02 abr 2020

Ir a contenido

entrevista en su segundo permiso

Jordi Sànchez acusa a ERC de tacticismo por defender la DUI y esperar elecciones

El expresidente de la ANC explicó que en el 2017 "a la unilateralidad se llegó por decisiones de desunión del independentismo"

El líder de JxCat, Jordi Sànchez, en una imagen de archivo.

El líder de JxCat, Jordi Sànchez, en una imagen de archivo. / GABRIEL BOUYS (AFP)

El expresidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez, ha acusado a ERC de que actuó por tacticismo cuando "defendían la Declaración Unilateral de Independencia (DUI), pero esperaban que Puigdemont convocase elecciones". En la primera entrevista en directo en un plató de televisión, aprovechando su segundo permiso penitenciario, de 48 horas, Sànchez reveló en el programa 'Preguntes Freqüents' de TV-3, entre otras cosas, que en el 2017 "a la unilateralidad se llegó por decisiones de desunión del independentismo, por tacticismo electoral de algunos".

"Llegamos a la unilateralidad a pesar de que los actores que estaban sentados en aquella mesa no todos querían llegar a aquella decisión (la DUI). Algunos, cuando defendían la DUI, esperaban que Puigdemont convocase elecciones". Preguntado sobre a quien se refería, Sànchez contestó "a ERC, lo digo sin tapujos".

Sànchez, que lleva 860 días en prisión, recordó que Jordi Cuixart y él vieron la proclamación de la DUI desde la cárcel y pensaron que no tenía futuro porque "la unilateralidad se ha de desplegar cuando la puedes desplegar con fortaleza". "El diálogo con muchos sectores había fracasado, las elecciones eran una opción", señaló.

El expresidente de ANC, que confesó que se ha "acostumbrado y adaptado, lo que no quiere decir rendirse" a la vida penitenciaria, afirmó que en la concentración que el 20 de septiembre de 2017 ante la Consellería de Economía volvería a actuar igual, aunque "probablemente" no subiría al coche de la Guardia Civil porque fue utilizado posteriomente contra él y Cuixart: "fue una trampa".

Sànchez reveló que ya sospechaba que entraría en prisión y que habló de la posibilidad del exilio, que descartó porque él no tenía una responsabilidad institucional: "el exilio no deja de ser una prisión con los barrotes invisibles", dijo.

El condenado a 9 años de cárcel y de inhabilitacióon por sedición recordó que nunca ha militado en un partido político pese a haber tenido muchas ofertas, también para ir en listas, "de ERC, de Iniciativa per Catalunya del "president Pujol".

Sànchez aseguró que la política no le había seducido, pese a ser profesor de Ciencias Políticas, y que siempre ha preferido trabajar en el tejido asociativo, aunque cuando le ofrecieron ir en las listas electorales de Junts pel Sí, dudó pero aceptó finalmente.

Jordi Sànchez podrá salir de la prisión durante la semana para hacer labores de voluntariado en una entidad, cuyo nombre no reveló, que trabaja con familias necesitadas con hijos que viven en situación de pobreza extrema.

Sànchez consideró que la prision le ha hecho "más tolerante, conmigo y con los demás. Te hace entender la fortuna de la vida que hemos tenido algunos", en comparación con las situaciones sociales y familiares que han tenido que sufrir algunos de los presos. 

Sànchez, que dijo que ha recibido más de 64.000 cartas de apoyo en la cárcel, opinó que la propuesta de modificar el delito de sedición del Código Penal, que le beneficiaría al rebajarse la pena, debería ser "para eliminarlo y no para abaratarlo".