El PDECat se suma a Podemos y pide la libertad de los políticas presos antes de las elecciones catalanas

Bel exige que los líderes del 1-O estén en casa para las navidades

El portavoz del PDECat en el Congreso, Ferran Bel

El portavoz del PDECat en el Congreso, Ferran Bel / BALLESTEROS (EFE)

Se lee en minutos

Las palabras del presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, pidiendo la puesta en libertad de los políticos catalanes presos antes de las elecciones del próximo 14 de febrero han abierto la veda a otras formaciones. El portavoz del PDECat en la Cámara baja, Ferran Bel, ha exigido también la excarcelación de los líderes del 1-O antes de los comicios catalanes. 

"Antes de las elecciones, a mí me gustaría que estuvieran mañana, que pudieran pasar las fiestas de Navidad con su familia y que pudieran reemprender su actividad profesional y política", ha subrayado Bel sobre la necesidad de que estén en libertad cuanto antes. 

El diputado posconvergente ha admitido que la salida de los políticos de las cárceles ayudaría en gran manera a afrontar el conflicto político y a encarar las elecciones con cierta normalidad. No obstante, ha asegurado que no serviría para "arreglar" la cuestión de manera "definitiva".

Por el contrario, el portavoz adjunto de Cs, Edmundo Bal, ha criticado que el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, haya reconocido, según él, que la reforma que se plantea de los delitos de rebelión y sedición sea "a la carta" para beneficiar a los presos del "procés", "que están en la cárcel por delitos gravísimos", y no por un interés general.

La postura morada

Te puede interesar

El pasado martes, Asens defenció también la Cámara baja que los presos debían estar en libertad cuanto antes para poder participar en las elecciones catalanes del 14 de febrero. A este respecto, señaló que Unidas Podemos es partidaria de concederles el indulto, aunque esta decisión recae en el Consejo de Ministros, con una amplia mayoría del PSOE

Además, explico que otra vía podría ser la reforma del delito de sedición, contemplado en el Código Penal. Como ya explicó a EL PERIÓDICO hace unos meses, la propuesta de los morados es que para que se pueda imputar un delito de sedición tiene que haber violencia. Este cambio supondría la inmediata liberación de los políticos catalanes.