Ir a contenido

El Gobierno cree que Torra condenó la violencia "a rastras"

El 'president' condenó la violencia pero la atribuyó a grupos de "infiltrados"

El Periódico / Barcelona

Pere Aragonès y Quim Torra, en el Parlament.

Pere Aragonès y Quim Torra, en el Parlament. / Europa Press

El Gobierno considera que la declaración del presidente de la Generalitat, Quim Torra, en la que hizo un llamamiento a "parar ahora mismo" los actos vandálicos en Barcelona, fue "forzada y a rastras de la violencia", después de haberse negado a condenarla durante días.

Así lo han trasladado a Efe fuentes del Ejecutivo, que califican de "lamentable" la falta de mención de Torra a los Mossos, la policía catalana dependiente de la Generalitat, que está manteniendo el orden y trabajando por la convivencia en Cataluña".

El mensaje de Torra se produjo pocas horas después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, instara al presidente de la Generalitat a condenar los actos violentos que se están produciendo en Cataluña.

Sin apuntar a los CDR

El jefe del Ejecutivo catalán compareció en TV-3 para pronunciar la palabra que había estado esquivando durante 48 horas: «El independentismo condena y condenará la violencia venga de donde venga». Pero sin abandonar los equilibrios que siempre ha mantenido con esos CDR a los que animó en su día a «apretar», Torra eludió echarles la culpa y atribuyó los altercados a «infiltrados y provocadores».