Ir a contenido

El hartazgo por el bloqueo político derrumba la participación en las elecciones generales casi 6 puntos

La abstención se sitúa en niveles de la repetición electoral del 2016

Catalunya vuelve a registrar una buena afluencia pese a la caída

Rafa Julve

Ambiente electoral en la Universitat de Barcelona.

Ambiente electoral en la Universitat de Barcelona. / FERRAN NADEU

Las cuartas elecciones legislativas en cuatro años han confirmado el hastío del electorado con unos políticos incapaces de aportar estabilidad en forma de pactos. Tras el cierre de los colegios la participación bajó en estos últimos comicios hasta el 69,88%, que son 5,87 puntos menos que el 28 de abril (75,75%), por lo que se situó en niveles muy próximos a los de junio del 2016 (69,83%). Entonces Mariano Rajoy subió a 137 diputados después de haber obtenido 123 en diciembre del 2015 y haberse repetido elecciones al fracasar su investidura. A Pedro Sánchez, ni el aumento de la abstención ni el bis electoral le han ido tan bien como a su predecesor en la Moncloa. [Sigue los resultados de las elecciones generales en España en directo.]

Cuando se contabilicen las papeletas de los votantes que participan desde el extranjero, ese 69,9% es más que probable que se desplome todavía más y ronde el 66,48% en el que se quedaron las votaciones de hace tres años, disputándose con ellas el farolillo rojo de afluencia a unas elecciones a las Cortes. He ahí no obstante dos notas mentales para ver el vaso medio lleno: a las parlamentarias de Portugal del mes pasado solo acudieron el 48,57% de los votantes, y Donald Trump fue elegido presidente en el 2016 con una participación del 55,4%.

 

Aunque se dejaron miles de papeletas por el camino respecto de los comicios de hace medio año, Madrid, la Comunidad Valenciana y Catalunya fueron las más que tiraron del carro de la participación. La primera fue la que mejor aguantó el tipo, superando un más que reseñable 74% (en pasado abril llegó al 79,76%). La segunda acarició el 72% (cuando en el 28-A se situó en un 76,33%) y la tercera incluso superó levemente ese guarismo pese a quedarse lejos del 77,57% de la noche electoral de hace seis meses, un porcentaje que, como el resto, se revisará a la baja con el voto expatriado.

De las cuatro provincias catalanas, la de Barcelona volvió a estar en los puestos de arriba con un 73%. La siguieron Girona (70,6%), Lleida (69,6%) y Tarragona (69,4%), y las cuatro perdieron unos tres puntos porcentuales respecto de los anteriores comicios. A tenor de estos datos, la sentencia del ‘procés’ movilizó menos que el enfado por el encarcelamiento preventivo de los líderes independentistas y la aplicación del artículo 155 de la Constitución, aunque Catalunya sigue estando votación tras votación por encima de la media del conjunto de España. [Elecciones generales en España de noviembre 2019 | Últimas noticias en directo]

Otras comunidades

Volviendo al chequeo por comunidades, Aragón (71,50%), Cantabria (70,82%), Castilla-La Mancha (71,36%), Castilla y León (71,38%) y La Rioja (71,26%) se situaron por encima de la media española. Las que peores resultados de participació ofrecieron, cosa relativamente habitual, fueron Baleares (58,70%), Melilla (57%) y Ceuta (56%). En medio de unos y otros se quedaron Galicia (66%) y Canarias.

"Absoluta normalidad"

El Gobierno ha destacado la "absoluta normalidad" con que se ha desarrollado el proceso de apertura de los colegios electorales en toda España, donde, una hora y media después de la apertura de las urnas, se encontraban ya constituidas el 100% de las mesas electorales. Todas las 59.555 mesas preparadas para recibir los votos de las 34.870.481 personas que pueden acudir a las urnas en España estaban constituidas a las 10.30 horas.

La jornada transcurre con tranquilidad, pero dos votantes han fallecido en sus colegios electorales, una mujer en Granada y un hombre en Guipúzcoa.