EL LABERINTO CATALÁN

Pere Aragonès: "La mesa de diálogo habrá que reactivarla tras la interinidad"

El vicepresidente del Govern concede a EL PERIÓDICO su primera entrevista a un diario como 'president' sustituto

Pere Aragonès, vicepresidente del Govern y ’president’ sustituto

Pere Aragonès, vicepresidente del Govern y ’president’ sustituto / JORDI COTRINA

Se lee en minutos

Pere Aragonès ejerce desde el miércoles como jefe en funciones del Govern. Sigue ocupando su despacho en las flamantes oficinas de Sants-Montjüic, cerca del paseo de la Zona Franca y de la plaza de Europa. Ahí mantiene para EL PERIÓDICO su primera entrevista a un diario como presidente sustituto.

Ayúdenos. ¿Cómo le presentamos a los lectores?

Como Pere, como toda la vida. Hay que dejar claro que una vez inhabilitado Quim Torra, el próximo 'president' será el que elija el Parlament. Como vicepresidente, llevaré a cabo las tareas que me otorga la ley, pero no normalizaremos esta situación. En Catalunya no hay 'president'.

Si no lograron el adelanto electoral y, además, a usted se le acotan las competencias, ¿qué es lo que ha extraído ERC de la negociación con Junts?

No es una cuestión de negociación, sino que frente a un hecho insólito en una democracia, como una inhabilitación por colgar en una pancarta, la respuesta no podía ser, de nuevo, otro enfrentamiento entre socios. No hay 'president', pero sí Govern. Que debe seguir su función, más que nunca, en plena pandemia.

Entrevista a Pere Aragonès / ZML

ERC ofreció a Junts un tándem al frente del Govern, con usted y Meritxell Budó. Esa voluntad de compartir el liderazgo, ¿nace de un temor a que se le atribuya que trate de aprovecharse de la inhabilitación?

De ninguna manera. Tenemos un acuerdo de legislatura con Junts y ahora hemos añadido el cómo se gestiona hasta las elecciones. Y eso es lo relevante. El gabinete jurídico estipula claramente cuáles son los límites de esta presidencia en funciones. Quien obtuvo la confianza del Parlament ya no ejerce y, por tanto, el sustituto debe tener sus acciones limitadas.

¿Por qué rechazó Junts per Catalunya su oferta?

Solo puedo decir que con la 'consellera' Budó he trabajado muy bien y que estoy convencido de que en las próximas semanas seguiremos trabajando conjuntamente. Igual que con todos los 'consellers', independientemente de su color político.

¿Sigue Esquerra temerosa del #PressingERC posconvergente?

Tenemos muy claros cuáles son nuestros principios y el horizonte de país que proponemos. ERC cumplirá en marzo 90 años. Y siempre hemos defendido postulados progresistas y la libertad nacional del país. Y proponemos situar la autodeterminación en el centro, explorar todas las vías de diálogo y seguir con las políticas sociales, especialmente con la pandemia. A partir de ahí, cada uno es libre de hacer las campañas que quiera.

¿Hay opciones de pacto con el Gobierno cara a los Prespuestos Generales del Estado?

Hay que ver primero la propuesta de Presupuestos. No se trata de un juego político, a ver quién queda bien en el Congreso, sino de dar respuesta a la gente. De esta crisis hay que salir con más gasto público. Una salida keynesiana. Y hay una vertiente política: una represión y un conflicto político que el Gobierno, en el pacto de investidura, se comprometió a ponerle solución. Y esta, debe ir en paralelo a los Presupuestos. Porque sabemos que si se aprueban, darían recorrido a la legislatura.

Pere Aragonès, en la sede de la Conselleria d'Economia /JORDI COTRINA

Pese a que ERC solo apuesta por la amnistía, ¿la tramitación de los indultos y la reforma del delito de sedición mejoran el clima con el Gobierno?

Más allá del clima, miremos  los hechos concretos. Creemos que lo mejor sería una amnistía. Si hay medidas parciales que permiten aligerar la carga a los presos, por sentido común y humanidad, no nos opondremos.

¿Se va a convocar, ya sin Torra, la segunda reunión de la mesa de gobiernos o van a esperar a que se celebren las elecciones?

Han inhabilitado al 'president' y eso lo altera todo. Habrá que buscar fórmulas para preservar este instrumento y reactivarlo cuando se den las condiciones oportunas, cuando Catalunya no esté en esta interinidad. Dicho esto, nosotros defenderemos siempre la amnistía y la autodeterminación, porque son grandes consensos del independentismo.

¿Quién tomará la decisión sobre qué hacer con la mesa? ¿El órgano de coordinación que acordaron con Junts?

Entre todos. En la solución tenemos que estar todos, porque si no, no será una solución. Cuando la mesa se pueda reunir –porque ahora se ha inhabilitado al 'president' y eso afecta–, acordaremos en el seno del Govern cómo enfocar el diálogo.

"Querer hacer un referéndum no es poderlo realizar. Hay que tener las condiciones favorables"

Carles Puigdemont abogó por un nuevo referéndum la próxima legislatura. ¿Lo ve plausible?

Hace tiempo que defendemos un nuevo referéndum. Pero que, prioritariamente, sea acordado y, sobre todo, efectivo. Que se pueda implementar el resultado, que es el problema del 1-O, en que no fue posible. Y, para ello, hay que ampliar mayorías.  No basta con quererlo, sino que se pueda conseguir porque haya las condiciones favorables. Con todo, celebro que haya más gente que comparta la idea.

¿Qué Govern cree que se debe de formar tras las próximas elecciones?

Depende de las urnas. Pero debe estar a favor de la independencia y que pueda sumar con los que estén a favor del derecho de autodeterminación. Es decir, sumar la CUP al Govern.

¿Con apoyo de los 'comuns'?

Te puede interesar

Ya se verá, pero, evidentemente, el Govern debe ser independentista.

%scoreboardHtml%

Arbitro: ,.

Tarjetas:

%

Campo: ()

¿Y el PSC?

Los dos modelos que se debatirán el 14-F son el de ERC (que las decisiones de Catalunya se tomen en Catalunya) y el del PSC. El PSC, de socialista solo tiene la sigla. Lo vemos en la Comunidad de Madrid, cuando no se atreven a hacer a un Gobierno neoliberal del PP lo que, por mucho menos, harían con Catalunya.

¿Opina como Gabriel Rufián que el Rey es un ultra?

Rufián sintetiza lo que muchos piensan de la Monarquía y es que se ha alineado con la extrema derecha y el nacionalismo español más rancio. El 3 de octubre [del 2017] rompió con Catalunya y ahora está rompiendo con los ciudadanos españoles.