Círculo de Economía de Barcelona

Casado reivindica su "compromiso personal" con Catalunya sin "revanchismos"

  • El líder del PP asegura que los conservadores catalanes no tienen ánimos "revanchistas"

  • Defiende que necesitan alcanzar una "influencia clave" para evitar otro tripartito tras las elecciones

Casado, en Móstoles, este lunes, en un acto de la asociación ’Ni un niño sin juguetes’.

Casado, en Móstoles, este lunes, en un acto de la asociación ’Ni un niño sin juguetes’. / Ricardo Rubio / Europa Press

Se lee en minutos

"No se puede ser presidente del Gobierno de España sin conocer a fondo Catalunya", ha sentenciado Pablo Casado este lunes tras reivindicar su "compromiso personal" con este territorio. Con las elecciones catalanas aplazadas hasta el 30 de mayo, el líder del PP ha asegurado que su objetivo será alcanzar una "influencia clave" en el Parlament que les permita sacar a los partidos independentistas del Govern.

En una conferencia en el Círculo de Economía de Barcelona, el presidente de los conservadores ha dejado claro que Catalunya es una pieza esencial en su camino hacia la Moncloa. Tanto es así, que Casado ha recordado que durante los últimos meses ha viajo de manera asidua a esta autonomía. "En mi caso, que creo en la política de las luces largas, es un compromiso con Catalunya que va mucho más allá de una cita electoral", ha insistido.

Además, el líder de los conservadores ha señalado que el candidato del PPC, Alejandro Fernández, no plantea "revanchismos" pese a que los conservadores fueron excluidos en el Pacto del Tinell y después fueron perdiendo presencia en el Parlament. Así, ha dicho que no pretender "reescribir la historia pasada y reciente" sino ofrecer "estabilidad política, progreso económico y convivencia social".

Para ello, Casado ha reconocido que tras las próximas elecciones, más allá del número de diputados que obtengan, deberán alcanzar una "influencia clave" que les permita intervenir en la formación del próximo Govern. "Catalunya ya ha tenido gobiernos nacionalistas y tripartitos, como Maragall y Montilla, y hacer lo mismo suele producir el mismo resultado. Creo que merece la pena intentar cambiar", ha hecho hincapié.

La solución

"Catalunya no es un problema para España o para Europa, lo que tiene es un problema que algunos han causado", ha señalado el líder del PP en referencia al independentismo. A este respecto, ha apuntado que los conservadores catalanes quieren ser "parte indispensable de una solución" que permita "superar las fracturas políticas, sociales e incluso generacionales".

Te puede interesar