LA GESTIÓN DE LA SEGUNDA OLA

Sánchez pide "disciplina social" y propone el "reto colectivo" de doblegar la curva

Afirma que el Gobierno está listo para tomar medidas excepcionales si las autonomías llegan a una situación de riesgo extremo

El presidente apela a la colaboración ciudadana en un discurso que recuerda a sus alocuciones durante la primera ola

Pedro Sánchez alerta de que la situación es grave y pide reducir la movilidad. En la foto, el presidente del Gobierno en una comparecencia el pasado mes de agosto. / JOSÉ LUIS ROCA / VÍDEO: EUROPA PRESS

Se lee en minutos

Patricia Martín

Al igual que hizo durante la primera ola prácticamente todos los fines de semana, Pedro Sánchez se ha dirigido este viernes a los ciudadanos, en una declaración institucional desde La Moncloa, con un único mensaje: el gobierno y las autonomías están haciendo lo posible para frenar la segunda ola pero es necesario la colaboración ciudadana para frenar la pandemia.

Pese que hay varias autonomías que han solicitado que se decrete  el estado de alarma para aplicar un toque de queda, que Andalucía, Castilla y León  y la Comunitat Valenciana quieren imponer por su cuenta, el presidente no ha hecho ningún anuncio al respecto y tan sólo se ha referido a esta posibilidad para mencionar que ya se aplica en Francia y que es una de las opciones contempladas en el plan de acciones coordinadas aprobado el jueves en el Consejo Interterritorial de Salud, que contempla cuatro escenarios de riesgo. “Cuando un territorio alcance el nivel de alerta 4, deberán adoptarse medidas excepcionales que podrán requerir la activación de un instrumento constitucional que es el estado de alarma”, ha señalado.  

Apoyos necesarios

A su vez, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha explicado en rueda de prensa, tras reunirse con el presidente de Castilla y León que, a la espera del informe jurídico encargado para estudiar el encaje legal del toque de queda, debido al rechazo del PP y algunas autonomías al estado de alarma, el Gobierno está buscando los apoyos necesarios para conseguir el aval del Congreso si es necesaria su prórroga. Un respaldo que ya ofrece Ciudadanos.

“Estamos listos para adoptar todas y cada una de las medidas que sean necesarias”, pero “causando el menor daño económico y las menores restricciones posibles para las libertades personales”, ha señalado Sánchez desde La Moncloa antes de que trascendiera que Íñigo Urkullu ha pedido el estado de alarma para EuskadiÍñigo Urkullu.

Evitar confinamiento domiciliario

Sánchez ha garantizado que el Ejecutivo central quiere y debe “evitar a toda costa recurrir a un nuevo confinamiento domiciliario”, debido a los “sacrificios que comporta” y las “consecuencias económicas y sociales que acarrea”.

Si bien, en la Moncloa son conscientes de que los ciudadanos llegan a esta segunda ola “con las defensas sociales bajas” y “cansados” de una “emergencia sanitaria que ya dura demasiado”, según ha verbalizado el presidente. Asimismo, España es un país al que le gusta “la vida social, la cercanía familiar y tiene pasión por el contacto humano”. Por ello, el presidente y su equipo han diseñado una declaración institucional en la Sánchez ha reclamado a los ciudadanos a una “disciplina social” que recuerda al #quedateencasa que tanto éxito tuvo durante la primera hora.

Meses "muy duros"

El también líder del PSOE ha asegurado que la situación es “grave” y que los próximos meses, ahora que llega el invierno, “serán muy duros”. Por lo que ha pedido a la ciudadanía “la máxima disciplina social, la máxima resistencia” y “espíritu de equipo” para lograr el “reto colectivo” doblegar la curva. El objetivo que ha marcado el presidente es reducir la incidencia actual de 348 casos por 100.000 habitantes a 25 contagios.

Te puede interesar

“Ahora es el momento de establecer distancias, necesitamos hacer un paréntesis para salvar vidas, para defender la salud de todos y de todas”, ha concluido.