10 abr 2020

Ir a contenido

venezuela

Siguen las turbulencias del 'caso Ábalos'

Venezuela vuelve a aflorar en el hemiciclo del Parlamento español de la mano del PP

Socialistas y morados salen en defensa del ministro de Transporten con un gran aplauso

Miguel Ángel Rodríguez

La oposición grita dimisión a Ábalos y el Gobierno responde aplaudiendo. / DAVID CASTRO / VÍDEO: EUROPA PRESS

La visita de Delcy Rodríguez, número dos del Gobierno de Nicolás Maduro, sigue coleando con José Luis Ábalos como protagonista. Tanto que el encuentro entre la vicepresidenta de Venezuela y el ministro de Transportes en el aeropuerto de Barajas volvió al hemiciclo del Congreso de los Diputados para enfrentar a defensores y detractores del secretario de Organización del PSOEPPVox y Cs exigieron a voz en grito su dimisión y PSOE y Unidas Podemos respondieron, en pie, con un sonoro aplauso para acallar a la bancada contraria. Un nuevo rifirrafe en la ya larga serie de encontronazos por el 'caso Ábalos'.

Más de un mes después de que el avión en el que viajaba la mandataria venezolana aterrizara en Madrid y Ábalos ofreciera varias versiones diferentes sobre sus motivos para entrevistarse con ella, la cita entre ambos ha pasado por la Cámara baja en un sinfín de ocasiones: preguntas en la sesión de control, una moción consecuencia de interpelación e, incluso, el intento de crear una comisión de investigación.

Y este miércoles, una vez más, volvió a ser el partido de Pablo Casado el que siguió insistiendo con acusaciones de mentiras y gritos de "dimisión". Un ataque al que los diputados del PSOE y Unidas Podemos respondieron puestos en pie y con una ovación para el ministro de cerca de dos minutos.

Mentiras y reproches

El enfrentamiento se inició en la sesión de control al Ejecutivo cuando el diputado del PP Andrés Lorite interrogó a Ábalos sobre si ordenó que se habilitara una zona preferente en el aeropuerto para la dirigente de Maduro y le pidió explicaciones sobre lo ocurrido. "Usted ha hecho de la mentira su método y solo le queda una opción digna: la dimisión", sentenció. Una afirmación que hizo estallar al secretario de Organización socialista. "¿A ustedes les preocupa la mentira? ¿A ustedes? Que nos hicieron creer a España y al mundo que el peor atentado que ha tenido España lo había cometido ETA para salvarse? ¿Que a los soldados del Yak 42 no quisieron identificarlos?", estalló Ábalos a gritos para hacerse oír por encima del estruendo de abucheos y aplausos.

Tanta fue la algarabía que fue incluso necesario que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, interviniera en el debate para mandar callar a ambas partes. "No sé para qué me preguntan si no me dejan responder", retomó Ábalos la palabra aprovechando el silencio. Además, lamentó que a los conservadores, "en el fondo, la verdad no les interesa" y que habían "exagerado" todo lo relativo al encuentro con la mandataria venezolana.

Dio así por zanjado un capítulo más de la polémica, pero no el último. El asunto está en manos de un juez de Madrid encargado de determinar si debe abrirse un procedimiento penal por el encuentro mantenido en el aeropuerto.  Además, también podría pronunciarse el Tribunal Supremo donde PP, Vox y el partido Laócrata han presentado querellas contra Ábalos.