EN LLEIDA

Ataque a una sede de TV-3 con pintadas en apoyo a Pablo Hásel

El local ha aparecido con vidrios rotos y la fachada con emblemas en favor del rapero condenado por agredir a un periodista

La sede de TV-3 en Lleida, con pintadas este lunes.

La sede de TV-3 en Lleida, con pintadas este lunes. / ACN

Se lee en minutos

ACN

La delegación de TV-3 en Lleida ha sufrido un ataque entre la pasada madrugada como respuesta a la sentencia que condena a prisión al rapero Pablo Hasél y a una multa, tanto a él como a los otros tres encausados, por haber agredido un periodista de TV-3 durante un encierro en la Uuniversitat de Lleida (UdL), el 2 de junio de 2016.

Los trabajadores de TV-3 se han encontrado los vidrios rotos y pintadas en la fachada con los escritos 'Manipuladores', 'Absolución encausados' y 'Libertad Pablo Hasél'. La televisión pública catalana ha denunciado los hechos y los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación para identificar los responsables. Es el tercer ataque que recibe esta sede puesto que sufrió un primero el 3 de junio de 2016 y otro el 14 de junio de aquel mismo año, después de denunciar la agresión a la UdL.

El primer ataque fue el 3 de junio, el día siguiente de las agresiones que sufrieron tres periodistas (dos de TV-3 y otro del diario Segre) por parte de algunos jóvenes que ocupaban el despacho del rector de la UdL. En aquella ocasión tiraron contra la fachada de TV-3 huevos llenos de pintura blanca y tiza; un ataque que aquel día también se repitió sobre la fachada del diario Segre, en la misma capital del Segrià.

El 14 de junio de 2016, el ataque se repitió y se tiraron tres piedras contra las cristaleras de la fachada, que quedaron agrietadas por los impactos. También aparecieron pintadas con las palabras ''manipuladores'' y ''no sois periodistas''. TV-3 denunció los dos ataques así como también las agresiones que sufrieron sus dos periodistas cuando cubrían la ocupación del rectorado.

La tercera agresión ha tenido lugar esta noche. Esta vez, las pintadas hacen referencia a la sentencia por los hechos denunciados durante el encierro en la UdL y los vidrios han recibido cinco impactos con un objeto desconocido, porque no se han encontrado piedras en la acera.

La semana pasada se hizo pública la sentencia del juzgado penal 1 de Lleida, que condenó el rapero Pablo Hasél a seis meses de prisión por un delito de lesiones por haber agredido un periodista de TV-3 durante el encierro de la UdL, el 2 de junio de 2016. Según el juez, quedó probado que Hasél empujó, insultar y rociar con un líquido de limpieza al periodista y por este motivo, además de la pena de prisión, lo obliga a indemnizar la víctima con 12.150 euros.

El magistrado, sin embargo, descartaba imponer a Hasél una orden de alejamiento porque entiende que no representa "ahora" ningún peligro para la víctima. Hasél, en las redes sociales calificó el juicio por estos hechos de "farsa", lamentó que su versión "no sirve para nada" y ha anunciado un recurso.

Te puede interesar

La sentencia también condenaba por un delito de coacciones a Hasél y tres acusados más y les imponía a cada uno de ellos una multa de 5.400 euros por haber impedido que los periodistas grabaran tapándoles las cámaras con las manos o con ropa, insultándoles e impidiéndoles la entrada en el despacho.

Dos redactores de TV3 presentaron una denuncia a la policía por agresiones puesto que, según se podía ver en varias imágenes grabadas por otros medios y también por teléfonos móviles, se les impidió grabar la protesta cubriéndolos con chaquetas y también dándoles empujones para echarles del lugar. Otro periodista, un fotógrafo del diario Segre, recibió un empujón y cayó encima de una tabla del despacho del rector. Posteriormente le rociaron la nuca con vinagre.