22 oct 2020

Ir a contenido

DEBATE SOBRE LA RECONSTRUCCIÓN EN EL PARLAMENT

Torra soslaya la autocrítica y exige 30.000 millones al Estado por los efectos de la pandemia

Pide a Sánchez que reclame a la UE 5.000 millones inmediatos de fondos MEDE para Catalunya

Elogia la gestión propia con una autocrítica genérica y solicita a la oposición unidad para reclamar más recursos

Fidel Masreal

Torra dice que no puede estar contento ni satisfecho ante la crisis del coronavirus. / EUROPA PRESS / DAVID ZORRAKINO / VÍDEO: EFE

"No podemos estar contentos ni satisfechos, la complacencia no puede ser como encaremos este debate". Así ha iniciado el 'president' de la Generalitat, Quim Torra, su intervención en el debate del Parlament sobre la reconstrucción social y económica por los efectos de la covid-19. Tras este inicio, Torra ha trazado un discurso de defensa de la gestión del Govern -con una autocrítica genérica que ha eludido la actuación en las residencias geriátricas- y que se ha centrado en la crítica severa a la actuación del Gobierno del PSOE y la reivindicación independentista.

En cuanto a la actuación del Govern, el 'president' ha optado por cerrar filas. Ha afirmado que el trabajo de la 'Conselleria' de Salud ha sido "excelente", ha mostrado todo su apoyo al 'conseller' de Ensenyament, Josep Bargalló y ha afirmado, sobre las residencias, que hubo reuniones semanales con el sector y el Govern aplicó "un plan de inversión sanitaria y social y decidimos sanitarizarlas con un cambio de competencias en el Departament de Salut". En relación a las medidas económicas, ha desgranado los planes de choque sectoriales siempre en forma elogiosa.

Pero Torra ha puesto el foco sobre todo en la gestión del Gobierno español y en la reclamación a la oposición en el Parlament de unirse a las exigencias de la Generalitat al Estado para que inyecte 30.000 millones de euros en Catalunya, flexibilice la regla de déficit hasta el 1% y permita el uso del superávit de los ayuntamientos para luchar contra los efectos de la pandemia. "No debería ser una lucha del Govern sino de todo el Parlament. Estos recursos son para todos los ciudadanos de Catalunya. Les animo a dejar de lado el partidismo; aprieten para que el Gobierno del Estado cumpla, no fallen a los catalanes", ha emplazado el 'president', con referencias directas a los grupos del PSC y los 'comuns', por tener "ministros en Madrid", para que empujen en favor de estas exigencias.

La independencia como solución

Al tiempo que pedía unidad y no partidismo, Torra ha trazado un discurso netamente independentista, político. Ha cargado contra la actuación del Gobierno, en un tono que ha recuperado las etapas de mayor contundencia verbal contra el Estado desplegada durante la crisis: "Nos quisieron residualizar una vez más, aplicar otra vez el artículo 155 camuflado de Estado de alarma pero se encontró con un Govern que hizo lo que creía que tenía que hacer, tuviéramos o no las competencias. No esperen de mí una actitud de sumisión o acatamiento y menos cuando se trata del autogobierno. Aspirando a culminar la independencia, me encontrarán enfrente cuando se trate de cualquier limitación a nuestro autogobierno o nuestras instituciones", ha espetado.

Torra se ha preguntado si por parte del Gobierno "la palabra diálogo aparece y desaparece de los discursos según las conveniencias", ha acusado al Estado de "cerrar en falso" los efectos de la covid-19 por la falta de información detallada sobre fallecimientos, le ha achacado haber actuado tarde y "a remolque" en relación a medidas sociales y económicas que proponía el Govern, y de convertir las reuniones de presidentes autonómicos en "una foto y basta". El 'president' ha hablado de un Govern que ha actuado con "las manos atadas" y ha denunciado el déficit fiscal catalán respecto al Estado.

Torra ha anunciado que enviará una carta a Sánchez y al responsable de los fondos MEDE europeos para reclamar una ayuda de 5.000 millones de euros a un interés del 0,1%. Ha reclamado a Sánchez que vehicule esta ayuda porque Catalunya "no puede esperar".

La autocrítica y la escuela

En cuanto a la autocrítica, las palabras de Torra han sido: "No lo hemos hecho todo suficientemente bien, seguro que hemos cometido algunos errores. En cualquier caso estamos dispuestos a revisar cómo hemos dado cada paso".

En este capítulo, el 'president' ha eludido referencias a polémicas internas entre 'consellers' o a los cambios que se han producido en anuncios como la paralización o no de la obra pública, o la fecha de distribución de mascarillas en las farmacias así como la controversia con la comunidad educativa sobre la reapertura parcial de las escuelas en junio.

En cuanto a la educación, se ha acogido hoy a la cifra de 5.000 nuevos docentes pero ha añadido que en cuanto a nuevos profesores o a inversión económica se actuará "con los recursos que haga falta, contrataremos los maestros que haga falta; tiendo la mano a la comunidad educativa para consensuar este retorno a la escuela".

"La humanidad puede hacer otro papel en la Tierra"

Torra ha anunciado otro comité de expertos del sector de la salud para analizar "las medidas de cambio estructural que necesitamos". Y ha corfirmado que el 21 de julio el Govern aprobará el plan de redefinición de los presupuestos y las medidas económicas y sociales necesarias para la etapa llamada de "reanudación" en Catalunya.

Un 'president' que ha finalizado su discurso hablando de un futuro "disruptivo", apelando a valores morales y universales: "Aferrémonos a la vida viviéndola plenamente, la humanidad puede hacer otro papel en la Tierra".