Segunda noche de disturbios en Catalunya

Interior abre una investigación para aclarar cómo una joven ha perdido un ojo en las protestas de Hasél

La trazabilidad de las balas de foam permitirá determinar si el proyectil salió de un arma de los Mossos

Laia, amiga de la víctima: "Me siento culpable, yo tiré botellas a la policía y no ella"

Los Mossos investigan cómo una joven perdió un ojo en las protestas contra la detención de Pablo Hásel. Lo explica el director de los Mossos, Pere Ferrer. / FERRAN NADEU / VÍDEO: ACN / MIQUEL CODOLAR

Se lee en minutos

El Periódico

La segunda noche de disturbios por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél se han saldado en Catalunya con 33 detenidos, 12 personas heridas (seis de ellas, policías) e importantes destrozos en el mobiliario urbano. El director general de los Mossos d'Esquadra, Pere Ferrer, y el portavoz de la policía catalana, el comisario Joan Carles Molinero, comparecen este jueves a las 09.30 horas para informar sobre estos graves incidentes. Ferrer ha calificado de "escenario de alta complejidad" el panorama abierto por estas protestas porque son de "tipo violento" y Molinero ha hablado de "personas oportunistas y violentas" que aprovechan las manifestaciones para causar destrozos y saquear comercios. "No nos preocupa que la gente se manifieste, nos preocupa la violencia", ha subrayado Ferrer. "Lo que hemos visto no es normal. Es fruto de muchas variantes que acaba generando esta reacción violenta que no es tolerable".

Ferrer ha anunciado que Interior ha abierto una investigación para aclarar los hechos "graves" que han supuesto que una joven haya perdido un ojo tras supuestamente recibir el impacto de una bala de foam disparada por agentes de la Brigada Mòbil (Brimo). El director general de Mossos ha explicado que ya han contactado con la familia de la joven y también con el colectivo Iridia. "No hay todavía ninguna conclusión pero la voluntad es de transparencia máxima y de aclarar los hechos".

Preguntado sobre si estos hechos harán replantear el uso de balas de foam, Ferrer ha rechazado entrar en este debate: "No es el momento de valorar o hablar sobre el modelo de actuación policial. Lo más importante es que se ha abierto una investigación para aclarar los hechos".

Molinero, por su parte, ha reiterado que el compromiso es aclarar qué pasó y, si se confirma que la lesión fue por uso de foam, se mirará si el agente concreto la usó siguiendo el protocolo establecido. El comisario ha explicado que los Mossos cuentan, por protocolo, con informes detallados sobre el uso de las armas y los proyectiles, sobre cuándo, dónde y desde dónde se lanzaron las balas. La trazabilidad de las balas de foam permitirá determinar, en unos días, si el proyectil salió de un arma de los Mossos, ha asegurado Molinero.

Preguntado por cuántos proyectiles se usaron en las protestas en Catalunya, el comisario Molinero ha indicado que fueron un total de 420 en dos días: 300 se dispararon el martes y 120, el miércoles, por lo que "el uso de esta herramienta es elevado" para hacer frente a actitudes violentas, según él.

La joven herida en un ojo en la Via Augusta de Barcelona, en la primera noche de disturbios, el martes, presenta lesiones más graves de lo que parecía. Según ha informado el colectivo Iridia y ha confirmado este diario, perderá un ojo a causa del impacto recibido por un proyectil mientras participaba en las protestas.

De entrada, la primera valoración médica pareció indicar que la herida no presentaría tal gravedad. Sin embargo, un examen médico más exhaustivo ha podido concluir que el daño ocasionado es mayor y ha afectado de forma irreparable a su globo ocular. La joven fue atendida por los sanitarios y trasladada a dependencias del Hospital Clínic, donde este jueves será operada.

El testimonio de una amiga

Una amiga de la víctima, Laia, ha explicado en el programa 'Aquí, amb Josep Cuní', de la SER : "Me siento culpable, yo tiré botellas a la policía y no ella". La joven ha relatado las circunstancias en las que se produjeron los altercados. "Habíamos bajado de la plaza de Lesseps con las pancartas hasta estar delante de los antidisturbios. El ambiente que había era de ganas de pelea [...]. Hubo un momento en que se veía que iban a cargar y nos dispersamos. La distancia era muy grande. Tanta que aunque yo seguí tirando botellas. Un agente me apuntó, disparó, yo lo esquivé y cuando miré había una persona a mi lado herida [...]. Horas más tarde me enteré que había sido nuestra amiga", ha explicado Laia.

La joven también ha justificado la violencia para lograr que sus reclamaciones sean atendidas.

"Violentos y oportunistas"

Según los Mossos, 12 personas fueron detenidas en Barcelona, donde grupos violentos destrozaron mobiliario urbano, saqueado establecimientos comerciales y quemaron vehículos y contenedores. En la manifestación en Lleida fueron detenidas 14 personas, cinco en Girona y dos en Tarragona, donde un grupo de manifestantes cortaron durante un tiempo la circulación en la autovía A-7 en dirección a València.

Noticias relacionadas

El perfil de los violentos es gente que tras las manifestaciones pacíficas se quedan y aprovechan para quemar contenedores, montar barricadas y atacar la línea policial, ha explicado Ferrer. Interior diferencia "claramente" los manifestantes pacíficos de los violentos que aprovechan para destrozar la ciudad.

El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) de la Generalitat atendió, por su parte, a 12 personas, todas ellas con lesiones leves excepto una, menos grave, durante los altercados que se produjeron en Barcelona y Lleida. Según ha informado el SEM, en Barcelona atendieron a 10 personas, mientras en Lleida fue atendida una persona y otra en Girona.