Casado llama al PP a abandonar las "trincheras"

El líder popular da por "rota" la legislatura y dice que no será "muleta" de Sánchez para los Presupuestos

Defiende los relevos dentro de la formación como una "renovación con experiencia"

El líder del PP, Pablo Casado, junto a Ana Pastor, Cuca Gamarra y Jose Luís Martínez-Almeida

El líder del PP, Pablo Casado, junto a Ana Pastor, Cuca Gamarra y Jose Luís Martínez-Almeida / JOSE LUIS ROCA

2
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Consolidado el cambio del rumbo en el PPPablo Casado escenificó este jueves ante la Junta Directiva del partido su regreso a la moderación. "Somos un partido de plazas anchas, no de trincheras estrechas", sentenció en un llamamiento a los suyos a dejar a un lado la crispación y el enfrentamiento que ha caracterizado la estrategia de la formación durante los últimos meses. En esta línea, la cúpula conservadora certificó los cambios orgánicos propuestos por el líder popular -entre ellos la destitución de Cayetana Álvarez de Toledo como portavoz parlamentaria- para marcar el camino a seguir. La intención de Casado, al menos la que dejó clara de cara a la galería, es distanciarse de la línea radical de Vox, ser un proyecto "de centro, reformista y liberal" y prepararse para regresar al Gobierno lo antes posible.

"Tenemos que evitar el error fatal de pensar que para defender las convicciones hay que cavar trincheras y utilizar palabras como puños. No es así", insistió Casado apuntando, de manera clara, la necesidad de abandonar la confrontación. En este sentido, el líder del PP resaltó la importancia de poner distancias con el extremismo de Santiago Abascal: "El PP no tiene vocación de minoría indomable, tiene vocación de mayoría imbatible y las mayorías se construyen sumando y se suma alrededor de un proyecto claro y centrado".

Durante todo su discurso ante la cúpula conservadora, Casado trató de mostrar su intención de ser un partido "transversal", alejado de la "agresividad" a la que les incitan desde Vox y desde el Ejecutivo. "Nosotros debemos representar a todos los españoles, voten a quien voten, hablen la lengua que hablen, amen a quien amen, nuestra única ancla es España y nuestra única vela es la libertad", subrayó.

Reorganización

La reunión de la Junta Directiva tuvo como principal objetivo aprobar los cambios orgánicos propuestos por Casado. El líder del PP enmarcó el cese de Álvarez de Toledo y el nombramiento de Cuca Gamarra como nueva portavoz en el Congreso en un proceso de "renovación con experiencia". "Gracias por todo Cayetana, esta será siempre tu casa y puedes contar conmigo para lo que quieras", dijo sobre la destitución de la aún diputada. No obstante, Casado mandó de manera velada algunos mensajes a Álvarez de Toledo tras sus airosas declaraciones. Así, recalcó su "firme compromiso de dar la batalla de las ideas y de la libertad frente a los nacionalistas, populistas y radicales". Algo que la exportavoz puso en duda el pasado lunes.

Además, la dirección aprobó el nombramiento del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, como portavoz nacional. Un cargo de nueva creación que, según el organigrama facilitado por el PP, situaría al regidor como ‘número tres’ de la formación. También se ratificó la designación de Ana Pastor, vicepresidenta segunda del Congreso, como vicesecretaría de Política Social, en un movimiento que certifica el acercamiento de Casado a la etapa de Mariano Rajoy. Por último, el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, fue nombrado nuevo presidente del Comité de Alcaldes y Alcaldesas del partido. Unos movimientos que muestran la intención de Casado de moderación. 

Las críticas

Noticias relacionadas

No obstante, las críticas del líder del PP hacia el Gobierno de Pedro Sánchez no arrecieron. Para el presidente conservador, la legislatura está "rota" debido a los "errores e improvisación" del Ejecutivo. 

"Vamos a volver al Gobierno muy pronto", animó a su equipo antes de señalar que el PP no será "una muleta sustitutoria" y un "recambio de Podemos" que pueda usar el PSOE para aprobar los Presupuestos y continuar la legislatura. "Vamos a recuperar el rumbo histórico de la mejor nación del mundo", concluyó.