28 feb 2020

Ir a contenido

LA TELARAÑA MORADA

Catalunya, la otra piedra en el zapato de Iglesias

Tras resolver la incógnita andaluza, Podemos intenta apaciguar los ánimos en su filial catalana

Miguel Ángel Rodríguez Roger Pascual

La nueva líder de Podem, Noelia Bail, junto a Albano Dante Fachin y Pablo Iglesias.

La nueva líder de Podem, Noelia Bail, junto a Albano Dante Fachin y Pablo Iglesias.

Podemos se encuentra inmerso en un proceso de reforzar su organización territorial, el talón de aquiles del partido de Pablo Iglesias. El principal foco de tiranteces era Andalucía, donde la líder regional, Teresa Rodríguez, ha pactado su salida de Podemos alegando "discrepancias políticas" con la dirección nacional y deja el camino libre a Iglesias. La reestructuración de la formación tiene otro de sus puntos centrales en Catalunya y la relación entre su filial catalana y los 'comuns'. 

Catalunya ha sido una piedra en el zapato de Iglesias casi desde el inicio. Desde la irrupción de los 'comuns' en Podem Catalunya han convivido dos almas: la que apostaba por acomodarse al 'colauismo' y la que abogaba por marcar distancias. Después de que Albano Dante Fachin se negara a que Podem se sumara a la confluencia de Ada Colau, Iglesias animó a Xavier Domènech a que se presentara a las primarias para pacificar una sucursal que había vivido en la crisis permanente (lleva cuatro secretarios generales en seis años). Tras la dimisión de Domènech, el partido convocó elecciones para sucederle que terminaron deparando un resultado inesperado. Noelia Bail se impuso por solo 19 votos al candidato oficialista, Jaume Durall. A diferencia de Domènech, la líder más longeva de Podem Catalunya (aunque solo lleva un año y cuatro meses en el cargo) no era partidaria de confluir y diluirse en la Catalunya en Comú. Pese a ello, Bail ha tenido que cohabitar con un Consell Ciutadà en el que sus tesis eran minoritarias.

Forzar unas primarias

Hace tres semanas 21 miembros del máximo órgano reclamaron por escrito una gestora la celebración de primarias en Catalunya. Pedían sumarse a la convocatoria de elecciones para la renovación de las cúpulas autonómicas que Podemos ha convocado en mayo. Los firmantes, entre los que se encuentran los diputados en el Parlament de Catalunya, Conchi Abellán, Yolanda López y Lucas Ferro y la parlamentaria en el Congreso, Mar García esgrimían ser más del 60% de los miembros del órgano de dirección. El hecho de que hicieran este movimiento con Bail de baja maternal sentó mal en algunos sectores morados. Los firmantes pedían que una gestora asumiera la dirección hasta las primarias una vez Bail se hubiera reincorporado. Este jueves, la líder de Podem Catalunya se ha reunido en suelo catalán con representantes de la dirección estatal para abordar la situación.

Los críticos que han intentado forzar la consulta interna esperan que unas elecciones puedan "resolver de una vez" por todas el dilema sobre la relación con los 'comuns'. Señalan que no abogan por la disolución, sino por mejorar la relación y coordinación con la confluencia de Colau. Pero, avisan, lo que no puede volver a ocurrir es lo que pasó en las municipales, donde Podem y 'comuns' se enfrentaron en 35 localidades. "No pueden haber listas separadas cuando no hay diferencias políticas", sentencian, reclamando trabajar para hacer políticas que ayuden "a construir y no dividir".

Mejorar la coordinación

Más allá de las distintas visiones, en lo que de momento sí que parece que hay acuerdo es en mejorar el funcionamiento entre Podem y los 'comuns' para evitar que estas disputas lleven a la confrontación electoral o estructuras duplicadas. Ambas formaciones han iniciado un debate para eliminar tensiones orgánicas. Algunas de las fuentes consultadas coinciden en poner como ejemplo a ICV-EUiA, que tenía un órganos de coordinación de coalición permanente que intentaba evitar que hubiera que empezar casi de cero cada negociación electoral.

Desde los 'comuns' se condidera que los miembros de Podem tienen mucho sentimiento de marca y podría causar desavenencias el intentar una integración rápida y forzada. En este proceso podría ser clave para facilitar la convergencia la figura del presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens. El cabeza de lista de En Comú Podem en las dos últimas elecciones es militante de ambas formaciones, como lo era Domènech cuando Iglesias le pidió presentarse a las primarias de Podem Catalunya.