23 sep 2020

Ir a contenido

COMPARECENCIA EN EL PARLAMENT

Mas asegura que ha "renunciado políticamente a todo" por el 'caso Palau'

CDC y el extesorero Daniel Osácar recurren la sentencia al Tribunal Constitucional, según el 'expresident'

Júlia Regué

El expresidente de la Generalitat Artur Mas, en la presentación de su último libro, en Barcelona.

El expresidente de la Generalitat Artur Mas, en la presentación de su último libro, en Barcelona. / ÀNGEL GARCÍA

El ‘expresident’ Artur Mas compareció este jueves en el Parlament para rendir cuentas sobre la financiación irregular de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC). Esta vez, a diferencia de las anteriores ocasiones, acudió despojado de cargos políticos y con una sentencia del Tribunal Supremo que confirma el fallo de la Audiencia de Barcelona sobre el expolio del Palau de la Música y el comiso de 6,6 millones de euros a CDC por cobrar comisiones ilegales a través de la institución cultural.

Mas ofreció una lectura propia de la sentencia -avanzó que CDC y el extesorero Daniel Osácar la han recurrido al Tribunal Constitucional- y sostuvo que su partido no causó perjuicio alguno ni al Palau ni a la hacienda pública, pero aseguró que ha "renunciado políticamente a todo", en parte, por el ‘caso Palau’, obviando que la CUP vetó su investidura y que fue inhabilitado por la consulta del 9-N en el 2014, unos episodios que la oposición se encargó de recordarle. Después puntualizó que se refería  al abandono de la presidencia del PDECat una semana antes de publicarse el fallo. "La mayor disculpa de un político es que deje los cargos que tiene", defendió  ante los partidos que le requerían unas disculpas. "Si me quemo en una hoguera, se quejarán porque quedan cenizas", replicó.

El exdirigente de CDC se desvinculó de la trama del 3% alegando que su nombre no aparece en los folios de las sentencias y que no ha sido citado como testigo ni como imputado, pero dijo que, pese a esto, se ha hecho cargo de las responsabilidades: "Dije en el 2017 que tomaría las decisiones que tocase [al acabar la causa judicial] y creo que lo he hecho". En este punto admitió que tuvo que "reconvertir" CDC "ante tantas sospechas de irregularidades" y deslizó que no tiene la "intención" de volver a dedicarse a la política. 

"No hubo sobrecostes"

En cuanto a la condena por el 'caso Palau', insistió en que el extesorero ha sido absuelto del delito de tráfico de influencias y está pendiente de la admisión a trámite de un recurso ante el Tribunal Constitucional para revisar el delito de blanqueo de capitales al que sí ha sido condenado, al tiempo que ha subrayado que a la formación que lideró "se la condena como participe a título lucrativo": "No un delito, un comiso, que obliga a CDC a devolver este dinero", apuntó.

"El Palau de la Música no fue perjudicado económicamente por CDC ni por su extesorero. Fue claramente perjudicado por los delincuentes confesos [Félix Millet y Jordi Montull], pero la misma sentencia establece que en ningún caso como consecuencia de la acción de Osácar tuviera algún perjuicio económico", continuó, y destacó que ni al extesorero ni a CDC "se les condena por un perjuicio sobre la hacienda pública". "No hubo alteración de precios, no hubo sobrecostes, no ha habido lesión sobre la hacienda pública. No excusa el hecho de que haya otros delitos, que los hay, Osácar ha sido condenado por blanqueo, CDC, no por un delito concreto, pero se le obliga como participe a devolver dinero", abundó.

En esta línea argumental, añadió que el juez no entró en si la adjudicación concreta de los contratos era "correcta", por lo que presupone que lo era. "No hubo ninguna alternación porque ni se ha analizado de ningún contrato público y no se ha demostrado ningún trato de favor", concluyó.