07 jun 2020

Ir a contenido

ATACA AL GOBIERNO

Torra hace autocrítica sobre las residencias pero Treball defiende su gestión

El 'president' se queja de que no ha llegado ningún test a Catalunya por parte del Gobierno

Pronostica un "ciclo largo" de crisis económica tras la pandemia sanitaria

Fidel Masreal

El ’president’ Quim Torra durante la reunión con el Gobierno y presidentes autonómicos.

El ’president’ Quim Torra durante la reunión con el Gobierno y presidentes autonómicos. / ACN / JORDI BEDMAR

El 'president' de la Generalitat, Quim Torra, desplegó ayer un completo y rotundo ejercicio de autocrítica sin tapujos sobre la gestión del Govern en relación a las residencias geriátricas en Catalunya afectadas por el Covid-19. Las palabras de Torra a primera hora de la mañana en Ser Catalunya fueron directas y dirigidas a la gestión de la 'conselleria' de Treball que dirige Chakir El Homrani. Habló de falta de información clara y anunció cambios. Poco después, el 'conseller' replicaba, en declaraciones a la ACN, que se había actuado correctamente en cuanto a la información.

Los dos mensajes dan cuenta de la tensión política interna en relación a los geriátricos, cuyos usuarios, familiares y propietarios públicos y privados han lanzado desde hace días mensajes de socorro desesperados por falta de recursos, de tests, de personal, de material y de instrucciones claras para, por ejemplo, poder facilitar salidas de los usuarios a domicilios de familiares.

El enojo en Junts per Catalunya es indisimulado. Y Torra le puso voz, asumendo que no se ha informado "sobre las residencias con la claridad que se debería haber informado desde el primer momento y esto ha generado una situación de la alarma social". "No lo hemos hecho bien", asumió. "No hemos sido cuidadosos a la hora de trasladar la situación, las medidas, los planes que ibamos imponiendo y esto ha creado desconfianza y una cierta angustia; ayer hubo una rueda de prensa para informar, serán diarias", describió.

También hizo autocrítica -en una entrevista en la que mostró preocupación por la situación y voluntad constructiva, y en la que también lanzó dardos al Gobierno- sobre la burocracia administrativa de la Generalitat. "No podemos perder tiempo en burocracias, papeles y homologaciones", se quejó.

Pero poco después, en declaraciones a la ACN, el aludido, el 'conseller' de Treball, Chakir El Homrani, salió en defensa de su gestión. Dijo que se ha querido informar "de forma muy clara" en todo momento y que se trabajaba para cruzar los datos propios con los de la 'conselleria' de Salud. Y en la rueda de prensa diaria del Govern compareció también el responsable de Afers Socials del Departament de El Homrani, Francesc Iglesias, para empezar a desplegar información sobre derivación de casos a mutuas, desinfecciones y llegada de material a las residencias. Preguntado directamente por la autocrítica de Torra, Iglesias eludió asumir errores y afirmo que se había informado cada tres días y que cuando los resultados se han ido sometiendo a "validación" se han dado en su totalidad.