23 oct 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA

Jaume Asens: "Avanzar en el diálogo pasa por la libertad de los presos"

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos reivindica la necesidad de aprobar los indultos

Defiende una reforma del delito de sedición que permita la excarcelación de los políticos catalanes

Miguel Ángel Rodríguez

Jaume Asens en su despacho del Congreso de los Diputados. / JOSÉ LUIS ROCA

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, defiende, desde su despacho en el Congreso, una reforma del delito de sedición que permita la puesta en libertad de los presos del 1-O.

¿Cómo valora la inhabilitación de Quim Torra?

Nunca tendríamos que haber llegado hasta aquí por haber mantenido unas horas más de lo debido una pancarta. En el fondo, si pensamos que todo este conflicto gira en torno a una pancarta que pedía libertad de expresión en un contexto electoral y, por tanto, una acción que no era adecuada, es un despropósito. Creo que es el peor final posible de la legislatura que se podía producir en un tiempo en el que nos estamos esforzando en que la política vuelva a ser útil, vuelva a ganar y dejar atrás el legado de la judicialización de la política del PP.

¿Era posible otra sentencia pese a que el propio Torra reconoció que había desobedecido la orden de la Junta Electoral Central?

Sí, porque una cosa es desobedecer y otra es cometer un delito de desobediencia. Puede ser que implicara una falta administrativa, pero no un delito. El derecho penal es el último recurso del que dispone el Estado para resolver un conflicto que no tiene otras vías de solución. Eso es un fracaso como sociedad porque se está utilizando la vía más lesiva de todas.

¿Le consta que el Gobierno vaya a convocar la mesa con Aragonès como 'president' en funciones?

La mesa de diálogo hay que blindarla de posibles instrumentalizaciones al servicio de los intereses partidistas con unas elecciones a la vuelta de la esquina. Va a ser muy difícil que esa mesa avance en un clima preelectoral y cuando no sabemos cuál va a ser el futuro Gobierno de una de las partes. En lo que pueda suceder antes de las elecciones no hay que depositar muchas expectativas.

Creo que debería reunirse para mandar un mensaje de que esta es una apuesta tanto de un Gobierno como otro. Pero tenemos que ser conscientes de que va a ser muy difícil que haya avances significativos. 

"La inhabilitación de Torra es el peor final posible de la legislatura"

Jaume Asens

Presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos

¿Cree que la inhabilitación de Torra podría lastrar el diálogo entre el Gobierno y ERC?

Creo que se ha abierto una oportunidad histórica y todo el mundo tiene que ser consciente de la responsabilidad que tenemos para afianzar esa oportunidad, esa ventana de esperanza. Hemos abierto una nueva etapa para dejar atrás un periodo de polarización y judicialización de la política que no debería volverse a repetir. Seguramente ese es el deseo de esa derecha atrincherada en la cúpula judicial que intenta volver a una situación de confrontación.

¿Está usted trabajando mano a mano con el Gobierno para reformar el delito de sedición?

Sí, evidentemente. Esto forma parte de un acuerdo entre nosotros y el PSOE más que un acuerdo entre el Gobierno y el mundo independentista, que no quiere eso. Ha dicho claramente que está en contra de los indultos y ha recibido con mucha frialdad la propuesta de revisión o de derogación del delito de sedición porque cree que eso no soluciona el problema y por eso defiende la vía de la amnistía.

No obstante, siempre hemos dicho que cualquier propuesta de desjudicialización del conflicto en Catalunya, cualquier avance en la mesa de diálogo, pasa por lograr que los presos independistas estén en libertad.

¿Considera que la reforma debe incluir una rebaja de estas penas?

Tenemos una posición de máximos que consiste en derogar el delito. Aun así, estamos dispuestos a hablar de reformar el tipo penal, si ahí es donde está la mayoría del Congreso. Pero no hay que cambiar tanto la temporalidad sino los requisitos. La clave de esta reforma es que quede claro que para imputar un delito de sedición tiene que haber violencia. Con esa reforma, lo que pasó el 1-O y el 20 de septiembre no debería ser delito.

Es decir, hay dos objetivos: uno es lograr la libertad de los presos y otro blindar el derecho de manifestación para que en el futuro no se vuelva a producir una situación de injusticia como esta.

El líder de En Comú Podem reconoce que el PSOE todavía no les ha enviado su propuesta sobre el delito de sedición

¿Esta reforma la han negociado ya con el PSOE? ¿Cuándo podría estar lista?

Estamos esperando recibir su respuesta a nuestra propuesta. Lo que nos han manifestado es su voluntad de adecuar este tipo penal a los estándares internacionales pero aún no tenemos una propuesta por su parte para poder discutir.

La reforma exige, primero, pasar por el trámite de una serie de informes y luego convertirse en anteproyecto que sería aprobado en el Consejo de Ministros y luego iría al Congreso como un cohete, de forma muy rápida. Eso podría ser entre 4 o 6 meses para nosotros es urgente para normalizar la situación lo antes posible en Catalunya, para rebajar la tensión y sobre todo para corregir una situación que nos parece injusta.

¿Se debería conceder el indulto a los presos del 1-O?

Yo creo que sí. El delito de sedición es un delito de orden público y no puede ser que por un delito de orden público haya personas que hayan sido condenadas por más años que por una violación o un homicidio. Eso clama al cielo. Es una desproporción absolutamente evidente. Y creo que el indulto está pensado para estos casos, para suavizar, para atemperar el rigor punitivo de una condena.

A mí me parece muy grave la actitud del PP en este asunto. Cuando están pidiendo al Gobierno que no tramite los indultos están pidiéndole al Gobierno que prevarique.

¿Usted ve posible una amnistía para los presos del ‘procés’?

La amnistía, en el pasado, ha sido un instrumento útil para pasar página en contextos de grandes consensos que ahora están lejos de producirse y tiene una dificultad de encaje jurídico en nuestro ordenamiento. Yo personalmente creo que es constitucional. Sin embargo, La última palabra, en el caso de una ley de amnistía, la tendría el Tribunal Constitucional que ahora mismo está compuesto por una mayoría de jueces conservadores y por eso me parece imposible que esa vía prospere.

Lo he debatido con dirigentes de ERC y de JxCat y creo que no debería plantear la amnistía como algo incompatible con nuestras propuestas. La amnistía, el indulto y la reforma del Código Penal tienen naturalezas diferentes pero no son excluyentes, no son unas u otras. Lo que le pedimos a esos partidos es que no lo fíen todo a los grandes hitos utópicos, al todo o nada, a que se abran las puertas del cielo.

"La libertad de los presos iría bien para hablar de otras cosas no vinculadas a lo que ha sucedido en Catalunya"

Jaume Asens

Presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos

Con las elecciones a la vuelta de la esquina, ¿con qué estrategia afrontan los comicios?

Hay un elemento clave en estas elecciones que tiene que ver con la salida de una crisis económica y sanitaria que no se había producido en esos términos nunca. Estamos en una situación de excepcionalidad que requiere un Gobierno en la Generalitat que sea sólido, que devuelva la esperanza a la ciudadanía y que ponga eso como la principal prioridad. Así, un eje de la campaña van a ser las propuestas de unos y otros para salir de esta crisis. 

Creo que a diferencia de anteriores elecciones, toda la cuestión vinculada a la crisis territorial va a estar presente pero no va a tener la centralidad. La cuestión social va a tener más preeminencia que nunca. Y, evidentemente, más la tendría si llegamos a las elecciones con los presos en libertad. Eso iría bien para poder hablar de otras cosas no vinculadas solo a lo que ha sucedido en Catalunya.

Usted ha sido muy crítico con el bloqueo de las instituciones, ¿cómo valora los nombramientos del Consejo General del Poder Judicial?  

Creo que es un atentado contra la Constitución gravísimo, es una subversión del orden constitucional que cortocircuita el funcionamiento ordinario de las instituciones y que vulnera el principio de legitimidad democrática que sostiene la renovación de los órganos constitucionales.

El PP quiere ocupar todos los puestos claves y sensibles de la cúpula porque saben que es la forma de defender y mantener su visión conservadora de España. Para frenarlo, el Congreso tiene que intervenir y requerir al Poder Judicial para que cese en su golpismo institucional y aprobar una ley para que cuando el gobierno de los jueces esté en funciones no pueda operar como un gobierno investido con legitimidad democrática.