Ir a contenido

AUDIENCIA NACIONAL

Los acompañantes de Puigdemont piden el archivo porque al 'expresident' no se le busca por rebelión

Se les imputa por encubrimiento del delito de rebelión que Llarena atribuyó inicialmente al expresident

Argumentan que con la sentencia del 'procés' no pueden ser juzgados por la Audiencia Nacional

El Periódico

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont a la salida de la fiscalia de Bruselas.

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont a la salida de la fiscalia de Bruselas. / JAVIER ALBISU/EFE

La defensa del empresario Josep María Matamala y el historiador Josep Lluís Alay, investigados por delito de encubrimiento del de rebelión por acompañar al expresidente catalán Carles Puigdemont cuando fue detenido en Alemania en marzo de 2018, han solicitado a la Audiencia Nacional el sobreseimiento y archivo de las actuaciones, ya que, tras la sentencia del 'procés', al 'expresident' no está reclamado por rebelión, sino por sedición.

Puigdemont se encontraba en Finlandia participando en una conferencia cuando el juez instructor del 'procés', Pablo Llarena, reactivó una orden europea de detención y entrega contra él en marzo de 2018. El expresident viajó entonces en coche en dirección a Bélgica, país en el que se instaló desde que huyó de la justicia española, acompañado de los mossos Carlos de Pedro López y Xavier Goicoechea, de Alay y Matamala, y el vehículo fue interceptado en Alemania. Los cuatro acompañantes fueron imputados en la Audiencia Nacional por encubrimiento del delito de rebelión, ya que para entonces Puigdemont ya estaba procesado por este delito en el Tribunal Supremo.

Ahora, en un escrito presentado ante el Juzgado Central de Instrucción número 6, al que ha tenido acceso Europa Press, la defensa de Matamala y Alay adjunta tanto la sentencia del Supremo sobre el proceso independentista y la nueva euroórden dictada por el juez Llarena contra Puigdemont. El escrito explica que el Supremo "condena a los principales acusados por el delito de sedición y, lo que es más importante a los efectos que aquí interesan, descarta el delito de rebelión".

Sedición para Puigdemont

Según remarca la defensa que ejerce el abogado Jaume Alonso-Cuevillas, los argumentos utilizados por el tribunal presidido por el magistrado Manuel Marchena para descartar la rebelión son, "por identidad de hecho y razonamiento, idénticamente aplicables a los procesados rebeldes como el president Carles Puigdemont".

De igual forma lo ha entendido, añade el escrito presentado en la Audiencia Nacional, el juez Llarena al cursar nueva euroórden por el delito de sedición, y no por el de rebelión, y autorizar el levantamiento de la suspensión de cargo público de Puigdemont, en su momento acordada en aplicación del artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, "al no existir ya indicios de rebelión".

Por todo ello, la defensa de Matamala y Alay considera que el presunto delito de encubrimiento de rebelión por el que ambos están imputados ya ha "decaído", de modo que solicita al juez Manuel García-Castellón que acuerde el sobreseimiento libre sin más trámite de la presente causa.