Casado y Rajoy reivindican la gestión de Feijóo del covid-19

El candidato a la Xunta pide no condenar a Galicia a la "fragmentación política de bloque"

El presidente del PP acusa a Sánchez de "dividir a la población española"

El ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el presidente de Galicia y candidato a la Xunta, Alberto Núñez Feijóo y el líder del PP, Pablo Casado

El ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el presidente de Galicia y candidato a la Xunta, Alberto Núñez Feijóo y el líder del PP, Pablo Casado / SALVADOR SAS (EFE)

Se lee en minutos

En la plaza de toros de Pontevedra, donde Alberto Núñez Feijóo arrancó las campañas electorales de 2009, 2012 y 2016 que se saldarían con mayoría absoluta para los populares, el expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder del PP, Pablo Casado, han arropado este sábado al candidato a la Xunta en el arranque de campaña a los comicios del 12J. Sin embargo, esta vez el coso estaba prácticamente vacío debido a las medidas de distanciamiento social. Una imagen que los conservadores han aprovechado para reivindicar la gestión de Feijóo del coronavirus. 

"Ha protegido a esta tierra", ha clamado Casado sobre el presidente de Galicia tras alabar su forma de enterder la política como "servicio público". El líder del PP ha aplaudido que Feijóo haya actuado siempre en coordinación con el Gobierno de España y, muchas veces, adelantándose a los pasos de la Moncloa. 

Rajoy, por su parte, ha asegurado que Feijóo ha dado una lección de "serenidad, tranquilidad y hacer las cosas bien" en una "situación tan compleja" como la pandemia de coronavirus.  "Feijóo no es un candidato que busque dividir a la gente, es un candidato que apuesta por la integración, por unir, por sumar, por resolver los problemas de todos. No hace una política doctrinaria y sectaria porque no es un político doctrinario ni sectario", ha sentenciado.

Seguir avanzando

El candidato a la Xunta ha hecho un repaso por el camino que ha seguido Galicia hacia la llamada "nueva normalidad". No obstante, ha rechazado este términa ya que, según ha dicho, "si es nueva no es normalidad y si es normalidad no es nueva". En este sentido, ha defendido que su principal objetivo será recuperar la "normalidad plena". 

"He colaborado y colaboraré con el Gobierno de España, me guste o no me guste y tampoco doy ninguna exclusiva si digo que no me gusta, que es el peor gobierno que ha tenido España", ha reconocido Feijóo tras apuntar que la crisis económica y social provocada por la covid-19 no se puede enfrentar "simplemente como una cuestión de partidos, de siglas ni de logotipos".

En este sentido, ha pedido que no se condene a Galicia a la "fragmentación política de bloque" con la que, denuncia, "algunos han dividido a España". "Galicia es unidad y respuestas conjuntas", ha querido dejar claro. 

Reto al PSOE

Capítulo aparta en el discurso de Casado ha merecido Pedro Sánchez. Para el líder del PP, el presidente del Gobierno solo acude a Galicia para "insultar a Feijóo" debido a "esa impotencia del mal jugador de fútbol que quiere que el campo esté encharcado para que la pelota no ruede bien". 

Te puede interesar

Acto seguido, Casado ha puesto encima de la mesa el supuesto entendimiento que populares y socialistas han alcanzado en los últimos días. "El PP ha estado a la altura de las circunstancias", ha dicho antes de recordar que han apoyado las medidas excepcionales del estado de alarma o han tendido la mano a un pacto de estado en la comisión de Reconstrucción del Congreso. Sin embargo, ha señalado que, "lamentablemente, la nueva normalidad para el PSOE vuelve a ser la creación de desempleo e intento de dividir a la población española". 

Además, el líder del PP ha recordado que el presidente del Gobierno estaba celebrando en ese momento un acto de campaña en Ourense y le ha retado a no abandonar Galicia sin comprometerse con el sector industrial de la zona.