11 ago 2020

Ir a contenido

Merkel y Sánchez apremian a pactar el fondo "cuanto antes"

Ambos dirigentes subrayan la necesidad de poder reactivar ya la economía de la Unión Europea

La cancillera admite que aún hay "graves diferencias" sobre cómo acceder a las ayudas

Pilar Santos

La Cancillera Angela Merkel y Perdo Sánchez en Berlin

La Cancillera Angela Merkel y Perdo Sánchez en Berlin / MARKUS SCHREIBER / REUTERS

Alemania y España apremiaron este martes a los Veintisiete a cerrar un acuerdo "cuanto antes" sobre el fondo post-pandemia y el presupuesto global para los próximos siete años. El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, se reunió en Berlín con la cancillera, Angela Merkel, que este semestre es, además, presidenta de turno de la Unión Europea.

"Sería deseable llegar a un acuerdo lo antes posible. No sé si será posible el viernes o el sábado, pero el tiempo apremia", afirmó la dirigente alemana en la comparecencia (sin preguntas) que ofreció junto a Sánchez. Los socios celebrarán una cumbre a finales de semana en la que deben alcanzar un acuerdo sobre los criterios para repartir el fondo de 750.000 millones de euros (500.000 en transferencias a fondo perdido y 250.000 en préstamos) para ayudar a los gobiernos a recuperarse del azote de la pandemia. "Todos tenemos que ser muy conscientes del momento histórico que vivimos. En este sentido estamos convocados a lograr un acuerdo cuanto antes. Julio tiene que ser el mes del acuerdo. Si retrasamos el acuerdo vamos a retrasar la recuperación, si retrasamos la recuperación se va a agravar más la crisis", subrayó Sánchez.

Merkel, firme defensora de ese fondo, lamentó que, a pocos días de la cita en Bruselas, todavía haya "graves diferencias" entre los Veintisiete sobre cómo acceder a esos fondos. Holanda, Austria, Suecia y Dinamarca, los llamados países "frugales" o tacaños, quieren endurecer los criterios, exigir reformas a cambio y recortar el volumen del plan. 

De Estocolmo a París

El presidente español agradeció a la cancillera su posición en este debate. "Es una extraordinaria fortuna que podamos tener a Merkel liderando la UE en este momento tan crítico", dijo. Sánchez está de gira esta semana para intentar defender la necesidad de activar ese fondo ya y de que las condiciones que se impongan no quiten ni "agilidad" ni "eficiencia" a las ayudas. Empezó la semana visitando en Ámsterdam al líder de los frugales, el primer ministro holandés, Mark Rutte, y, tras el paréntesis alemán, seguirá este miércoles a primera hora con otro dirigente 'duro': el jefe de Gobierno de Suecia, Stefan Löfven. De Estocolmo, Sánchez viajará a París, donde sobre las tres de la tarde se reunirá con el presidente francés, Emmanuel Macron. El líder galo y Merkel lanzaron hace ahora dos meses la propuesta de crear el fondo de 500.000 millones para ayudar a los países, regiones y sectores más golpeados por la pandemia. El camino está siendo más largo y tortuoso de lo que pudieron imaginar entonces.

Todos los dirigentes están multiplicando las consultas estas últimas jornadas, para hacer valer sus tesis. Merkel dijo el lunes, tras verse con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, que a lo mejor es necesario celebrar un Consejo Europeo suplementario la última semana del mes en caso de que no se alcance un acuerdo los próximos viernes y sábado.