06 ago 2020

Ir a contenido

NUEVO SEÑALAMIENTO

El TSJC juzgará a la Mesa del Parlament entre el 21 y 24 de julio

La vista, que estaba prevista para abril, tuvo que ser suspendida por la pandemia del coronavirus

El Supremo, que remitió las actuaciones de los acusados por desobediencia, juzgará a Nuet

Ángeles Vázquez

Simona Barrufet, Lluís Corominas, Carme Forcadell, Anna Simó y Joan Josep Nuet, en 2017.

Simona Barrufet, Lluís Corominas, Carme Forcadell, Anna Simó y Joan Josep Nuet, en 2017. / EFE / TONI ALBIR

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ya ha puesto fecha al juicio contra los que eran miembros de la Mesa del Parlament durante la presidencia de Carme Forcadell acusados de desobediencia durante el 'procés'. La vista oral se celebrará durante los días 21, 22 y 24 de julio.

A finales del pasado mes de marzo, el tribunal se vio obligado a aplazar sin fecha el juicio debido a la declaración del estado de alarma con la que se trataron de frenar los contagios del coronavirus. En una providencia, el tribunal suspendía el juicio que estaba señalado para los días 23, 24 y 28 de abril debido a "la excepcionalidad del momento y las incertidumbres" surgidas, cuya duración se desconocía.

Y como anunciaba, una vez levantado el estado de alarma ha fijado una nueva fecha para juzgar a los exmiembros de la Mesa Anna Simó, Lluís Corominas, Ramona Barrufet y Lluís Guinó, todos ellos de JxSí, así como a la exdiputada de la CUP Mireia Boya, también por desobediencia.

Nuet, al Supremo

La suspensión del coronovirus fue la segunda que se ha producido para la celebración de una vista, que se habría realizado en noviembre del año pasado, pero la elección de uno de los miembros de la Mesa, Joan Josep Nuet, como diputado de ERC en el Congreso, forzó su cancelación.

Quien formaba parte de la Mesa que permitió la tramitación de las leyes de desconexión en el Parlament por En Comun Podem será juzgado finalmente por el Tribunal Supremo, al ser aforado como diputado en el Congreso. En su caso, la causa ha hecho un recorrido de ida y vuelta, porque fue el propio alto tribunal quien remitió al TSJC las actuaciones relativas a los procesados por el 'procés' acusados solo de desobediencia.