28 feb 2020

Ir a contenido

elecciones catalanas

Rufián cree que no hubo "mala fe" en Moncloa al aplazar la mesa de diálogo

Rufián cree que no hubo mala fe en Moncloa al aplazar la mesa de diálogo. / VÍDEO: EUROPA PRESS

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, cree que Moncloa no actuó con "mala fe" en la decisión inicial de aplazar a después de las elecciones catalanas la mesa de diálogo pactada con los republicanos, que fue rectificada tan solo unas horas después.

"Hicieron una lectura equivocada. Solo les faltaba información", ha defendido Rufián en una entrevista en la Cadena SER, recogida por Europa Press, en la que ha celebrado que se pudiera solucionar y que se haya respetado un espacio de diálogo importantísimo.

Precisamente fue el enfado de ERC lo que llevó al Ejecutivo de Pedro Sánchez a rectificar su postura inicial y anunciar que finalmente sí se constituiría la mesa con el Govern antes de los comicios.

En una primera nota, el Ejecutivo manifestaba que esperaba "poder iniciar dicho diálogo" en cuanto se hubiesen celebrado los comicios en Catalunya y se hubiera constituido un nuevo Govern, un anuncio que ERC no tardó en denunciar por considerarlo un incumplimiento flagrante de su acuerdo de investidura con el PSOE.

"Lo negativo de esto es que nos enteramos por la prensa. Ya era una mala manera de empezar", ha apuntado el político catalán, que se reunió este jueves con el propio Sánchez para trasladarse el desagrado de los soberanistas con su decisión.

"Creo que Moncloa hace una lectura equivocada y considera que se debe posponer todo. Les faltaba información y quisimos ser útiles reivindicando los pactos", ha señalado.

Con todo, el portavoz de ERC ha declinado ofrecer muchos detalles sobre las horas que transcurrieron entre las dos versiones del Gobierno, porque eso llevaría a un bucle en el que se generaría "muchísimo ruido".

Rufián tampoco ha querido pronunciarse acerca de los plazos en que debe moverse la mesa: "Conviene recordar que no se ha constituido porque los gabinetes de los presidentes están hablando. Eso ya es positivo, y sería mas irresponsable meter más presión a eso".