28 may 2020

Ir a contenido

362 fallecidos

Treball amplía la información sobre residencias tras las críticas de Torra

El secretario de Afers Socials se defiende y aporta datos sobre traslados y material

Vergès elude decir en qué fase está la propagación de la pandemia y prevé que "desescalar" llevará semanas

Fidel Masreal

La ’consellera’ de Presidència, Meritxell Budó.

La ’consellera’ de Presidència, Meritxell Budó. / Europa Press

El secretario general de Afers Socials i Famílies de la 'conselleria' de Treball, Francesc Iglesias, se ha incorporado a la rueda de prensa diaria del Govern para ofrecer información sobre la actuación en residencias geriátricas tras la autocrítica del propio 'president' Quim Torra respecto a la gestión comunicativa en este ámbito.

Iglesias ha respondido a las críticas que "desde hace 15 días hemos informado con notas de prensa cada tres días" y ha alegado que los datos "se han tenido que someter a un proceso de validación, fiabilidad y mejora" hasta poder dar una cifra oficial, que es actualmente de 362 fallecidos en estos centros. Iglesias ha anunciado una actualización diaria de las cifras. Y en este sentido ha explicado el plan de derivación de algunos usuarios de las residencias a mutuas privadas. En el caso de Girona, se prevé reubicar a 140 personas mayores con síntomas leves de residencias.

Iglesias ha dado datos sobre el material que se ha hecho llegar "desde inicio de esta semana" a las residencias: "210 mil pascarillas, 100 mil mascarillas quirúrgicas, 200 mil guantes de un solo uso, 32 mil batas, 28 mil gafas de protcción, por un valor de 1,7 millones de euros". El secretario general ha afirmado que llegará más material esta semana para disponer de un stock "suficiente".

La 'consellera' de Salud, Alba Vergès, ha afirmado, sobre el plan para que los usuarios de residencias puedan ir a casa de familiares sin perder la plaza, que "valoramos en cada residencia la mejor actuación para los que viven en ella" y sobre el requisito de un test negativo para poder salir del centro, ha afirmado: "Tendremos que mirarlo, se hizo un protocolo antes del crecimiento de casos, se ha de valorar cada caso in situ, saber el domicilio donde irán las personas mayores y si tiene una mejor adecuación que en la residencia".

Las críticas al Gobierno

Por su parte, la 'consellera' de Presidència y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha pedido de nuevo al Gobierno medidas económicas a cuenta de la administración central "para que cuando superemos la pandemia puedan volver a la normalidad lo antes posible, empresas y trabajadores, la mayoría de decisiones económicas del Gobierno han ido a cuenta de empresas  y trabajadores y no a cuenta del Estado, lo cual puede poner en riesgo las soluciones reales que pedimos para garantizar la viabilidad de estas empresas".

Budó ha pedido que se dote a los ayuntamientos de medidas, como la eliminación de limitaciones al superávit, para que los consistorios puedan usarlos para afrontar la pandemia, así como flexibilizar el techo de gasto.

Recortes en políticas de empleo 

La portavoz ha criticado los 215 millones de recorte en políticas activas de ocupación por parte del ministerio de Trabajo a Catalunya. Los 173 millones asignados a Catalunya representan, ha asegurado, un recorte de más del 55% respecto al pasado año, ha afirmado. "Es inaceptable porque romper las soluciones laborales que se tendrán que aplicar", ha argumentado.

El estado de la pandemia

Por su parte, la 'consellera' de Salud, Alba Vergès, ha evitado detallar en qué fase se encuentra la expansión de la pandemia. "Tenemos certidumbre, por los datos, que las medidas están funcionando pero deberemos seguir tomando medidas y desescalando en las próximas semanas", ha apuntado.