Ir a contenido

Noche de calles cortadas en Barcelona

Los activistas se han concentrado en la Diagonal con María Cristina, la Gran Via con Padilla y la Meridiana

Daniel G. Sastre

Cientos de conductores atrapados por los manifestantes que han bloqueado la Ronda del Mig.

Cientos de conductores atrapados por los manifestantes que han bloqueado la Ronda del Mig. / MARTÍ FRADERA

Los CDR se propusieron este lunes por la noche cortar los accesos a Barcelona por carretera, y lo consiguieron en parte. Convocados en laDiagonal –a la entrada de la ciudad–, en Glòries y en la Meridiana, grupos de manifestantes bloquearon el tráfico cruzando contenedores y otros objetos en la vía. En esta ocasión, no hubo grandes incidentes, porque las protestas se quedaron lejos de la afluencia de otras ocasiones y porque los cuerpos policiales no intervinieron.

A partir de las 19.30 horas, unas 150 personas cortaron la Diagonal a la altura de la plaza Maria Cristina, en una nueva movilización contra la sentencia del ‘procés’. En ese punto y en los otros dos afectados, la Guardia Urbana usó la misma táctica: previamente habían desviado el tráfico por calles cercanas, de manera que pocos vehículos se vieron afectados.

Un motorista, afectado por la protesta de los CDR en la Gran Via de Carlos III / martí fradera

Algunos de los concentrados en la Diagonal cortaron también la Gran Via de Carles III, y otros se dirigieron a la Ronda del Mig, que quedó bloqueada durante una hora.

En la Gran Via, a la altura de la calle Padilla, varias decenas de independentistas cortaron el tráfico coreando consignas como «libertad presos políticos» o «las calles serán siempre nuestras». y poco después se dirigieron a la plaza de las Glòries. Allí bloquearon tanto la Gran Via como la Diagonal y la Meridiana, utilizando materiales de las obras de la plaza y algunos contenedores, e impidieron la circulación de los tranvías. También en ese punto se produjeron las primeras discusiones con conductores y transeúntes afectados por el bloqueo, que no llegaron a mayores.

Asamblea improvisada

Un grupo se separó después y se dirigió a la calle Aragó, que quedó cortada a la altura de Independència. Esos manifestantes, unos 60 en total, siguieron avanzando hasta la Diagonal, donde se quedaron media hora antes de improvisar una asamblea y decidieron volver a Glòries para reagruparse. Esos cortes se unieron al permanente de la plaza Universitat, donde siguen plantadas varias decenas de tiendas de campaña.