Ir a contenido

Iglesias ultima su equipo de Gobierno y remodelará su grupo parlamentario

El líder morado quiere contentar a todos sus socios y pelea un ministerio para Garzón

Vera y Echenique encabezan las quinielas para ocupar la portavocía en el Congreso

Miguel Ángel Rodríguez

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias / EDUARDO PARRA (EUROPA PRESS)

La negociación entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias está a punto de cerrarse. Al líder morado solo le queda por dar las últimas puntadas a un Gobierno de coalición que se lleva cosiendo desde hace más de dos semanas, cuando selló su alianza con el presidente del Ejecutivo en funciones con un abrazo apenas 48 horas después de que se cerraran las urnas. Todo apunta a que el acuerdo entre ambos dirigentes estaría casi finiquitado después de que a lo largo de esta semana los equipos negociadores terminaran de configurar la estructura final que tendrá el futuro Consejo de Ministros.

"Espero que en la próxima Nochebuena los españoles puedan cenar con un Gobierno", sentenció Iglesias ayer al recoger su acta como diputado en el Congreso. El secretario general de Podemos confía en escuchar el discurso de Felipe VI, en la noche del 24 de diciembre, ya como vicepresidente del Gobierno de España y acompañado por otros ministros morados. Por lo pronto, serán tres más los dirigentes de Unidas Podemos que se sienten a la mesa del Consejo de Ministros el viernes 27 de diciembre, cuando se celebraría la primera reunión del Ejecutivo si se confirmar la hoja de ruta planteada por los socialistas de celebrar la investidura de Sánchez del 16 al 19 de diciembre.

Iglesias ha planteado el reparto de las carteras siendo consciente de que tiene que contentar a todas las formaciones que conforman el grupo confederal. Así, reservaría el ministerio de Igualdad para Irene Montero y pondría a Yolanda Díaz, de IU, en el de Trabajo -donde no tendría competencias en Seguridad Social-. Estos nombres parecen ya inamovibles en la futura estructura del Gobierno. Queda por concretar quién será el encargado de dirigir el ministerio de Universidades, competencia guardada para En Comú Podem. En la terna de candidatos sobresale el nombre de Rosa Lluch, hija del socialista asesinado por ETA Ernest Lluch. 

Además, en un último intento, Iglesias podría estar luchando para lograr un cuarto ministerio en el que situar al coordinador federal de Izquieda UnidaAlberto Garzón, uno de sus principales socios en Unidas Podemos. No obstante, todo apunta a que en el caso de lograrlo será una cartera social de poca entidad como Comercio o Juventud. 

Grupo Parlamentario

Los nombramiento de los ministros de Unidas Podemos supondría desvestir al grupo parlamentario en el Congreso. Principalmente, la elección de Montero dejaría a los morados sin portavoz en la Cámara baja. En este escenario, la actual portavoz del Consejo de Coordinación de Podemos, Noelia Vera, y el secretario de Acción de Gobierno, Pablo Echenique, podrían ser llamados a ocupar el hueco dejado por Montero. Ambos dirigentes ya estuvieron al frente de la portavocía de la Ejecutiva morada durante los últimos años.