Ir a contenido

CITA CON LAS URNAS

El soberanismo radical permite a Junts per Catalunya recuperar peso en Madrid

Laura Borràs: "Señor Sánchez 'sit and talk', mire el resultado y haga política"

"El independentismo está mejor, España está mucho peor", subraya la candidata

Fidel Masreal

Laura Borràs celebra los resultados en la sede del JxCat, este domingo.

Laura Borràs celebra los resultados en la sede del JxCat, este domingo. / JORDI COTRINA

Junts per Catalunya (JxCat) vivió este domingo como una victoria un resultado electoral muy lejano a sus mejores guarismos en unas elecciones generales pero que tapona la fuga constante de votos y escaños que venía sufriendo este espacio político desde el 2011. Un aumento de 7 a 8 diputados que permitirá a los fieles al 'expresident' Carles Puigdemont emprender con fuerza la batalla interna en la reorganización pendiente en el espacio político posconvergente. JxCat experimenta un ligero aumento en porcentaje, pero no deja de ser el segundo peor resultado en unas generales. La candidata, Laura Borràs, eufórica, se felicitó por el conjunto del independentismo y reclamó a Pedro Sánchez: "Seat and talk [siéntese y hablemos], mire el resultado y haga política".

En una comparecencia junto a los dirigentes de JxCat, Borràs subrayó que tras las elecciones "el independentismo crece, está mejor, y España está mucho peor" y en Catalunya "la derecha y la extrema derecha siguem siendo residuales". La cabeza de cartel acusó a Sánchez de "una gran irresponsabilidad" por haber convocado unas elecciones que dejan al Estado "ingobernable". "¿Prefieren seguir autobloqueándose antes que desbloquear el conflicto político en Catalunya? Es la pregunta que le seguimos haciendo", afirmó interpelando al candidato socialista sin cerrar la puerta de entrada a la negociación y apuntando a que este lunes el 'president' Quim Torra, que comparecía junto a Borràs, llamará de nuevo al líder socialista.

Girona versus Badalona

Una vez más, los resultados de JxCat fueron más favorables que los sondeos y por ello la satisfacción fue de menos a más. Únase a este estado de ánimo el buen resultado del conjunto del independentismo en Catalunya, logrando casi la mitad de los escaños que estaban en juego en Catalunya.

JxCat crece en votos y pisa los talones a ERC en Girona, además de mantener el escaño en Tarragona. También gana un escaño en el Senado y lleva a la Cámara alta el discurso combativo de Roger Español, que llama "fascistas" a PP, Ciudadanos y PSOE por igual. JxCat consigue la victoria en el distrito de Sarrià de Barcelona, pero queda por debajo incluso de Vox en ciudades de tanto peso como Badalona, L'Hospitalet del Llobregat, Cornellà, Santa Coloma de Gramenet y Tarragona. Borràs calificó de "extraordinariamente preocupante" el ascenso de Vox y culpó a quienes "blanquean y se manifiestan por las calles de Barcelona con la ultraderecha".

Un debate pendiente

Los resultados permiten a la posconvergencia encarar con cierta calma el proceso de reorganización de un espacio político en el que conviven, en tensión, el PDECat, la Crida, los independientes de JxCat, sectores moderados y voces más radicales. Una de las asignaturas pendientes es la de unificar el discurso: o el independentismo de enfrentamiento con el Estado, o recuperar dosis de centrismo, pragmatismo y utilidad del voto en Madrid para las clases medias. Este último aspecto es el que reclamaba para los suyos uno de los representantes que tendrá JxCat en el Congreso.