Ir a contenido

Los Verdes europeos reconocen que Puigdemont les supone un "problema"

El copresidente del grupo, Philip Lamberts, avisa que todavía deben debatir si aceptan la solicitud de integrarse en su grupo

En su opinión no sería lógico aceptar al 'expresident' y al 'exconseller' Toni Comín, y reprocha que "jamás" le hayan contactado

Silvia Martínez

Los Verdes, muy críticos ante la entrada de Puigdemont y Comín en su grupo. En la foto, los copresidentes de Los Verdes, Philippe Lamberts y Ska Keller, con su portavoz, durante la rueda de prensa. / LAURA POUS / ACN / VÍDEO: PARLAMENTO EUROPEO / ACN

La incorporación de Carles Puigdemont y Toni Comín al grupo formado por los Verdes y la Alianza Libre Europea (ALE) en el Parlamento Europeo, al que han solicitado adherirse, no está garantizada. El copresidente del grupo, Philip Lamberts, ha mostrado este martes públicamente sus reticencias a incluir a estos dos nuevos eurodiputados porque considera tienen valores opuestos a los del grupo. "Para nosotros la incorporación plantea un problema así que habrá conversaciones en las próximas semanas para llegar a una posición", ha explicado. 

Lamberts considera que es "incongruente" que Puigdemont y Comín se apoyen constantemente en "sus mejores amigos belgas" de la Nueva Alianza Flamenca (el partido nacionalista flamenco) pero pidan al mismo tiempo la adhesión a un grupo como el formado por los Verdes y ALE, el grupo en el que se sientan ERC o el escocés SNP. "Creo que la lógica debería conducirles a sentarse en el grupo de sus mejores amigos", ha apuntado en referencia a los Conservadores y Reformistas Europeo en el que comparten bancada los ultraconservadores polacos, la N-VA o el partido de ultraderecha español Vox.

En declaraciones a El Periódico, el ecologista belga también ha afeado al expresident catalán el hecho de que "jamás" se ha ya puesto en contacto directo con él pese a querer incorporarse al grupo que copreside con la alemana Ska Keller. "Lo que es sorprendente es que Puigdemont y Comín, que hablan con ALE, no nos hayan contactado. Jamás. El Movimiento 5 Estrellas (que también ha solicitado su incorporación a los Verdes) desde el principio nos hablan y se comportan de manera totalmente correcta", ha reprochado en un tono duro, subrayando que vive en Bruselas y que no hubiera sido difícil. "Vivo en un país que se llama Bélgica y que no es enorme. Pienso que Puigdemont puede fácilmente pedir mi teléfono y, si es tan importante para ellos acercarse a los Verdes, lo hubiéramos sentido".

Decisión en dos o tres semanas

A su juicio, para Puigdemont lo más importante desde el principio ha sido estar "extremadamente próximo de la N-VA", un partido que ve cada vez más cercano a la extrema derecha. "La postura de ErC está clara. Quieren que se sumen al grupo. Pero eso no es evidente. A priori no somos favorables a esta hipótesis. Respeto a ErC y se que no quieren ser malos camaradas con Puigdemont y Comin pero no es automático que estas personas se incorporen al grupo", ha añadido reiterando que desde su opinión personal no es lógico.

La decisión tendrá lugar en las próximas semanas. Según ha explicado, primero mantendrán una reunión la próxima semana en Bruselas para "profundizar en la discusión" y esperan que "en dos o tres semanas" haya decisión. El copresidente de los Verdes es consciente de que cuanto más grande es un grupo más peso tiene en el hemiciclo pero entiende también que lo más importante no es el tamaño sino la coherencia política

"No estoy contento con ver que el grupo se convertirá en el quinto grupo o el sexto si el (húngaro) Fidesz se une al ECR, lo cual no es una hipótesis descartable, pero si para ganar tamaño perdemos coherencia me pasaré la mitad del tiempo para explicar por qué en el grupo ha divergencias políticas". Es ha dicho lo que explica la prudencia de los Verdes ante la eventual incorporación del M5S y, sobre todo, de Puigdemont y Comín.