apuntó el dirigente morado en Twitter cuando comenzaban las movilizaciones en Madrid. Además, Echenique criticó la actuación de la policía: "La violenta mutilación del ojo de una manifestante debe ser investigada y se deben depurar responsabilidades con contundencia". El portavoz de Unidas Podemos también ha compartido un vídeo este jueves en el que se puede ver a un grupo de antidisturbios cargando contra varios manifestantes.

Además, el portavoz nacional de Podemos, Rafael Mayoral, ha evitado este jueves condenar los incidentes violentos. Preguntado en varias ocasiones, se ha limitado a señalar que hace falta una "reflexión profunda" de lo que ocurre en España cuando una mujer ha perdido un ojo en una carga policial y cuando la semana pasado se utilizó munición real en Linares. "Cuando no se hacen las cosas bien, los que no hacen las cosas bien, no reciben reprimendas", ha sentenciado sobre los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Mayoral también ha señalado que los disturbios no suponen un problema "de orden público", sino de participación política.

Acusaciones y reproches

Estas palabras han provocado la indignación de populares, ultras y naranjas. "Es una grave irresponsabilidad que partidos del Gobierno alienten estos actos violentos, que deberían tener consecuencias políticas", ha lamentado el líder del PP, Pablo Casado en Twitter tras mostrar todo su "apoyo a la Policía frente a los intolerables altercados en la Puerta del Sol y alrededores". En la misma línea, el secretario general de los populares, Teodoro García Egea, ha ironizado con que la "normalidad democrática" que Pablo Iglesias dice que no existe en España "es que partidos como Podemos no condenen la violencia" contra la policía y "alienten este tipo de disturbios".

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, también ha reprochado a los morados su actitud y ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que cese a Iglesias por poner "en tela de juicio la democracia española" y estar "siempre detrás de todos estos movimientos vandálicos violentos". A este respecto, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha señalado que "el problema no es Podemos", sino "el que los mantiene en el gobierno", en referencia a Sánchez.

Inés Arrimadas, la líder de Cs, también ha recurrido a las palabras de Iglesias sobre la "anormalidad democrática de España" para criticar que "un señor condenado por defraudar a la Seguridad Social [en referencia a Echenique] sigue siendo el Portavoz de un partido que, desde el Gobierno de España, defiende a delincuentes condenados y a violentos que atacan a la policía y destrozan el mobiliario urbano".

Investigación e incitación

La misma indignación ha causado en las filas de Vox. Su portavoz parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros, ha afirmado que "la incitación a la violencia por parte de políticos debe ser investigada y se deben depurar responsabilidades con contundencia". Además, ha mostrado su apoyo a la policía que "trabaja para preservar la justicia y la libertad frente a delincuentes".

La secretaria general del grupo parlamentario, Macarena Olona, también ofreció su respaldo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad con un mensaje en Twitter deseando que volvieran a sus casas "sin un sólo rasguño" y con una imagen de un policía antidisturbios con la porra en alto y el lema 'a todo el que te pida, dale'. Unas palabras que pueden ser entendidas como una incitación a la violencia policial.

Noticias relacionadas

Roces internos

Echenique no solo ha recibido las críticas de la oposición. La vicepresidenta primera del Ejecutivo, Carmen Calvo, le ha respondido que "ningún derecho se puede defender ni expresar con violencia" y que eso supone "una línea roja absoluta". Sobre el mensaje publicado en Twitter por el portavoz morado, la dirigente del PSOE ha señalado que "una cosa es defender una democracia exigente con la libertad de expresión y otra alentar una situación en la que hubo heridos y detenidos", informa Juan Ruiz. "Eso es inabarcable dentro de nuestra responsabilidad como cargos públicos", ha sentenciado Calvo.