Ir a contenido

CITA CON LAS URNAS

Dispositivo policial de máximos para blindar las elecciones generales

Mossos, Policía y Guardia Civil activan su mayor operativo electoral en Catalunya

Más de 92.000 agentes de diferentes cuerpos estarán desplegados por toda España

El Periódico

Agentes de los Mossos d’Esquadra desplegados en Barcelona

Agentes de los Mossos d’Esquadra desplegados en Barcelona / EUROPA PRESS / PAU VENTEO

Los Mossos d'Esquadra, la Policía Nacional y la Guardia Civil activan este domingo su mayor dispositivo electoral en Catalunya, con presencia fija o dinámica en cada punto de votación, para garantizar la seguridad de los comicios. El cuerpo autonómico tiene activados a todos los efectivos disponibles, a los que sumarán unos 2.500 agentes de la Policía y la Guardia Civil, que estarán preparados para actuar a petición de los Mossos.

Un binomio de agentes de la policía autonómica vigilarán cada colegio electoral, y los mossos serán los responsables de ejecutar el llamado dispositivo Urna, si bien estarán en coordinación con los otros cuerpos a través del centro de coordinación operativa (Cecor), instalado en la Conselleria d'Interior para cualquier eventualidad.

Pese a que los cuerpos policiales no quisieron facilitar la cifra total de agentes que han sido activados para participar en el dispositivo del 10-N, fuentes policiales detallan que se trata del mayor dispositivo de los últimos años en una jornada electoral en Catalunya, teniendo en cuenta el actual clima de protestas por las recientes condenas a los líderes del ‘procés'.

Los Mossos mandarán

El peso operativo del dispositivo recaerá sobre los Mossos. Los responsables policiales han diseñado un despliegue con presencia de agentes de la policía autonómica en todos los puntos de votación, aunque esta será fija o estática en función de las necesidades operativas que vayan surgiendo. Si la jornada se desarrolla sin más incidencias de las habituales, tal como prevé que ocurra la policía catalana, la previsión es que solo haya presencia uniformada en los colegios de Mossos y policías locales. La Policía Nacional desplegará por puntos estratégicos de las grandes ciudades a sus efectivos, que estarán preparados para intervenir si los Mossos lo requieren, lo mismo que hará la Guardia Civil en las zonas rurales.

Para hacer frente a la jornada, la jefatura de los Mossos, a través del comisario jefe, Eduard Sallent, ha ordenado a todos sus efectivos que se preparen para un escenario de "máxima activación". Eso afecta principalmente a los agentes de la comisaria general de información y de mediación, y a los antidisturbios de la Brigada Mòbil (Brimo) y el Àrea Regional de Recursos Operatius (Arro).

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, pilotó este sábado en la Moncloa una reunión del comité de coordinación sobre la situación en Catalunya. El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, aseguró que se han tomado las medidas "necesarias y precisas" para garantizar "con toda seguridad y normalidad" el derecho al voto de los ciudadanos. "Lo que deseo es que haya una amplia participación de la ciudadanía", añadió.

Despliegue transversal

En paralelo al dispositivo en Catalunya, más de 92.000 policías de diferentes cuerpos nacionales, autonómicos y locales volverán a desplegarse en toda España para garantizar la seguridad de las elecciones. Serán 45.000 guardias civiles, 29.000 policías nacionales, 13.000 policías locales y 5.000 policías autonómicos.

Un total de 37.000.608 españoles están llamados a las urnas en las cuartas elecciones generales en cuatro años.