28 oct 2020

Ir a contenido

GOBIERNO

Sánchez arranca el curso con una conferencia con empresarios y sociedad civil para presionar al PP

El presidente protagonizará un acto el lunes 31 en la Casa de América para apelar a la unidad de país y llamar a la renovación institucional

La convocatoria tendrá lugar dos días antes de la reunión del líder socialista con Casado y con Arrimadas. El Gobierno pretende empujar al PP al pacto

Juanma Romero

Pedro Sánchez, tras el Consejo de Ministros del 4 de agosto, el último antes de las vacaciones de verano.

Pedro Sánchez, tras el Consejo de Ministros del 4 de agosto, el último antes de las vacaciones de verano. / JOSÉ LUIS ROCA

España puede. Recuperación, transformación, resiliencia’. El título ya dice mucho. Es como la Moncloa ha rotulado la conferencia que el presidente del Gobierno pronunciará el próximo lunes, 31 de agosto, y con la que abrirá el curso político. Un acto en el que estará rodeado de empresarios y miembros de la sociedad civil y en el que, por su puesta en escena, los mensajes y sus protagonistas, está pensado para presionar al PP. Porque la convocatoria, además, tendrá lugar dos días antes de la entrevista de Pedro Sánchez con Pablo Casado en la Moncloa.

No en vano, el menú de temas que quiere abordar el jefe del Ejecutivo en su despacho con el jefe del PP y el que fuentes del Gobierno anticipan para la conferencia del lunes es semejante. Así, Sánchez, anticiparon este jueves desde la Moncloa, apelará en el acto "a la unidad de todos en la lucha contra la pandemia, la unidad del país para hacer las grandes transformaciones que necesita España, así como la unidad institucional para el robustecimiento de las instituciones del Estado".

Son los tres mensajes, de hecho, que Sánchez lleva machacando desde su rueda de prensa del pasado martes tras el primer Consejo de Ministros a la vuelta de vacaciones. El líder socialista intenta que la lucha contra el covid-19 quede fuera de la lucha partidista, pero su prioridad absoluta es disponer de unos nuevos Presupuestos para 2021 —que acojan las ayudas europeas y la renovación de órganos como el Consejo General del Poder Judicial, el Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo o RTVE.

Para el desbloqueo institucional, Sánchez necesita al PP, pero para las nuevas cuentas requiere el concurso de otros aliados, y ahí se enmarca el trato preferente que dispensará a Inés Arrimadas. Con sus 10 diputados, será la segunda en pasar por la Moncloa el próximo miércoles, antes incluso que ERC, con 13 parlamentarios.

Ronda de contactos

La Moncloa aún no ha facilitado la lista de invitados al acto que tendrá lugar el lunes, a las doce de la mañana, en la Casa de América escenario habitual del presidente en convocatorias de este tipo, pero sí adelanta que acudirán empresarios y miembros de la sociedad civil. Sánchez tiene interés en mostrar que los gigantes del Ibex 35 reman a favor de esa unidad de país que él preconiza y que centra sus mensajes, y que también representantes del universo social secundan la estrategia del Ejecutivo. El líder socialista ha venido insistiendo en que la unidad es clave para doblegar la segunda curva del virus. El mismo titular escogido para la conferencia refuerza esa idea de "patriotismo" que desea difundir la Moncloa.

A la convocatoria del 31 seguirá el diálogo con los líderes políticos y, el viernes 4, la conferencia de presidentes

El propósito es nítido: aislar al PP. Visualizar que Casado está solo en su estrategia, presionar para mitigar su discurso duro. Los populares no quieren hablar de acuerdos con el Ejecutivo, le acusan de "dejación de funciones", de estar obsesionado con la "maquinaria de marketing" y no de gobernar. Además, ponen por delante que Unidas Podemos salga del Gabinete.

Las conversaciones sobre la renovación de instituciones, que habían avanzado durante el verano, se han paralizado por lo que el PP entiende como ataques de los morados a los jueces. El Gobierno acogió con esperanza la salida de Cayetana Álvarez de Toledo como portavoz de los conservadores en el Congreso y el recambio en la cúpula del partido con la entrada de rostros ejemplo de moderación. Pero Casado lanzó después la advertencia de que no será en ningún caso "muleta" de un Gobierno de socialistas y morados.

El arranque de curso político, en el que están centrados los asesores del presidente, estará marcado pues por esta conferencia del 31 de agosto. Seguirá el martes con el Consejo de Ministros y el miércoles y jueves con la ronda con los líderes políticos. Casado y Arrimadas el miércoles y Gabriel Rufián y Aitor Esteban, portavoces de ERC y PNV, el jueves. Para el viernes ya está fijada, como confirmó este jueves la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, nueva conferencia de presidentes autonómicos. En este caso, será una cumbre telemática (a diferencia de la última, que tuvo lugar el 31 de julio en San Millán de la Cogolla, La Rioja), y girará en torno a la vuelta al cole.

Pedro Sánchez, durante el acto #Avanzamos, el 17 de septiembre de 2018 en la Casa de América de Madrid / JOSÉ LUIS ROCA

El formato del acto del lunes se aproxima, por tanto, al que Sánchez protagonizó en septiembre de 2018, en el arranque de curso de aquel momento, a los 100 días de haber llegado al poder, también en la Casa de América de Madrid. A aquella conferencia, rotulada por la Moncloa como #Avanzamosacudieron el entonces jefe de la CEOE, Juan Rosell; empresarios como Florentino Pérez (ACS), José Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola), José María Álvarez-Pallete (Telefónica), José Manuel Entrecanales (Acciona), Luis Gallego (Iberia), Fernando Abril Martorell (Indra) o Gonzalo Gortázar (CaixaBank). Además de los grandes del Ibex, se acercaron representantes sindicales, de organizaciones agrarias y de autónomos, actores, escritores, historiadores, directores de cine... y hasta 'los Javis' (los actores y directores Javier Ambrossi y Javier Calvo. En la platea también se pudo ver a miembros del tercer sector y a directores de medios de comunicación.