Graves disturbios en Catalunya tras la detención de Hasél

  • Una joven ha resultado herida en un ojo al ser alcanzada presuntamente con una bala de foam en Barcelona

Se lee en minutos

Un total de 18 detenidos y 33 heridos, la mitad de ellos policias, es el balance de los graves disturbios registrados en Barcelona, Vic, Girona, Lleida y Reus durante las protestas por la detención y encarcelamiento de Pablo Hasél. Las manifestaciones en apoyo del rapero empezaron por la tarde y acabaron de madrugada dejando una estampa de importantes daños materiales: quema de contenedores, destrozos en oficinas bancarias e incluso en la comisaría de Vic.

De los 33 heridos, 32 son leves y uno --una joven que recibió el impacto de una bala de foam en una ceja-- está en estado menos grave. Además, hubo que trasladar a ocho personas a centros sanitarios. En Barcelona hubo once asistencias y cuatro traslados; en Vic, 15 asistencias; en Lleida, cinco asistencias y tres trasladados; en Reus, una asistencia y un traslado, y en Girona una asistencia, según fuentes del Servicio de Emergencias Médicas.

En Vic, varios agentes resultaron heridos y grupos violentos de manifestantes vandalizaron la comisaría del municipio, hasta la que el 'conseller' de Interior en funciones de la Generalitat, Miquel Sàmper, se trasladó a media noche. Lo hizo acompañado del mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, de la alcaldesa de Vic, Anna Erra, y del director de la policía catalana, Pere Ferrer.

El ingreso en prisión de Hasél para cumplir la condena por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona ha provocado la inmediata convocatoria de manifestaciones de protesta que han terminado con una violencia inusitada. La Plataforma 'Llibertat Pablo Hasél' ha convocado para este miércoles otra concentración ante la cárcel de Ponent (Lleida), además de nuevas marchas en varias ciudades.


/ Ferran Nadeu

Herida grave y saqueos en Barcelona

La manifestación en Barcelona ha comenzado hacia las 19:00 horas en la plaza Lesseps aunque poco después los participantes han comenzado a caminar hacia la avenida Riera de Cassoles y la Via Augusta, donde se han producido enfrentamientos a la altura de la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía.

Los manifestantes han lanzado botellas e incendiado contenedores contra el cordón de Mossos que protegía la comisaría y han respondido con balas de foam. Ha habido al menos una joven herida alcanzada supuestamente por uno de los proyectiles en un ojo.

Contenedores ardiendo en Gran de Gràcia durante la manifestación de este martes por la detención del rapero Pablo Hasél

Además, los violentos han montado barricadas con contenedores y otros elementos del mobiliario urbano a los que han prendido fuego. Hay cinco detenidos.

En la avenida Diagonal los manifestantes han cortado el tráfico, han roto los cristales de una oficina de CaixaBank y han quemado motos estacionadas en la zona de Travessera con Via Agusta.

En la zona baja de Gran de Gràcia, varios encapuchados han saqueado establecimientos comerciales haciendo barricadas con contenedores y lanzando objetos contra la línea policial.

Máxima tensión en Vic

Centenares de personas se han concentrado en la Plaza Mayor de Vic y una vez finalizada la protesta, los concentrados se han desplazado hacia el edificio de los juzgados y de allí a la comisaría de los Mossos donde grupos de personas "con actitud violenta" han protagonizado varios incidentes, según informan los Mossos.

Los concentrados han roto vidrios del juzgado y de la comisaría de los Mossos, con el lanzamiento de piedras contra el edificio y la primera línea policial. También se han quemado contenedores. Los agentes han dispersado a los manifestantes disparando proyectiles de foam.

Asalto a la comisaría de Vic tras las protestas por la detención de Pablo Hasél.

Quema de contenedores en Lleida

Más de un millar de personas (2.000 según la organización y 1.400 según la Guardia Urbana) se han concentrado esta tarde en Lleida en una protesta en la que se han atacado las sedes del PSC, del PP y se han vivido momentos de tensión ante la subdelegación del Gobierno.

Los manifestantes han iniciado la protesta en la plaza de la Catedral de Lleida y, después de leer un manifiesto, se han escuchado algunas canciones del rapero leridano ya preso.

Después de unos minutos, la comitiva se ha dirigido hasta la sede del PSC en Lleida, donde se han lanzado huevos y otros objetos contra la fachada, antes de dirigirse a diferentes calles del Eje Comercial de la ciudad.

A la altura de la plaza Sant Joan, los manifestantes se han vuelto a detener para tirar pintura, esta vez contra la fachada de la sede del PP en Lleida, donde han coreado eslóganes como “Vosotras fascistas, sois los terroristas”.

Finalmente, varios centenares de personas se han dirigido hasta la Subdelegación del Gobierno en Lleida, donde se han vivido los momentos de más tensión al tirar contenedores al suelo, incendiar uno de ellos y tirar petardos contra algunas furgonetas de los Mossos.

Manifestantes vuelcan contenedores para quemarlos durante la manifestación por la detención de Hasél, este martes en Barcelona.

/ Ferran Nadeu

Cargas policiales en Girona

La manifestación de Girona ha derivado en disturbios frente a la Subdelegación del Gobierno con lanzamiento de objetos contra la policía que protege el edificio y quema de contenedores.

Unas 5.000 personas, según Mossos d'Esquadra y Guardia Urbana, se han concentrado inicialmente en la plaza 1 de Octubre y, después, han recorrido diversas calles de la ciudad para expresar su protesta ante la delegación de la Generalitat y, poco después, ante los juzgados.

En ese punto, al que se había llegado sin incidente alguno, se han producido los primeros lanzamientos de objetos y pirotecnia contra los agentes.

Al final, la manifestación, aunque con mucha menor presencia de personas, ha llegado a la Subdelegación del Gobierno, donde se han desatado los disturbios.

Los lanzamientos contra los agentes allí situados se han recrudecido y se han plantado contenedores a modo de barricada a pocos metros del edificio.

También se han arrancado señales de tráfico para utilizarlas como objetos arrojadizos mientras los Mossos d'Esquadra han disparado balas de foam y salvas.

La quema de contenedores y un pequeño fuego a las puertas de una entidad bancaria ha requerido la presencia de los bomberos, mientras los manifestantes se han dispersado por las calles de Girona adyacentes a la zona de los incidentes.

Incidentes en Valencia

La concentración celebrada en Valencia ha acabado también con algunas cargas policiales e incidentes, como el vuelco y quema de contenedores en las inmediaciones de la plaza del Ayuntamiento.

Pasadas las 19.40 horas, algunos de los participantes han tratado de desplazarse de la plaza del Ayuntamiento hacia la calle Colón. En ese momento se han registrado cargas policiales que han hecho retroceder a algunas personas.

La policía ha vuelto a cargar para dispersar a los participantes y algunos se han dirigido hasta la calle Xàtiva, donde se han dispersado. En las inmediaciones de esta vía, se han volcado contenedores y se ha llegado a quemar uno de ellos, ubicado en la calle Cervantes, hasta donde se han desplazado los bomberos para apagar las llamas.

Así, fuentes de delegación del gobierno han confirmado a Europa Press que se han producido cargas al final de la protesta, cuando algunos participantes han tratado de moverse del lugar de la concentración -que había sido comunicada a las autoridades-, y marchar hacia calles cercanas. Han precisado que se han producido incidentes en las calles María Cristina y de las Barcas, donde algunas personas han volcado contenedores.

Tranquilidad en las protestas de Baleares

En Palma de Mallorca, hasta 200 de personas, según el primer recuento oficial de la Policía Nacional, se han concentrado en la plaza de España sin que se registraran incidentes relevantes.

La protesta ha tenido lugar a las 19.00 horas, junto a la misma vez de otra que se ha producido en sa Bassa, en Manacor. En Menorca, concretamente en Mahón, también ha habido una concentración en la plaza Miranda.

Todas las iniciativas han sido convocadas a través de las redes sociales. En la de Palma, la Policía ha indicado a los manifestantes que se debían disolver por las medidas de restricción impuestas para el control de la pandemia.

Asismimo, los agentes han identificado a una veintena de personas. No obstante, no se han producido incidentes graves y los manifestantes se han ido disolviendo con normalidad.

Durante al menos una hora, las personas congregadas han gritado proclamas como 'Las calles serán siempre nuestras', 'No nos callarán, no pasarán', 'Los borbones a los tiburones', 'Marivent, casal popular' y 'Libertad de expresión, Valtonyc absolución'

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha achacado los altercados a los discursos "incendiarios" de Podemos y "el separatismo".

Te puede interesar

"De nuevo, el 'apreteu' desde miembros de gobiernos", ha señalado Arrimadas en un mensaje en su cuenta de Twitter en el que ha denunciado "otra noche de vandalismo".

"Tras días de discursos incendiarios de Podemos y el separatismo, hoy los radicales siembran el caos causando enormes daños a comerciantes y familias. De nuevo, el 'apreteu' desde miembros de gobierno", ha subrayado la líder de la formación naranja.